Lunes, 21.01.2019 - 19:38 h
Tras el Consejo de Ministros

El Gobierno acusa al PP de inmadurez política y le pide estar a la altura del país

"El PP es un partido de gobierno y es un partido cuya responsabilidad debería estar a la altura de hacer política de Estado", manifestó la portavoz.

Isabel Celáa antes de comenzar la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Celáa antes de comenzar la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. / EFE

El Gobierno ha lanzado toda su artillería para atacar al PP y acusarlo de ser desleal al país. Las palabras de la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, han sido contundentes. "Pedimos a las fuerzas de oposición que hagan oposición, que devuelvan la dignidad de la política hablando desde su perspectiva y haciendo oposición a lo que hace este gobierno", comenzó diciendo la portavoz.

 Celaá ha iniciado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros denunciando el "uso y abuso" de las instituciones democráticas que a su juicio hacen PP y Ciudadanos, a los que ha censurado su anuncio de paralizar los Presupuestos Generales del Estado. En cuanto al PP, ha acusado al líder del partido, Pablo Casado, de poner "a su servicio" las Presidencias de Congreso y Senado en un acto de "auténtica irresponsabilidad política". Celaá ha criticado la "oposición de una derecha creciente de las fuerzas conservadoras" que buscan el veto en el Senado y el bloqueo de las cuentas en el Congreso, y que "no están representando a la mayoría" de las fuerzas políticas en la Cámara Baja.

La visita de Pablo Casado a Bruselas advirtiendo de lo perjudicial de las cuentas presentadas por el Gobierno para el próximo año han escocido mucho en el seno del Ejecutivo a tenor de las palabras de distintos dirigentes del Gobierno. "El PP es un partido de gobierno y es un partido cuya responsabilidad debería estar a la altura de hacer una política de Estado. La actuación de Casado yendo a Europa no es una actuación digna de consideración positiva por parte de este gobierno", reprochó la portavoz a la formación popular.

Y añadió. "No está siendo leal y no digo con el gobierno sino de los intereses de la ciudadanía española. El ir a Bruselas ha sorprendido a propios y extraños. Seguro que ha chocado a más de uno el tener un responsable de política española hablando mal de su país", manifestó. Pese a ello, la portavoz del Ejecutivo considera que "afortunadamente las alianzas de España en Europa tienen suficiente solidez" frente a este "ejercicio de inmadurez".

"La inmadurez política de la nueva dirección del PP solo parece comparable a la quietud de su socio en la pinza que hace con Ciudadanos. Un partido que decían que iban a regenerar la política española pero la sumen en un fango de insultos y de bloqueos. El Gobierno pide a ambos partidos que estén a la altura del país", dijo la portavoz gubernamental. Preguntada por sus reiteradas críticas a PP y Cs tras el Consejo de Ministros y si esto entra en cuestiones partidistas, la portavoz señaló que el Gobierno solo atiende "cuestiones institucionales. Que haya un veto en el Senado y un bloqueo en el Congreso son cuestiones institucionales".

Dictamen al Consejo de Estado

El Consejo de Ministros ha acordado pedir al Consejo de Estado que emita con urgencia el preceptivo dictamen para impugnar ante el Tribunal Constitucional la reprobación del rey incluida en una resolución del Parlamento de Cataluña, que el Gobierno considera "políticamente inaceptable". Celaá, ha subrayado que el Ejecutivo "rechaza absolutamente" que la figura del rey sea "cuestionada en debates políticos" y ha advertido de que la reprobación del jefe del Estado "queda fuera de las funciones atribuidas a un Parlamento autonómico".

"Desde el primer momento esa resolución fue considerada políticamente inaceptable. No por cuestionar la monarquía, sino porque cuestionar la figura del Rey queda fuera de las atribuciones de un parlamento autonómico. Un Parlamento autonómico no es competente para diseñar la forma de Gobierno y de Estado en este país", declaró la portavoz. "Confiamos en que el Consejo de Estado emita un informe preceptivo".

La resolución del Parlament, presentada por Catalunya en Comú Podem y aprobada con el apoyo de Junts per Catalunya y ERC, condena la toma de posición del rey en el "conflicto catalán", así como lo que considera "justificación de la violencia" policial el 1-O, y aboga por la abolición de la institución monárquica, que el Parlament califica de "caduca y antidemocrática".

Ahora en Portada 

Comentarios