Sábado, 25.05.2019 - 09:51 h
Tras su encuentro con Sánchez

Macron propone centros de desembarco europeo para acoger a los inmigrantes

El presidente español quiere iniciar una relación especial con el país vecino para ir de la mano en temas como la inmigración o la reforma de la UE.

Pedro Sánchez en el Elíseo con Macron
Pedro Sánchez en el Elíseo con Macron, del que quiere convertirse en un socio preferentes en la reforma de la UE y la inmigración. /EFE

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez ya tiene su foto con el presidente francés, Emmanuel Macron, con la que pretende afianzar la búsqueda de un eje preferente junto a Francia y Alemania para hacer frente a retos de la UE como el de la inmigración. Sánchez iniciará con Macron una ronda de contactos con otros líderes europeos que el próximo martes le llevará a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel, y el día 2 de julio a Lisboa para reunirse con su homólogo portugués, Antonio Costa.

El domingo participará por invitación del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en una reunión de ocho líderes europeos sobre migración y asilo, y la segunda los días 28 y 29 de junio para la que será su primera asistencia a un Consejo Europeo. En este sentido, Macron ha dejado claro tras su encuentro con el presidente español que propondrá a sus socios europeos la creación de centros de desembarco "en suelo europeo" desde donde se gestione la situación de los inmigrantes y se les reparta a los países de Europa. "Necesitamos un camino claro de solidaridad, no tratar caso por caso".

El presidente francés explicó que su propuesta, abordada ya con la canciller alemana, Angela Merkel, consiste en crear "centros cerrados en suelo europeo", en los que se tratarían los expedientes de los demandantes de asilo para agilizar los trámites y para devolver a sus países a aquellos que no gocen de ese derecho.

El presidente del Gobierno, según fuentes del Ejecutivo, desea establecer una estrecha relación con el presidente francés no sólo por cuestión de vecindad, sino por todo lo que considera que pueden trabajar de forma conjunta por los ciudadanos de los dos países y por el futuro de la UE. De hecho el día 26 de julio volverá a haber un encuentro entre ambos en Madrid. Será el momento de abordar la situación de las interconexiones energéticas, un asunto que será objeto de una cumbre por esas mismas fechas que está preparando el Gobierno portugués.

Además de la cuestión migratoria, Sánchez y Macron tienen en mente el futuro de la eurozona. Ambos defienden la implantación de un presupuesto común para la UE y la creación de un fondo europeo a imagen del Fondo Monetario Internacional (FMI), decisiones que el Gobierno español ve con muy buenos ojos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios