Viernes, 06.12.2019 - 19:59 h

Bárcenas atribuye a Rajoy el cese de las relaciones entre el PP y Correa

El extesorero del Partido Popular ha explicado en su comparecencia por el caso Gürtel que sí que existía una caja B, aunque la ha denominado "contabilidad extracontable sin carácter finalista".

El PP ha negado la existencia de la contabilidad paralela, pero el resto de partidos no han tardado en reprochar al partido de Mariano Rajoy las palabras de Bárcenas.

BARCENAS

La "contabilidad extracontable sin carácter finalista" es el término orwelliano o propio de la post-verdad con el que Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, ha denominado a la caja B del partido. Reconoce así la existencia de donativos realizados por los empresarios que entregaban dinero de manera "no oficial, extracontable y era del PP, claro". Aunque para Bárcenas estas contribuciones económicas son similares a las que se hacen al médico o al fontanero. "Lo hacemos todos", ha asegurado el extesorero.

Pero en ningún caso suponían un beneficio para ellos. "Eran donativos sin carácter finalista, no respondían a ninguna gestión, no se contabilizaban oficialmente, es obvio, pero se llevaba un control de entradas y salidas (...) el señor Lapuerta como máximo responsable quería tener la certeza de que estaba bien controlado, y por eso le dábamos el visé para justificar ante terceros".

Bárcenas tira de la manta y reconoce que se realizaron pagos no contabilizados por parte de empresarios en una caja B -o extracontable-, siendo la intención de los contribuyentes entablar relaciones con el partido. "Algo inocuo", según Bárcenas, ya que Álvaro Lapuerta, extesorero del PP, decía siempre a los responsables de la formación "no tengo el menor interés en el tema, pero sí te pido que le invites a un café y me dejes bien".

Su interrogatorio no sólo ha girado en torno a la "contabilidad extracontable", también ha intentado salvar a su mujer, Rosalía Iglesias. Ha intentado desvincularla de los negocios, acusada como cooperadora en los delitos contra la Hacienda Pública, ya que "Todas las operaciones las hago yo, mi mujer sólo estampa la firma".

Ha llegado a decir que "Las declaraciones de la renta las realizaba yo con el asesor. Las hacíamos separadas o conjuntas según fuera más ventajosa. El asesor me las explicaba, y yo firmaba la mía y ponía un garabato en la declaración de mi mujer". Aunque los cuadros estaban a nombre de Iglesias -los compraba porque a ella le gustaba el arte- las actividades de adquisición y venta son de exclusiva responsabilidad suya, asegura.

Rajoy acabó con la relación con Correa

En su declaración ha desligado a Mariano Rajoy de la caja B, asegurando que fue el presidente del Gobierno el que en 2003 decidió finalizar con la relación contractual con el cabecilla de la Gürtel. Fue un empresario donante del PP le dijo al presidente del Gobierno y al extesorero Álvaro Lapuerta en 2003 que Correa "se dedicaba a actividades ilícitas en ayuntamientos de la Comunidad de Madrid y cualquiera que quisiera hacer negocios en esos ayuntamientos tenia que pasar por su despacho".

"Le hicieron una envolvente a Correa", ha asegurado ante el tribunal que le juzga por su relación con la trama, ya que no cree en la veracidad de la denuncia. Tras el aviso, Bárcenas recibió órdenes de dar por finalizadas todos los contactos y que "no volviese a entrar" en la sede del partido. Bárcenas ha llegado a decir que al presunto cabecilla de la Gürtel "se le subió a la cabeza".

También ha negado haber cobrado dinero de Correa. "No he recibido nada de él ni directamente ni a través del señor Correa". Sin embargo, ha reconocido que él se pagaba sus viajes personales, aunque confiesa que se benefició de al menos dos viajes de la agencia Pasadena, propiedad de Correa, pero a modo de "incentivos".Cambia puntos de su declaración

En su declaración, el extesorero ha cambiado su testimonio en varios puntos. Si en 2014 dijo que se realizaron pagos en negro a proveedores, hoy ha dicho que "Ninguna de las empresas de Correa ha recibido cantidades en efectivo. De la sede central del partido todo lo que se pagaba, se pagaba oficialmente, la subvención por la ley electoral era lo bastante generosa para que no hiciera falta pagar nada, no era necesario pagar nada".

