Lunes, 06.04.2020 - 15:30 h
Una medida de gran impacto

El Gobierno prepara una moratoria en el pago de alquileres con efecto retroactivo

Unidas Podemos quiere que la congelación se apruebe cuanto antes pero desde la Vicepresidencia económica apuestan por contemporizar el plan de choque.

Consejo de ministros celebrado en el búnker de Moncloa
El Gobierno prepara una moratoria en el pago de alquileres con efecto retroactivo / LI

El Gobierno sigue debatiendo más medidas económicas para hacer frente al 'shock' que va a suponer la crisis del coronavirus en la vida de los españoles. Una de ellas, que está siendo objeto de estudio en este momento, es aprobar una moratoria en el pago de los alquileres, según explican fuentes gubernamentales consultadas por La Información. Sería una decisión que afectaría a gran cantidad de contratos y, por tanto, de ciudadanos. El problema es que el Ejecutivo de coalición quiere hilar fino para no perjudicar a algunos colectivos en detrimento de otros. La tensión es ya evidente e irá en aumento a medida que se aproxime el próximo consejo de ministros, el del próximo martes.

El debate se encuentra a día de hoy abierto en el consejo de ministros, como han estado antes tantas otras medidas aprobadas este martes pasado. Es una situación muy parecida a la de la moratoria en el pago de las hipotecas: un grupo de ministros, liderados por Pablo Iglesias y en el que se encuentran el resto de titulares de Unidas Podemos, quiere celeridad; y otro grupo, capiteaneado por Nadia Calviño y María Jesús Montero, prefiere ir algo menos rápido. Son dos formas diferentes de entender la situación y de aplicar una solución. 

A día de hoy ambos bandos se muestran de acuerdo en aplicar esta moratoria en el pago de los alquileres, según diferentes fuentes, y en que, además, se haga con carácter retroactivo. La fecha que está empezando a fijar el Gobierno para esta retroactividad es la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo. En el Ejecutivo ya anticipan en este sentido que se aprobarán más medidas económicas en los próximos días que también serán retroactivas. 

En Unidas Podemos quieren que la medida se anuncie lo antes posible. De hecho, están intentando que esta moratoria de los alquileres se incluya en la próxima Comisión Delegada de Asuntos Económicos. Consideran que la situación es extrema para muchos españoles afectados por el drama que ya está suponiendo para su puesto de trabajo la crisis y quieren darles una solución urgente que alivie su economía personal y familiar. Los dirigentes morados están de acuerdo en establecer de forma clara en el decreto a qué supuestos de vulnerabilidad debería afectar la medida,  para evitar casos de familias arrendadoras que se queden sin ingresos al ser el alquiler su única vía de ingresos. Todo está sobre la mesa.

En el Gobierno, en el lado más reacio, hay quien piensa que intevenir los contratos de alquiler no es lo más adecuado en este momento porque el 'shock' económico será una situación coyuntural, de duración limitada. Optan, por tanto, por que arrendatarios y arrendadores puedan pactar de forma personal esa moratoria, no imponérsela, o unas condiciones de pago más razonables hasta el momento en que vuelva la normalidad.

Hay que mencionar que la moratoria en el alquiler acaba de ser anunciada por Emmanuel Macron en Francia para un colectivo, las pymes: "Se suspenderán las facturas de electricidad, gas y alquiler para las pequeñas y medianas empresas en dificultades", adelantó el jefe del Estado del país vecino.

Intensas conversaciones en el Gobierno

Están siendo días de intensas conversaciones entre diferentes ministerios y Moncloa con el objetivo de consensuar el nuevo paquete de medidas económicas previsto para el próximo martes. Se está aplicando un control de los tiempos, a pesar de las demandas que vienen desde diferentes sectores. La estrategia del Gobierno pasa por, primero, intentar paliar los daños que ya están siendo reales en la economía y el empleo. Después, una vez controlada la crisis sanitaria, se está preparando la fase expansiva y ahí se contemplan ya algunos estímulos fiscales para que el crecimiento sea en forma de 'uve'.

Pero, como se ha venido contando en La Información, Unidas Podemos quiere sacar esa 'munición' ya. Es también una batalla por la comunicación, por el control del mensaje. El ejemplo más claro de este pulso que se está manteniendo en el consejo de ministros se libró con la ya citada moratoria de las hipotecas. Iglesias fue duro, la ocasión lo requería, y consiguió que la congelación de los pagos se incluye el el decreto.

Antes, en el maratoniano consejo de ministros del sábado también hubo debate. El motivo, el mismo: acelerar las medidas de protección a la clase trabajadora. El intercambio de pareceres se produjo en la primera fase del cónclave y ello obligó a retrasar todo el plan previsto. Luego entraron a debatir el decreto del estado de alarma, lo que les llevó a una reunión de más de siete horas.

Hay más medidas cocinándose en este momento. Decisiones no solo económicas, también que afectarán a diferentes ministerios que hasta ahora están teniendo un papel secundario. Se están preparando para ser anunciadas en las próximas horas con la misma intención que la moratoria en el alquiler: que algunas de ellas tengan carácter retroactivo al inicio del estado de alarma. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING