Domingo, 08.12.2019 - 03:05 h
Tendrá que presentar su propia marca

Errejón encalla en Andalucía y Cataluña: UP sigue con Colau y 'anula' a Rodríguez

La división del voto por la llegada de Más Madrid en provincias donde los de Iglesias tienen pocos escaños preocupa a 'comuns' y Adelante Andalucía

Íñigo Errejón y Teresa Rodríguez
Errejón encalla en Andalucía y Cataluña: UP sigue con Colau y 'anula' a Rodríguez / EFE

La apuesta de Más País por aliarse con formaciones con peso autonómico para tener más fácil lograr escaños en las generales del 10 de noviembre se topa con los primeros obstáculos. Tras los éxitos en la Comunidad Valenciana y Aragón, donde la marca compartirá papeletas con Compromís y Chunta Aragonesista respectivamente, las aspiraciones de conseguir una candidatura amplia en lugares como Cataluña y Andalucía se han empezado a descartar. Los motivos de esta situación son diversos, al ir desde la fragmentación a las diferencias ideológicas. Pero los principales son, por un lado, la fidelidad de los 'comuns' de Ada Colau al proyecto de Unidas Podemos y, por otro, las dificultades de encajar en una candidatura andaluza de Teresa Rodríguez, que continúa vinculada a un Podemos que ya ha desactivado su intento de concurrir en solitario. Algo a lo que ha contribuido IU, que no va a romper con los de Pablo Iglesias. 

Aunque todas las encuestas apuntan a un descalabro que pueda derivar en la mayor crisis de identidad de la corta vida de Podemos, la fuerza de su marca y el acuerdo que mantiene con fuerzas como IU o En Comú desde hace varios años se han mantenido inalterables. En el caso catalán, el entorno de Ada Colau siempre ha mantenido posiciones muy próximas a Iglesias. Aunque la alcaldesa de Barcelona e Iglesias se respetan mucho, sí han tenido sus diferencias. Es ahí donde entran figuras como Jaume Asens, que ejercen de 'pegamento' entre ambos líderes. "Tenemos hasta el Podem en el nombre, es inviable que haya ciertos acuerdos con Más País", señalan fuentes de los 'comuns' a este diario.

El caso andaluz es mucho más complejo. Teresa Rodríguez e Íñigo Errejón sí estaban de acuerdo en el alumbramiento de un "sujeto político" andaluz que pudiese presentarse con un proyecto independiente a cualquier otro y tuviese el aval de las fuerzas de izquierda. Pero hay un abismo, y no solo económico, entre los planteamientos de Rodríguez y Errejón. La política gaditana es una histórica de Izquierda Anticapitalista, mientras que el politólogo madrileño está vinculado a las tesis del populismo y se ha puesto a disposición del PSOE para permitirle que gobierne. También les separa la forma de entender la vida interna de un partido, ya que el líder de Más País ha sido elegido prácticamente por aclamación, una fórmula impensable en los 'anticapis', que toman sus decisiones de manera asamblearia.

Aunque quizá ambos podrían haberse entendido por el interés general de que haya una candidatura andaluza independiente, lo cierto es que Rodríguez solo habría podido llevar a cabo esta empresa tras una ruptura con Podemos. Según ha podido saber La Información de fuentes conocedoras de las conversaciones entre la dirección del partido morado y la líder andaluza, el órdago de Rodríguez a Iglesias fue un farol utilizado por la líder de Podemos en Andalucía, animado por la irrupción de Errejón. Que hubiese una candidatura independiente de Adelante Andalucía nunca estuvo sobre la mesa, ya que las listas del 10 de noviembre serán las mismas que en el 28 de abril por tratarse del mismo ciclo electoral. A esta estrategia fallida de Rodríguez le ha dado la puntilla IU Andalucía, que según fuentes de la organización ha dejado muy claro que no va a romper el acuerdo que su dirección federal mantiene con UP.

Temor a la división del voto

El otro aspecto importante que ha desarmado los planes de Errejón en estas comunidades es la división del voto de la izquierda que podría producirse por su entrada en el tablero. La apuesta de solo presentar candidaturas en las provincias de siete o más escaños ha sido vista con buenos ojos desde ciertos ámbitos. Pero esta misma se puede volver en contra para los intereses del espectro que ocupan muchos partidos que en ciertos territorios apenas cuentan con un diputado. Una consecuencia que se produciría por culpa de la ley D'hont.

La fórmula para repartir escaños que marca la ley electoral se ha convertido en el principal temor de Unidas Podemos desde que Errejón confirmó sus planes. Entre los ejemplos de un posible fracaso de la izquierda se ponen circunscripciones como Granada o A Coruña, en las que Unidas Podemos solo cuenta con un diputado en la actualidad. La provincia gallega es especialmente significativa y puede servir de aviso, ya que en abril En Marea y UP se presentaron por separado. La primera, que ahora negocia con Errejón una fórmula para presentarse en coalición, se quedó entonces sin representantes en Madrid. 

Esto aboca a Más Madrid a presentar sus propias candidaturas junto a Equo. El partido ecologista se ha convertido en su primer socio a nivel nacional tras una crisis interna que ha terminado en una división entre el entorno de su líder, Juan López de Uralde, y otro grupo de dirigentes. El acuerdo entre ambas formaciones, adelantado este jueves por eldiario.es, contempla que el partido ecologista tenga puestos de salida en las listas de Madrid, Sevilla, Málaga, Asturias y Murcia. Lo que no está claro por el momento es cuál será el nombre definitivo de la coalición, aunque el 'Más País-Equo' es el que suena con más fuerza.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING