Viernes, 22.03.2019 - 20:27 h
Tensión en el socialismo de cara al 26-M

Barones del PSOE advierten a Sánchez del riesgo de unos PGE con independentistas

Las inminentes elecciones impulsan las críticas en territorios como Extremadura, Aragón o Castilla-La Mancha hacia un acuerdo con ERC y PDeCAT.

Los barones dan su apoyo a Sánchez y avalan la "transversalidad" de Iceta
Barones del PSOE advierten a Sánchez del riesgo de unos PGE con independentistas / LI

En el seno del PSOE no quieren un acuerdo de Presupuestos con los independentistas catalanes. Al menos en este momento. La inminente cita con las urnas en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo ha provocado que los barones comiencen a posicionarse en contra de un pacto con los mismos partidos rupturistas que llevaron a Pedro Sánchez a La Moncloa el pasado mes de junio. Que los socialistas se 'fotografíen' con los secesionistas para sacar adelante las cuentas públicas creen que les puede perjudicar en toda España, como ya ocurrió en Andalucía el 2-D enviando a Susana Díaz, previsiblemente, a la oposición.

"La vocación de este Gobierno es agotar la legislatura", afirmó Sánchez este viernes dejando claro que su intención es llegar hasta 2020 en La Moncloa. ¿Y si no le aprueban los Presupuestos de 2019 que tiene previsto presentar en enero. "El Gobierno trabaja para que se aprueben", añadió el presidente en la comparecencia en la que hizo balance de sus primeros siete meses en el poder. Es decir, el Ejecutivo va a intentar conseguir el apoyo de ERC y PDeCAT, los dos partidos a los que necesita para sacar adelante las cuentas públicas. 

Pero en varias 'baronías' esta negociación no gusta. No quieren verse como Susana Díaz, arrastrada del Gobierno por la gestión que el Ejecutivo central y Ferraz están haciendo del conflicto catalán. Creen en el PSOE que negociar con los independentistas (aunque Sánchez insista en que siempre se hace dentro del marco constitucional) les resta votos en toda España, de ahí los desmarques de la estrategia monclovita que desde diferentes territorios ya se están produciendo. 

La tramitación de los Presupuestos de Sánchez coincidirá, además, con la precampaña de las autonómicas y municipales. Y ese es otro temor entre los barones: negociar a apenas unas semanas de la cita con las urnas con unos partidos que quieren romper con España y a los que el Ejecutivo central trata de tú a tú. Esa imagen sería perjudicial para los intereses electorales de los socialistas en comunidades y provincias donde se juegan el sillón de mando, consideran.

En los Presupuestos de 2019, además, Sánchez tiene previsto incluir potentes medidas económicas en forma de concesiones y Cataluña será uno de los territorios a los que irán a parar parte de esas partidas si finalmente se aprueban. A los barones socialistas tampoco les interesa unas cuentas públicas en las que la autonomía catalana sea premiada por el Gobierno central en forma de infraestructuras u otras cesiones económicas.

Los dirigentes territoriales del PSOE prevén, en definitiva, una campaña electoral de lo más movido. Afirman fuentes socialistas que las críticas por parte de PP y Cs hacia ellos con el argumento de "habernos vendido a los independentistas catalanes" va a ser una constante. En Andalucía ese mensaje caló y ahora temen que vuelva a hacerlo en sus autonomías.

Otro de los riesgos que afrontan los barones socialistas es la temida abstención, que fue otro de los factores que ha provocado el vuelco en Andalucía. Por eso desde el Gobierno central y desde Ferraz se está insistiendo en que las campañas tienen que ser a pie de calle, con los vecinos. El peligro, por tanto, no es tanto Vox sino no conectar con el electorado socialista histórico, indican fuentes gubernamentales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios