Jueves, 19.09.2019 - 11:21 h
Otoño judicial caliente para Génova

Casado supera el caso de los discos duros y teme el paseíllo de Aguirre y la Kitchen

Desde el PP se apela a la presunción de inocencia pero ya se preparan para una nueva tormenta por los casos que quedan pendientes de juzgar.

El PP teme ahora el paseíllo de Aguirre y Kitchen tras el primer triunfo a Bárcenas
El PP teme ahora el paseíllo de Aguirre y Kitchen tras el primer triunfo a Bárcenas / PP

Otoño caliente en el terreno judicial el que se avecina para el PP. El nuevo equipo de Pablo Casado se prepara para un calendario complicado en los tribunales que, además, coincidiría con la precampaña de las segundas elecciones si Pedro Sánchez no consigue formar Gobierno antes del próximo día 23. Una vez superado el caso de los discos duros de Bárcenas, en Génova miran en el horizonte el caso Kitchen, el que más les inquieta, y también al 'paseíllo' que tendrá que hacer Esperanza Aguirre el 18 de octubre por su reciente imputación en Púnica. La alarma es evidente entre la dirección popular.

La séptima planta de Génova ha vivido un inicio de semana de lo más movido. La imputación de Aguirre, Cristina Cifuentes y otros exdirigentes del PP madrileño cogió a Casado en Ávila y Palencia. El presidente conocía que el juez iba a tomar esa decisión, dicen en su entorno, y por eso la reacción fue rápida: marcar distancias y fijar un muro de contención, apelando a la vez a la presunción de inocencia. Pero solo ha sido el inicio de lo que puede estar por venir.

El próximo 1 de octubre arranca el maratón judicial con la declaración de Cifuentes. En Génova no preocupa especialmente lo que pueda decir la expresidenta madrileña. Está fuera del partido y ya no tiene carnet de militante. Caso distinto es el de Aguirre, factótum y símbolo del partido durante muchos años y 'madrina' política de Casado y de la nueva presidenta de Madrid, Díaz Ayuso. La exlideresa todavía es afiliada y su imagen en el juzgado de la Audiencia Nacional sí que puede hacer daño al nuevo PP de Casado.

De momento la primera reacción del equipo de dirección popular ha sido la de distanciarse de Aguirre. El citado muro de contención se ha desplegado en todos los ámbitos. El presidente del PP está obligado a no mojarse con ella, más si cabe cuando el 'casadismo' hizo de la lucha contra la corrupción una de sus banderas en las primarias que ganó a Soraya Sáenz de Santamaría.

El caso 'Kitchen', por el supuesto robo a Luis Bárcenas para extraer de su domicilio información sensible, en una trama que se supone que estaba montada de forma extraoficial, pero en la que pueden estar implicados desde el chófer del extesorero hasta algunos agentes de policía y varios altos cargos del Ministerio del Interior, que entonces regentaba Jorge Fernández Díaz. Desde el PP saben que una de las piezas clave que puede complicar todo dentro del partido es el exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco MartínezSu declaración se antoja clave para un asunto judicial que en el actual PP miran, como destacan ellos mismos, con especial intranquilidad. 

El primer 'round' contra Bárcenas, ganado

A pesar de esta situación que se avecina para Génova, la cúpula del PP respiró ayer cierta satisfacción por la victoria en el juicio de los ordenadores sobre quien ha sido su pesadilla en los últimos años, Luis Bárcenas. En el partido se esperaba la absolución en un caso especialmente doloroso para los dirigentes populares. "Pusieron en entredicho nuestra honorabilidad y se saltaron la presunción de inocencia", afirman fuentes internas.

Por eso la primera reacción de Génova fue la de exigir un "perdón" tanto al PSOE de Pedro Sánchez como a Unidas Podemos. Recuerdan, por ejemplo, un tuit del hoy presidente del Gobierno en funciones de 2016 en el que criticaba al PP por ser "la primera organización política imputada por destruir los discos duros de Bárcenas":

"Nos han machacado en tertulias y medios de comunicación, nos han dicho que cogimos un martillo para destruir el disco duro y hoy, por fin, se han callado muchas bocas". Así se expresan desde el entorno de Pablo Casado. El propio presidente declaró ayer que lamenta "el daño causado a los trabajadores, a los afiliados y a los votantes".

En el PP critican esa "pena de telediario" y recuerdan los casos de Xavier García Albiol, Rita Barberá, Francisco Camps y los trajes, Pilar Barreiro, Pedro Antonio Sánchez o José Ignacio Fernández Rubio, exalcalde de Las Rozas. Todos ellos fueron absueltos tras sus respectivas imputaciones. Lo que esperan en Génova es que Esperanza Aguirre se sume a esta lista.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios