Domingo, 29.03.2020 - 08:14 h

Clegg critica la "complacencia política" de Juncker ante los desafíos de la UE

El ex viceprimer ministro británico Nick Clegg ha criticado este martes la "complacencia política" del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, durante su intervención en el debate de Estado de la Unión la pasada semana, ya que considera que las autoridades europeas están centrando su trabajo "en lo simbólico y no en lo esencial" ante los enormes desafíos del bloque europeo.

El que fuera 'número dos' del Gobierno de Reino Unido durante la etapa de David Cameron ha señalado que, ante los "enormes desafíos" a los que tiene que hacer frente la UE, Juncker mostró una postura "excesivamente complaciente" consigo mismo durante su intervención en el debate. "Me preocupa enormemente que se caiga en la complacencia política y no se escuche a los ciudadanos", ha señalado.

El político británico ha participado este martes junto al exsecretario general de la OTAN Javier Solana en una conferencia en Madrid, con motivo de la segunda edición del Programa Agenda Pública que organiza la escuela de negocios ESADE y la agencia de comunicación KREAB. El encuentro ha sido mediado por el ex diputado socialista Eduardo Madina, actual director del programa de conferencias.

"Como consumidores nos hemos acostumbrado a elegir y a escoger todo lo que queremos, y creo que eso se ha contagiado a la esfera política", ha apuntado Clegg. "Es por ello que vemos cómo emergen cada vez más movimientos separatistas, regionales; la gente se recoge sobre sí misma ante la incertidumbre que supone la globalización, ya que están ante un contexto que no pueden controlar", ha añadido, poniendo de relieve el reto que supone para la UE hacer frente al populismo.

Para el antiguo líder del Partido Liberal Demócrata británico, una de las explicaciones más certeras sobre el auge del populismo en Europa -- para lo que ha hecho una especial referencia al Brexit -- es la enorme influencia que ha tenido la crisis financiera de 2008 en el contexto político internacional.

"Si lo que pasó en 2008 no hubiera ocurrido, no tendríamos a Trump, creo que los británicos no hubieran votado a favor del Brexit y definitivamente no tendríamos a líderes en Europa como Viktor Orban, (Marine) Le Pen o movimientos anti inmigración como el que promueve (Geert) Wilders", ha asegurado.

LA "PARODIA" DE UNA EUROPA SIN FRONTERAS

Otro de los factores clave, ha destacado Clegg, ha sido la crisis de refugiados del Mediterráneo. "La crisis de los refugiados, en la que millones de personas desesperadas huyeron de Siria a Europa, reveló una cosa, una profunda tara dentro de la Unión Europea. Para ponerlo de la forma más simple posible: puedes eliminar tus fronteras externas y mantener las internas o eliminar tus barreras internas y fortalecer las fronteras externas. Lo que no puedes hacer, es deshacerte de ambas.

"Eso es lo que ha revelado la crisis migratoria, que el sueño de una Europa sin fronteras ha resultado ser una parodia", ha asegurado. De acuerdo con Clegg "es completamente normal" que los votantes esperen que sus Gobiernos tengan algún tipo de control sobre quién entra y quién sale de sus país. "Soy totalmente liberal en lo que respecta a la inmigración, creo firmemente en una política abierta de inmigración, pero en un sistema eficiente y que funcione de manera controlada", ha declarado.

Clegg ha defendido por tanto la nueva postura adoptada por la canciller alemana, Angela Merkel, tras recibir críticas por su política inicial de acogida de refugiados. No obstante, ha sostenido que el acuerdo migratorio entre Turquía y la Unión Europea siempre debe ser considerado "como una medida temporal" y no una solución a la crisis.

"Frente al proteccionismo errático de Donald Trump y el surgimiento de China o India como próximos líderes del multilateralismo, la Unión Europea tiene una oportunidad que no puede desaprovechar. Para restaurar la estabilidad de nuestras democracias, debemos centrar nuestro trabajo en lo sustancial, no en lo simbólico y debemos superar los profundos desequilibrios en la zona euro, entre el Norte acreedor y el Sur deudor", ha concluido Clegg. "Si nos separamos, perderemos una enorme capacidad de actuar de forma conjunta", ha añadido Solana, mostrando su aprobación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING