Viernes, 16.11.2018 - 03:16 h
Consejo de Ministros

El Gobierno duplica el presupuesto contra la pobreza infantil hasta los 10 millones

El Plan Veca, que se implantará en colaboración con las comunidades autónomas y ayuntamientos, incluirá desayuno y comida en los comedores infantiles.

Isabel Celaá durante la rueda de prensa porterior al Consejo de Ministros
Isabel Celaá durante la rueda de prensa porterior al Consejo de Ministros. / EFE

El Gobierno duplica los recursos destinados a la lucha contra la pobreza infantil. La asignación, antes de 5 millones, estará ahora dotada de 10 millones y se enmarca en un plan del Ejecutivo para que los niños de familias en situación de pobreza severa puedan cubrir las necesidades alimentarias durante el verano. 

Celaá ha recordado que los datos sobre pobreza infantil son "realmente muy preocupantes" y exigen que se adopten "urgentemente medidas de choque" para las familias en el marco de un plan de lucha contra la pobreza infantil que se llamará Plan Veca. La portavoz del Gobierno ha recordado que los menores de 16 años constituyen el grupo de mayor riesgo de pobreza en España.

De hecho el 28,1 % de ellos se encuentra en esta situación, lo que supone un total de 2,1 millones de niños y niñas. De ellos, 375.000 se encuentran en situación de "carencia severa" al no tener garantizadas "sus necesidades alimentarias", una vez finalizado el periodo escolar. "En un tiempo récord, este Gobierno ha decidido impulsar el Plan Veca, ha subrayado Celaá, quien ha añadido que la dotación del plan duplica la anterior a través de una disposición adicional a los presupuestos de este año.

Esta partida afectará a los 375.000 niños que se encuentran en España en una situación de "carencia severa". Se enmarca en los Presupuestos de 2018, ha sido aprobada en el Consejo de Ministros de este viernes y se pondrá en marcha a partir del próximo lunes 2 de julio. La medida fue avanzada este jueves por la vicepresidenta del Gobierno, ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, y ha sido confirmado por la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en su comparecencia tras el Consejo

Este plan de "urgencia" ha sido diseñado en las apenas dos semanas en el cargo por María Luisa Carcedo, la Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil. El objetivo es ofrecer atención a esos miles de niños que, durante los meses de julio y agosto -tras el cierre de los centros educativos-, se encuentran en situación de riesgo de no recibir tres comidas al día. Las ayudas también facilitarán el acceso a campamentos de verano organizados por ayuntamientos y diferentes instituciones en los que reciban comida y puedan disfrutar de actividades de ocio. Según la ONG Save the Children, en España 1,3 millones de niños vivían en pobreza severa en 2016.

El Plan, que se implantará en colaboración con las comunidades autónomas y ayuntamientos, incluirá desayuno y comida en los comedores infantiles, e incluso la cena en el caso de los menores más necesitados. En este sentido, Celaá ha subrayado que el Ejecutivo quiere paliar los "efectos dramáticos" que el periodo vacacional tiene en los menores vulnerables de entre 4 y 6 años que "tras el verano llegan a la escuela perdiendo hasta 4 kilos de peso". El plan contempla actividades extraescolares deportivas y de aprendizaje para los niños de entre 12 y 16 años que no hayan tenido la oportunidad de salir de sus hogares para tener "unas vacaciones".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios