Miércoles, 21.11.2018 - 03:46 h

Carlos Lesmes, un juez con experiencia que trabajó para el PP

  • Lesmes es magistrado del Tribunal Supremo desde algo más de tres años, pero parte de su carrera ha estado destinada a la política.
  • Fue director general de Relaciones con la Administración de Justicia desde 2000 hasta 2005, es decir, en el último Gobierno de José María Aznar, con Ángel Acebes y José María Michavila como ministros.
Carlos Lesmes

Carlos Lesmes (Madrid, 1958), magistrado de lo Contencioso del Tribunal Supremo, ha sido elegido para presidir el Tribunal Supremo yel Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por 16 votos frente a cuatro.Lesmes ha sido presidente de la Sala de lo Contenciso Administrativo en la Audiencia Nacional (AN), tribunal que llegó a presidir en funciones durante un tiempo después de que lo abandonara el que fuera su presidente,Carlos Dívar. Lesmes fue uno de los que defendió dentro de la Sala de la AN, según apunta El País,el polémico indulto del Gobierno a un conductor kamikaze.Ingresó en la carrera judicial y fiscal en 1983 y ejerció la segunda ocupación, la de fiscal, en Alicante, en la Audiencia Territorial de Madrid (actual Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma) y ante el Tribunal Constitucional, desde ese año y hasta 1993. Ha ejercido cargos políticos durante el gobierno deJosé María Aznar (PP):así, fue nombrado director general de Objeción de Conciencia en el Ministerio de Justicia en mayo de 1996.Años más tarde, el Consejo de Ministros le nombró director general de Relaciones con la Administración de Justicia (mayo de 2000), cargo que ocupó hasta ser elegido presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional el 28 de septiembre de 2005.Su nombre ha sido el más sonado desde que el ministroAlberto Ruiz-Gallardónpisó el acelerador hace aproximadamente un mes para renovar el órgano de los jueces, cuyos vocales se encontraban en funciones desde el pasado mes de septiembre. El Gobierno quiere que sea Lesmes la persona que dirija el Poder Judicial y así lo ha negociado con el principal partido de la oposición.

Desde el tribunal donde trabaja ahora no acaban de ver con buenos ojos su nombramiento, porque se esperaba que se eligiera a algún magistrado con más tiempo ejerciendo, comoJuan SaavedraoÁngel Calderón, cuyos nombres también sonaron en las quinielas.

No quieren que se repita lo del anterior presidente,Carlos Dívar, quien llegó a su puesto sin haber pisado antes el Supremo, inexperiencia que se notaba en la toma de decisiones y en la labor del día a día.

Sin embargo, fuentes muy próximas a él aseguran que tiene un alto sentido institucional con un perfil muy técnico,todo lo contrario a un político al uso. Le definen como hombre noble, reflexivo más que impulsivo, aunque persuasivo; profundamente vocacional, serio y cordial. No son pocos los que le definen como unprofesional de alto nivel jurídicocon una notable experiencia en la carrera judicial.

Su nivel técnico, precisamente, sirvió para formar parte del comité que elaboró las dos últimas leyes orgánicas del Poder Judicial, la última de ellas la que ha cambiado parte de la composición y funcionamiento del CGPJ que ahora va a presidir.

Quienes le conocen dicen que tiene evidentemente unperfil conservador, ideológico pero muy técnico. Otras fuentes dicen que sin duda es un magistrado politico y ahora ha sido un gran apoyo para Gallardon.Una vez nombrado Lesmes, él será quien proponga a la persona que deba ocupar el nuevo puesto de vicepresidente del Supremo, decisión que el CGPJ tomará en las próximas semanas, así como la composición de su comisión permanente. Los nuevos vocales, cuyosnombramientos fueron acordados por los grupos políticos el pasado mes de noviembre, integrarán un CGPJ que acaba de ser reformado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios