Miércoles, 20.11.2019 - 05:02 h
Despliegue policial "por precaución"

Madrid no se moviliza por la sentencia del 'procés': fracasa el colapso de Barajas

Los accesos a la Terminal 1 del aeropuerto madrileño mantienen la normalidad a pesar de la convocatoria de Tsunami Democratic.

No hay colapso en Barajas por el procés
Madrid no se moviliza por la sentencia del procés: fracasa el 'colapso' de Barajas / EP

El rechazo a la sentencia del 'procés' no se ha trasladado de manera mayoritaria a Madrid. O, al menos, no al aeropuerto de Barajas, como pretendían las organizaciones independentistas. La convocatoria para colapsar los acceso a la Terminal 1 madrileña, convocada por la plataforma 'Tsunami Democratic', no ha tenido seguimiento, como ha podido constatar La Información. Hasta el punto de que no se han producido ni siquiera convocatorias en los aledaños del edificio.

Los accesos por carretera a dicha terminal no se han resentido por la llamada de la asociación independentista. El tránsito de vehículos, ya sea de autobuses, taxis o coches particulares, se ha desarrollado con normalidad durante la tarde de este lunes. De hecho, varios viajeros consultados por este diario han asegurado que el leve atasco que se han encontrado era el esperado dada la lluvia que caía sobre Madrid, además de por coincidir con la hora de cierre de oficinas.

"Había algo de embotellamiento, pero es una hora mala y hemos llegado sin mayores problemas", ha señalado una viajera a este medio. Otro viajero, de origen inglés, ha admitido que no se había enterado de la convocatoria. "Hay mucha policía, pero no hemos tenido más problema para llegar que el de la lluvia", señalaba. Algo que confirman los agentes de la Policía Nacional desplegados en Barajas, que aseguran que todo está "tranquilo" y que el despliegue, con varias 'lecheras' y coches patrulla', es por "precaución".

Esa movilización policial está formada por dos decenas de agentes de la Policía Nacional, que se mueven por las aceras que dan a las puertas de la terminal. Junto a ellos se han desplazado al aeropuerto varias unidades de la Policía de Movilidad madrileña, que dirigen el tráfico en los últimos tramos para llegar a los accesos del edificio. Con el paso de los minutos, las 'lecheras' han ido aumentando de número, pero los policías solo han realizado tareas de patrulla y de observación del terreno.

El resto de las personas apostadas en las aceras, además de policías, son los periodistas de los distintos medios que han acudido por si se producía el colapso convocado. También se han parado en las mismas los viajeros más curiosos, que se sorprendían por la cantidad de cámaras de televisión que permanecen en la zona. 

El fracaso de la convocatoria en Madrid, donde se pidió que se movilizaran 1.200 coches hacia los accesos de la T1, contrasta con las múltiples protestas en el aeropuerto del Prat. Allí, los convocantes han logrado sembrar el caos y han provocado la cancelación de más de 100 vuelos. Además, tanto Mossos d'Esquadra como Policía Nacional han cargado contra los manifestantes en numerosas ocasiones por el bloqueo de los accesos a las terminales catalanas. Pero también han actuado contra los periodistas que cubrían lo ocurrido y que estaban ejerciendo su labor de informar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING