Miércoles, 20.11.2019 - 04:51 h
El 'oráculo' del presidente

Iván Redondo se desmarca de las siglas: "Yo estoy con Sánchez, no con Ferraz"

El asesor del líder del PSOE prevé "un gobierno progresista, estable, coherente y capaz de llegar a acuerdos", gracias al "voto cauteloso".

Ivan Redondo con Iñaki Ortega en Deusto
Iván Redondo se desmarca de las siglas: "Yo estoy con Sánchez, no con Ferraz". / DBS

El "hombre del momento" en la campaña que se avecina, Iván Redondo, asesor del presidente del Gobierno, se ha dado un baño de multitudes en su universidad de origen, Deusto, con un exhaustivo repaso a toda su trayectoria vital y profesional, donde ha querido dejar muy clara una cosa: "Siempre me he guiado en la vida por personas, no por partidos", o lo que es lo mismo "soy de Sánchez, no de Ferraz".

Ante más de 200 alumnos en la Deusto Businnes School, y en un largo coloquio dirigido por su director, Iñaki Ortega, el "oráculo" de Sánchez ha advertido que se puede tener un buen acuerdo político en nuestro país sin tener que volver al bipartidismo. Frente a quienes temen una dispersión del voto con Errejón, Vox y demás formaciones, Redondo advierte que la clave es que en España siempre ha dominado "el voto razonable y cauteloso", a través del cual está seguro de que se podrá llegar a "un gobierno progresista, estable, coherente y capaz de llegar a acuerdos".

Redondo, que ha insistido en que nunca ha tenido un despacho en Ferraz, asegura que el presidente "esta muy hecho, le conoce todo el mundo y ha crecido muchísimo”, pero ha evitado dar un pronóstico electoral o analizar el impacto que la cuestión de Franco o el proces puede tener en votos. La estrategia del equipo de Sánchez para estas elecciones se centra en lo que ha denominado "la mayoría cautelosa", es decir, los votantes que van a optar por la opción más sensata, después de haber pasado por cinco votaciones en doce meses. 

Aunque solo quedan seis semanas para que los colegios electorales se abran, los socialistas saben que esta campaña va a ser completamente atípica, donde las encuestas lo tienen, por el momento, más difícil que nunca para acertar, y en la que la clave va a estar en las últimas semanas. Desde el equipo de Sánchez van a esperar a que se conozcan los datos sobre intención de voto de dentro de un mes, porque pueden ser muy distintos a los que ahora se manejan o a los que este mismo jueves ha publicado el CIS, por más que le den una mayoría al PSOE y el doble de votos que al PP.

Por el momento, en el equipo de asesores de Sánchez que lidera Redondo se entiende que los temas de los que se va a tener que hablar van a ser los grandes temas de cada día: la economía, el Brexit, el empleo o Cataluña, los que preocupan a la gente, de lo que se puede deducir que los partidos mejor posicionados para llevarse más votos, con una abstención que puede ser una sorpresa, son los que tengan el mensaje mejor estructurado en una propuesta. El "voto cauteloso" al que Redondo se refiere es el que recoge ese colectivo de votantes de toda la vida, y no todos los partidos que se presentan a las elecciones los tienen. 

El reencuentro de Iván Redondo con los antiguos alumnos de la Universidad de Deusto sirvió para hacer un repaso de sus trabajos como asesor político, desde sus inicios como consultor de comunicación hasta las más complicadas y elaboradas campañas de marketing político, en las que ha tratado a líderes de todos los partidos en España. A pesar de su apuesta siempre por las personas, para sacarles el máximo partido ante un proyecto, Redondo reconoce que "la política es un deporte de equipos, donde nadie hace ganar a nadie", sobre todo por la multitud de registros que tiene una campaña. Aún así, para él Sánchez es su amigo y su cliente, y a veces "te tiras por el  barranco" por ellos si es necesario. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING