Martes, 28.01.2020 - 12:47 h
Tras menos de un año en el cargo

Salida exprés del responsable de compras de Defensa tras el caos del blindado 8x8

El coronel Alfonso Torán Poggio tomó posesión en abril tras sustituir a García Bernabéu, que fue nombrado durante la etapa de Pedro Morenés.

Demostrador del 8x8, el blindado VIP del Ejército.
Un 8x8, el blindado VIP del Ejército. / Ministerio de Defensa

El coronel Alfonso Torán Poggio tomó posesión de su cargo como responsable de la Dirección General de Armamento y Material (DEGAM), un área clave de la cartera de Margarita Roblesel pasado 5 de abril. El militar de la Armada ocupaba el cargo que hasta entonces desempeñaba el coronel de Intendencia del Ejército del Aire Diego García Bernabéu, que llevaba ocupándose de las compras de Defensa desde 2014. Sin embargo, la carrera de Torán no va a ser tan larga como la de su predecesor... Aunque sí será uno de los mandatos más recordados, ya que durante el mismo se han producido dos de las licitaciones más polémicas: la del millonario contrato del blindado 8x8 y la del apresurado reemplazo de los aviones C101 tras dos accidentes mortales.

No ha pasado ni un año y Torán ya tiene el camino preparado para su jubilación, aunque actualmente "sigue prestando los servicios propios de su destino", como indica Defensa a La Información. No ha conseguido ascender a general, por lo que pasa a retiro, tal y como prevé la ley de Carrera Militar. Recordar aquí a modo de anexo que la DEGAM es un organismo directivo vital para Defensa, ya que le corresponde la planificación y desarrollo de la política de armamento y material del Departamento, así como la supervisión y dirección de su ejecución.

Un organismo 'poderoso'

También realiza la administración y gestión económica y contractual de los programas de investigación y desarrollo, así como de programas de obtención, de modernización y de sostenimiento común, no incluidos en la contratación centralizada, de sistemas de armas y equipos de defensa. Igualmente, se ocupa de la gestión, negociación y administración de los contratos que pudieran derivarse del apoyo a la internacionalización de la industria española de defensa y la exportación asociada de material militar.

Para dimensionar la importancia de la DEGAM hay que ver sus partidas presupuestarias. Es decir, si las cuentas del Gobierno de Pedro Sánchez para 2019 incluyeron un aumento del presupuesto del Ministerio de Defensa del 1,6%, que lo elevó hasta los 8.537 millones de euros desde los 8.456 de 2018, el gasto militar equivale al 2,3% del gasto total del Estado. A las cuentas de Defensa hay que sumar otras partidas que no se incluyen en el presupuesto del departamento que dirige Margarita Robles. La partida destinada a Investigación, Desarrollo e Innovación Militar por ejemplo, de la que se hace cargo el Ministerio de Industria, es de 684 millones (un 0,8% más alta que en 2018).

El polémico reemplazo de los C101 'culopollo' de Aire

La gobernanza de Torán ha estado cargado de licitaciones polémicas que han dificultado su mandato. La primera fue el concurso que convocó la DGAM en julio del año pasado para comprar un avión que reemplace a los C101 del Ejército del Aire, que se dedican al entrenamiento de pilotos de combate. Este cuerpo se enfrentó a la compleja sustitución de estos aviones de la Academia General del Aire de San Javier, Murcia, que deberían desaparecer en 2021 junto con los F-5M del Ala 23 de Talavera La Real, en Badajoz. Una sustitución que se ha iniciado en tiempo límite. No por culpa de la gestión de Torán, sino por la falta de presupuesto durante la era PP y la indefinición del anterior mandato en funciones de Pedro Sánchez, donde no terminaba de encauzarse la partida presupuestaria. 

C101, accidentado en Murcia.
C101, accidentado en Murcia. / Defensa

El consejo de ministros aprobó en verano el acuerdo valorado en 225 millones de euros y que estaba 'integrado' por 24 aviones, un entrenador de salida en tierra y varios simuladores de cabina. El proceso de compra debe terminar el 31 de diciembre de 2022. Expertos del sector y del Ejército apuntaban que la compra urgente de un turbohélice era un error y apostaban por el alquiler de máquinas (a empresas como Babcock o Airbus lo ofrecen) hasta que se hubiera encontrado la solución adecuada en la industria española. 

Finalmente, Defensa siguió adelante con la licitación y la adjudicó a la empresa suiza Pilatus Aircraft Ltd. el pasado noviembre. En medio de la licitación y la concesión, ocurrió un grave suceso. El 26 de agosto un avión C-101 sufrió un accidente frente a La Manga del Mar Menor en el que murió el comandante Francisco Marín, experimentado piloto de la Patrulla Águila.

El caso de la licitación del 8x8

El contrato valorado en 2.100 millones del blindado vip del Ejército sigue a día de hoy sin resolverse. Y es uno de los puntos importantes en la agenda de Margarita Robles. Especialmente tras la deriva vivida durante las últimas semanas con el proyecto del VCR 8x8 Dragón después de que la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) declarase desierto el contrato con Santa Bárbara Sistemas el pasado diciembre. Ahora, y después de anunciar que el contrato volverá a licitarse a lo largo de 2020 -esta vez en licitación competitiva-, el Ministerio ha comenzado, según Infodefensa.com, a estudiar la posibilidad de dejar el programa en manos de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR), una gestora internacional que se encargaría de intermediar entre los licitadores extranjeros y nacionales y la propia DGAM.

Según el documento que declaraba desierto el concurso después de que solo se invitara a la UTE formada por Santa Bárbara, Indra y Sapas, se invalida lo aprobado el 12 de julio en Consejo de Ministros cuando se produjo la adjudicación a la UTE. Fue cuando se aprobó la adquisición de 345 blindados por 2.083,2 millones de euros, pero se trataba solo de la primera fase de un programa que preveía adquirir a largo plazo 998 vehículos por 3.836 millones en 2030. Defensa asegura a La Información que los 92 millones en los prototipos no caerán en saco roto, ya que la UTE de Indra y Santa Bárbara los hará en primavera de 2020. Lo cierto es que a día de hoy, Santa Bárbara lucha por recuperar la producción en Trubia, Asturias, y Sevilla y todavía quedan muchas incógnitas.

El extenso mandado de su precedesor

Lo cierto es que el mandado del predecesor de Torán fue mucho más extenso. Diego García Bernabéu ocupaba este cargo de responsabilidad en el suministro de armamento y material del Ministerio de Defensa desde el 22 de junio de 2014. Su nombramiento lo firmó Pedro Argüelles, secretario de Estado con Pedro Morenés como ministro. Desde entonces, García Bernabéu se había mantenido como subdirector general de Adquisiciones de Armamento y Material con sucesivos ministros (Morenés, Cospedal y ahora Margarita Robles), secretarios de Estado (Argüelles, Agustín Conde y Ángel Olivares) y jefes de Estado Mayor (entonces estaba Fernando García Sánchez, y desde 2017 Fernando Alejandre).

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING