Sábado, 20.10.2018 - 17:44 h
Dicha sustancia fue localizada en el vehículo de la detenida

El juez pide que se investigue si Ana Julia Quezada dio ansiolíticos a Gabriel

Aún está a la espera de recibir el informe definitivo de la autopsia puesto que por el momento sólo cuenta con los datos preliminares

Ana Julia Quesada en los calabozos de la Ciudad de la Justicia
Ana Julia Quesada en los calabozos de la Ciudad de la Justicia / EFE

El Juzgado de Primera Instrucción número 5 de Almería ha solicitado que se investigue si Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, pudo dar ansiolíticos al pequeño antes de su fallecimiento.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han indicado que el juez Rafael Soriano ha reclamado esta información debido a que a la mujer le fueron intervenidos ansiolíticos, para determinar si eran de consumo propio o no.

Dicha sustancia fue localizada en el vehículo de la detenida, según adelanta en su edición de hoy el periódico La Voz de Almería, que también señala que se estaría investigando si el niño pudo ingerir algún alimento tras su desaparición.

Las fuentes consultadas por Efe señalan que el juez aún se encuentra a la espera de recibir el informe definitivo de la autopsia puesto que por el momento sólo cuenta con los datos preliminares ya conocidos, que determinan que Gabriel murió por asfixia.

Por su parte, el abogado de Ana Julia Quezada, Esteban Hernández Thiel, ha señalado que su cliente estaba en tratamiento y que por ello tomaba ansiolíticos. Indica que entiende que la obligación del juzgado es investigar la aparición de los ansiolíticos y que en su momento se "enfrentarán" los resultados de la analítica con la declaración de su patrocinada. No obstante, insiste en que considera que la mujer es "sincera" y que ha colaborado con la justicia para el esclarecimiento de los hechos.

Toma ansiolíticos en prisión

Por otra parte, Hernández Thiel  considera que será "complicado" que un jurado popular pueda ser "justo" con su cliente. Aunque aún es pronto para conocer si será un jurado popular el que enjuicie a su cliente, el tipo de crímenes que se le imputan, asesinato, detención legal y contra la integridad moral, hacen posible que así sea.

Cree que "más que benévolo, lo que será complicado es que sea justo". Ha confirmado que se mantiene el secreto del sumario y que "previsiblemente durará", aunque ha recordado que debe ser el juez el que, "en base a informes policiales", decida cuando se debe levantar esta medida.

Ha revelado que este sábado visitó a Ana Julia en el centro penitenciario El Acebuche de Almería, donde la vio "menos angustiada de lo que estaba con este trance". "Básicamente fue una visita dentro del apoyo humanitario que siempre estamos obligados a prestar a los detenidos ingresados en prisión", ha concretado, apuntando que también lo hizo con otros clientes que se encuentran en esta cárcel.

Con una interna de confianza para que no haga una locura

Ha señalado que ni él ni su compañera letrada, Beatriz Gámez, han solicitado medidas de prevención para evitar un suicidio, sino que es algo que "hace la prisión por iniciativa propia" y ha añadido que Ana Julia toma ahora "ansiolíticos y antidepresivos".

También ha confirmado que se encuentra apartada del resto de presas del módulo de mujeres y con una interna de confianza "para que no haga una locura".

En este sentido, ha expresado su "plena confianza" en la "profesionalidad de todas las autoridades y funcionarios de la prisión para garantizar su seguridad", aunque reconoce que un régimen de aislamiento es siempre "duro".

Ahora en Portada 

Comentarios