Por otra parte, ha asegurado que en 2008 el secretario general del PP, Ángel Acebes, permitió contratar con las empresas de la trama parte de la organización del Congreso que se celebró en Valencia ese año. Bárcenas ha realizado esta mención a Acebes tras explicar que fue el propio Rajoy quien había decidido cuatro años antes, en 2004, cortar la relación del PP con las empresas de Correa. En la reunión en la que se decidió cortar relación con las empresas de Correa estaban presentes Mariano Rajoy, Álvaro Lapuerta y Ángel Acebes.El PP lo niega

Palabras que el PP no ha tardado en negar por medio de el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, estas acusaciones. Además de la escueta negación, no ha realizado más comentarios sobre lo que considera una estrategia de defensa del extesorero popular.

Casado afirma que "Está muy muy tranquilo y muy orgulloso de lo que ha hecho" su partido. "Este tema ha sido muy difícil para el partido, hemos defendido en todo momento la honorabilidad y el desconocimiento de todas las acusaciones que se llevan haciendo, que por supuesto hemos negado".

Sin embargo, el resto de formaciones sí han reprochado las palabras de Bárcenas al PP. Iñigo errejón, número dos de la formación morada, ha dicho que "El rescate era un crédito en “condiciones favorables”, la crisis un crecimiento negativo y ahora la Caja B contabilidad "extracontable".El rescate era un crédito en “condiciones favorables”, la crisis un crecimiento negativo y ahora la Caja B contabilidad "extracontable" pic.twitter.com/SWvWLJIWW3— Íñigo Errejón (@ierrejon) 16 de enero de 2017

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat valenciana por Compromís, también ha dado su opinión vía Twitter.L@s ciudadan@s tienen claro que lo de Bárcenas es una patraña, lo q sí está claro es q la corrupción era sistémica en PP #barcenasrespondem4 pic.twitter.com/NOL29y1RCm— Mónica Oltra Jarque (@monicaoltra) 16 de enero de 2017

Mientras que el PSOE ha insinuado que "Algo ha cambiado para que la declaración de Bárcenas no haya sido tan clara como otras veces"..@mariojimenez: "Algo ha cambiado para que la declaración de Bárcenas no haya sido tan clara como otras veces".— PSOE (@PSOE) 16 de enero de 2017Los cuadros de Bárcenas

La segunda parte del interrogatorio ha girado en torno a los negocios de Bárcenas y la compraventa de obras de arte. Según el extesorero fue así como logró amasar su fortuna, pero nunca lo declaró a Hacienda. Eso sí, aunque compró cuadros desde los 80, no fue hasta 2002 cuando empezó a ganar dinero gracias a ellos. Al principio los cuadros eran "regalos" para su mujer, quien era aficionada al arte.

Esas operaciones le permitieron tener una cantidad de dinero en efectivo. "La venta se liquidaba en efectivo. De 30.000 euros yo me quedaba con unos 10.000 que los dejaba en una caja fuerte pequeñita en mi despacho", explicó a la fiscal.

Uno de los momentos más tensos se produjo cuando la fiscal ha intentado sonsacar alguna contradicción sobre estas operaciones y acusó al Ministerio Público de actuar con "mala fé procesal". En ese momento se hablaba de una venta por la que él y su esposa Rosalía Iglesias se embolsaron 560.000 euros.

El episodio implica a la marchante de arte Isabel Mackinley, que aseguró que cobró 1.500 dólares por figurar en dos contratos de mediación y compra-venta de estos cuadros, uno en 2004 y otro en 2006. Mackinlay, que testificó por videoconferencia desde Buenos Aires en 2013, negó "rotundamente" que su firma fuera la que aparece en esos dos contratos. Bárcenas dijo que se querellaría por falso testimonio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING