Sábado, 22.09.2018 - 03:59 h
Causa del 'procés'

Forn reitera a Llarena que no propició la violencia y le pide salir de Estremera

Rull espeta al juez que "ha perdido su prestigio" mientras que Romeva denuncia la "criminalización del independentismo pacífico".

Los tres procesados a su llegada a la AN en noviembre.
Los tres procesados a su llegada a la AN en noviembre. / EFE

El juez Pablo Llarena, que instruye la causa del 'procés', ha comunicado este martes a los exconsejeros de Interior, Relaciones Internacionales y Territorio de la Generalitat, Joaquim Forn, Raul Romeva y Josep Rull su procesamiento por rebelión y malversación de caudales públicos. 

El exconsejero de Interior de Cataluña Joaquim Forn, en prisión desde el pasado 2 de noviembre, ha sido el primero en comparecer ante el magistrado a quien ha pedido salir de la cárcel para preparar su defensa y al que ha vuelto reiterar que en ningún momento propició la violencia en relación con los hechos investigados y su voluntad de abandonar la política -incluso la municipal- y de acatar la aplicación por el Gobierno del artículo 155 de la Constitución.

Así lo han señalado fuentes presentes en la declaración indagatoria,a la que Llarena ha citado también a los exconsejeros Romeva y Rull, internados también en la cárcel de Extremera desde el 21 de marzo pasado. El primero, que se ha proclamado "un demócrata" comprometido con la cultura de la paz, ha denunciado la "criminalización" del independentismo por vías pacíficas.  

El exconseller ha centrado su intervención en desvincular de cualquier expresión de violencia el programa independentista de ERC, partido con el que se presentó a las elecciones del pasado 27 de diciembre, y ha lamentado que, pese a ser legal, ahora se intente criminalizarlo, para apuntar después que Cataluña tiene "legitimidad" para ejercer la autodeterminación, un principio que ha dicho que apoya desde posiciones no nacionalistas, por el hecho de ser "un demócrata".

Romeva ha recordado al juez su currículum personal, vinculado a la cultura de la paz y la mediación en la resolución de conflictos, y ha asegurado que nunca ha estado ni estará de acuerdo con el uso de la violencia para conseguir fines políticos. El exconseller también ha aprovechado su intervención para argumentar que el Tribunal Supremo carece de competencias para investigarlo.

En un sentido parecido se ha expresado el también exconseller Josep Rull. El antiguo titular de Territorio durante el último mandato de Carles Puigdemont ha espetado al juez Llarena que ha perdido su "prestigio" y le ha acusado de estar actuando en coordinación con el Gobierno central.

Rull ha expresado su desacuerdo con las acusaciones que se le imputan y, por ejemplo, ha negado que su decisión de no autorizar que uno de los barcos desplazados para el dispositivo policial del 1-O entrara en el puerto de Palamós (Girona) tuviera motivaciones políticas. 

En su intervención final, el exconseller se ha encarado al magistrado para reprocharle los tres motivos por los que considera que se encuentra en prisión preventiva: porque participó en la elaboración de documentos políticos que sirvieron como base del programa electoral independentista de 2015, porque participó en reuniones en las que se hablaba del proceso soberanista y por no dar permiso para que un buque policial atracara en el puerto de Palamós. En su alegato final, Rull ha cuestionado la "imparcialidad" del juez Llarena, a quien ha recriminado su "evolución" en función de los últimos acontecimientos en Cataluña. "No estaríamos aquí juzgados si no hubiéramos ganado las elecciones", ha asegurado en su declaración ante el juez.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios