Miércoles, 20.11.2019 - 08:10 h
Jubilación del actual vicepresidente

Lesmes frena la elección de su número dos en el Supremo por el bloqueo político

Deja en el aire el nombramiento del sustituto de Ángel Juanes al estar el CGPJ en funciones. No se espera elección de nuevos vocales hasta primavera. 

Ángel Juanes subraya que en la Audiencia Nacional no hay jueces ni fiscales estrella
Ángel Juanes presidió la Audiencia Nacional entre los años 2009 y 2014. / Archivo.

El Tribunal Supremo afronta una situación sin precedentes en su historia. La jubilación forzosa del hasta este martes vicepresidente, Ángel Juanes, aboca al alto tribunal a un largo periodo en el que no existirá esta figura. Esto es así porque el actual presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, ha decidido dejar en el aire el nombramiento de un posible sustituto de Juanes debido a la situación de bloqueo político actual, según fuentes jurídicas consultadas por este diario.

Este mismo martes Juanes dejaba la vicepresidencia del Tribunal Supremo al cumplir 72 años. De acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), esta es la edad máxima en la que un magistrado puede permanecer en activo y, de hecho, ya supone una prolongación de la permanencia en el cargo puesto que la legislación establece que la retirada se produce a los 70 años. Así pues su jubilación forzosa abre un escenario nuevo en el alto tribunal puesto que Lesmes no propondrá al Consejo del CGPJ el reemplazo del magistrado. 

Se da la circunstancia de que Juanes ha sido hasta el momento el primer y último vicepresidente del alto tribunal puesto que su designación en el año 2014 se produjo tras la reforma de la LOPJ de un año antes. Hasta ese momento solo existía la figura de vicepresidente del CGPJ. No obstante, el cambio normativo implicó que desapareciera este cargo y, en su defecto, se creara la figura de 'número dos' en el alto tribunal. Esto es así porque se hacía "particularmente importante" la existencia de un vicepresidente debido a que en los 30 años anteriores el Consejo había absorbido "por completo" a los presidentes, según se establece en la Ley Orgánica 4/2013.

La salida de Ángel Juanes se produce en un momento especialmente delicado en el ámbito político y, consecuentemente, en el legislativo en lo que a la renovación del CGPJ se refiere. La actual situación de parálisis ha derivado en que los vocales del consejo del órgano de Gobierno de jueces se encuentren en funciones por lo que, a juicio de Lesmes, no parece que tenga mucho sentido el hecho de que deban elegir ahora sustituto al vicepresidente. De hecho, tanto Carlos Lesmes como Ángel Juanes terminaban sus mandatos a finales de 2018 tras cinco años en el cargo, si bien el Pleno del Congreso aprobó prolongarles en el puesto (en el caso de Juanes hasta su jubilación).

Este 'impasse' político que se espera superar tras las elecciones del 10 de noviembre, hará que el Tribunal Supremo se quede sin el cargo de vicepresidente no solo este tiempo, sino los meses siguientes a la celebración de los comicios. Esto es así porque a partir del 10-N arrancarán las negociaciones en el plano político para renovar los vocales del órgano de Gobierno de jueces que son, a su vez, los que eligen al presidente y vicepresidente del Tribunal Supremo. Teniendo en cuenta la complejidad del mapa político actual y que 20 vocales del CGPJ son elegidos por Congreso de Diputados y por el Senado, no se espera una renovación efectiva hasta, por lo menos, la próxima primavera. 

El vocal Rafael Fernández, sustituto temporal

Así lo exponen las fuentes consultadas las cuáles explican que en este tiempo será el vocal de mayor edad del CGPJ el que sustituya a Juanes. Se trata de Rafael Fernández Valverde, magistrado de la Sala de lo Contencioso del Supremo desde el año 2003. El jurista acometerá las funciones que hasta ahora ha desempeñado Juanes. De acuerdo con la LOPJ su cometido consiste principalmente en sustituirle en los supuestos de vacante, ausencia, enfermedad u otros motivos legítimos. Así, mientras el cargo que ostenta Lesmes en funciones se centra más en el CGPJ, el de Juanes está relacionado únicamente con el Supremo a no ser que se cumplan los supuestos arriba citados. El más común, de hecho, se da cuando se hace necesario sustituir al presidente en las Comisiones Permanentes por motivos principalmente de viajes. 

La situación de parálisis en el Consejo de Gobierno de los jueces se remonta a hace justo un año. La negociación entre el Partido Popular y el PSOE para proponer a los vocales del CGPJ estalló por los aires ante las tensiones políticas que surgieron durante todo ese proceso y que acabaron por dinamitar casi en tiempo de descuento la votación en la cámara baja. Para entonces sonaron muchos nombres con fuerza en la lista de 20 vocales que eligen las cámaras si bien destacó de todos ellos el de Manuel Marchena, actual presidente de la Sala de lo Penal, como el candidato escogido para sustituir a Lesmes. 

La filtración de un mensaje del exdirector general de la Policía Ignacio Cosidó sobre el supuesto control que iban a tener de la Sala de lo Penal cuando faltaban meses para que arrancara el juicio por la deriva independentista, dinamitó este preacuerdo obligando a los vocales a seguir en sus cargo en funciones. El descontento fue tal que el propio Lesmes aprovechó su discurso durante el acto de apertura del año judicial para advertir que la situación de bloqueo político podría derivar en el descrédito de la ciudadanía hacia el Poder Judicial. De hecho, los tradicionales 'corrillos' posteriores a esta inauguración que corre a manos del Rey Felipe VI, tuvieron como tema protagonista el mal estado de las negociaciones políticas que abocó a la convocatoria de las próximas elecciones generales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING