Miércoles, 26.06.2019 - 22:57 h
Desajustes y cifras récord en el mercado 

Cortocircuito del sistema de precios de la luz tras la locura de los 11.000€ por MWh

Competencia propondrá al Gobierno medidas para reformar el mecanismo de fijación de precios en el mercado eléctrico.

Gráfico precio luz.
Gráfico precio luz.

Puede ser que la gota haya colmado el vaso. La espectacular subida de precios registrada en el mercado mayorista de electricidad el martes 7 de mayo ha colocado en primer plano el (mal) funcionamiento del mecanismo de fijación de precios diseñado hace 20 años. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) se ha comprometido a proponer al Gobierno una reforma del mercado con la que ningún ministro y ningún Gobierno se ha atrevido en dos décadas. La entrada masiva de energías renovables, las directivas europeas que abogan por una mayor participación de los usuarios en el mercado eléctrico y las sospechas de manipulación de precios cuestionan el modelo.

El debate sobre los fallos del sistema que casa la oferta y demanda de electricidad no son de hoy. Nacieron prácticamente con el sistema, pero han ido en aumento cada vez que los sucesivos organismos supervisores (CNE, CNC y luego la CNMC) empezaron a recoger, vía expedientes, las presuntas manipulaciones del mercado. La más habitual es reservar la oferta de energía hasta que el sistema -a través del gestor Red Eléctrica de España- se vea con el agua al cuello y reclame producción sin importar el precio. El último  en llegar marca el precio que cobrarán finalmente todos. 

Algo así sucedió el martes 7 de mayo. REE se vio con el agua al cuello para cubrir la demanda. Luego, el juego de oferta y demanda llevó el precio del Mwh por encima de los 11.000 euros entre las 20.00h y las 21.00h, a punto de arrancar el partido de Champions entre el Liverpool y el Barcelona. La CNMC analiza si todo fue casual. El hecho de que el máximo autorizado a pagar en el mercado sea de 9.999 euros por Mwh es un magro consuelo. El juego del mercado liberalizado ha revelado todas sus imperfecciones. El Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera sabe que más temprano que tarde tiene coger el toro de los precios por los cuernos.

Precios y costes

La ministra en funciones sabe del tema. Dirigió al grupo de expertos que, entre otros temas energéticos, analizó el funcionamiento del "pool" eléctrico. Entre sus conclusiones figuraba que "los precios de este mercado (tal y como está ahora diseñado) no revelan adecuadamente los costes". O lo que es lo mismo. Hay tecnologías que cobran por encima de lo que deberían. Con el sistema actual, según los especialistas el parque histórico de generación (nucleares e hidroeléctricas), habría sido sobreretribuido con entre 1.000 y 3.000 millones de euros anuales.

Documentos internos de una de las grandes eléctricas apuntaban hace apenas dos años a los problemas del mercado. Aunque en otra direcciónLos papeles detallaban cómo "la entrada masiva de las energías renovables en los últimos años ha distorsionado el mercado". La razón: haber entrado en el juego de oferta y demanda en el 'pool' "a un precio cero y con prioridad de despacho". El sistema (mercado mayorista) tenía sentido, añadía el documento "cuando las renovables representaban una parte no muy relevante, pero hoy en día su aportación es superior al 50% en muchas ocasiones". La conclusión: el mercado ya no da señales adecuadas de precios.

Además, el pool eléctrico está concebido para un mercado centralizado. La oferta está localizada en un puñado de empresas que intentan vender su energía al mejor precio posible. Pero el futuro busca otras veredas. Las directivas europeas contemplan un mayor papel en el mercado de los autoconsumidores, convertidos a su vez en productores y unidos mediante empresas agregadoras de demanda.

Fin de mandato

Todo apunta a la reforma. La CNMC, con un presidente -José María Marín Quemada-que acaba mandato este año, parece haber decidido poner la lupa más que nunca en un mercado eléctrico en el que las empresas tradicionales, Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo controlan todavía tanto el mercado libre como el regulado. Tras el último sobresalto, Marín Quemada se ha comprometido a elaborar un informe con sus recomendaciones de cambios al Gobierno.

Pero antes tendrá que haber debate interno. En la CNMC hay consenso sobre la necesidad de revisar el modelo. Pero no lo hay sobre el alcance de esa revisión. En el seno del organismo hay quien opina que bastaría con retocar una de las partes del mecanismo, el mercado de restricciones y sus logaritmos, sin entrar en el mercado diario, en el que se fijan los precios para cada hora del día siguiente.

El punto neurálgico es el mercado de restricciones. Es ahí donde en ocasiones los precios llegan a la estratosfera. Es el mercado de urgencia al que se recurre para terminar de ajustar en tiempo real oferta y demanda de electricidad sin límite de precio.  Competencia pone la lupa en ese espacio habitualmente. Y encuentra. La CNMC ha abierto expedientes sancionadores periódicamente desde el año 2008 por presuntas manipulaciones del mercado y para elevar los precios en el mercado mayorista. En 2011, 2015 y 2019 ha habido anuncios de importantes sanciones para las grandes compañías -Iberdrola, Endesa y Naturgy-. La historia no ha acabado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios