Lunes, 22.07.2019 - 23:08 h
Incrementan la presión sobre Cs

El Ibex insiste a Rivera y le pide una abstención por el bien de la economía

La gran empresa apuesta por un giro naranja y da la razón al grupo de Garicano y Roldán. Creen que podrían salir reforzados en España y en Europa.

Albert Rivera bolo
El Ibex insiste a Rivera y le pide una abstención por el bien de la economía. / EP

La gran empresa mira con atención la crisis abierta en Ciudadanos. Reconocen "nervios" y "cierta intranquilidad" ante el bloqueo político que no termina de desatascar la investidura de Pedro Sánchez. Por eso han hecho llegar a Albert Rivera y su entorno diferentes mensajes. Unos lo llaman "presiones" y otros lo definen como "intercambio de opiniones", pero lo cierto es que en el Ibex 35 no se termina de entender el 'no es no' de la ejecutiva naranja hacia el candidato de los socialistas. Se alinean, más bien, con las posturas defendidas por Luis Garicano, Toni Roldán y los ex de UPyD.

En la gran empresa, y algunas catalanas forman parte del selectivo, consideran que la situación de España exige el concurso de Cs. Se refieren al "sentido de Estado" que debería aplicarse en un partido roto en dos por el enroque de una parte de la dirección. Su apuesta: una abstención 'patriótica' en una segunda votación (donde se requiere mayoría simple) para solucionar la investidura. 

Fuentes de estas empresas indican que la "estabilidad del país" y la economía agradecerían ese paso al frente de Ciudadanos. Hablan incluso de "patriotismo" e invitan al partido naranja a tomar dicha decisión que solucionaría que la formación de Gobierno dependiera de formaciones independentistas. Creen que "tanto los votantes como los no votantes" de Cs lo verían con buenos ojos.

Incluso en la gran empresa consideran que Cs podría salir victorioso de esa abstención 'patriótica'. "Abstenerse no significa estar de acuerdo con Sánchez", apuntan. Así, una opción pasaría por que Rivera suba a la tribuna del Congreso y pronuncie un "discurso impecable" en el que mezcle dos ideas: que no apoya a los socialistas pero que sus 57 diputados se abstienen 'in extremis' por el bien del país y de la economía. Esto provocaría que Cs pueda ser visto, además, como "un partido de poder" que ganaría peso tanto en España como en Europa.

Cs se enroca y mantiene su 'no'

Pero Ciudadanos sigue encerrado y en la gran empresa no confían en un giro en los próximos meses. Ni en primera ni en la segunda votación ven posibilidades de una abstención. Por eso en estos sectores empresariales empiezan a escucharse voces críticas contra el proyecto "personal y personalista" de Rivera. Denuncian que está "cerrado en banda" y que no escucha a ningún emisario.

En Cs, por su parte, defienden que no van a incumplir el compromiso que fijaron durante la campaña: no hacer presidente a Pedro Sánchez. No atienden a presiones, ni a comentarios críticos, ni a mensajes del PSOE. Su 'no es no' es definitivo, tal y como votó la amplia mayoría de su ejecutiva el pasado lunes.

De momento en Cs solo se han manifestado siete críticos. En el cónclave del pasado lunes fueron Luis Garicano y Javier Nart quienes pidieron revisar la estrategia de pactos en relación a la próxima investidura de Pedro Sánchez. El resultado de la votación fue el siguiente: cuatro votos a favor de cambiar de postura (Garicano, Nart, Fernando Maura e Francisco Igea), tres abstenciones (Ignacio Prendes, Marta Martín y Orlena de Miguel) y 24 votos a favor (los del bloque que respalda a Rivera). Poco peso el de los críticos, al menos de momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios