Domingo, 20.10.2019 - 01:14 h
La 'caravana', por carretera nacional

Sánchez sufre los problemas de la España vacía: a Teruel en jet privado por Valencia

El presidente tuvo que volar a Valencia para desplazarse por carretera al mitin que ofreció ayer en la ciudad que sufre un déficit de transporte.

Pedro Sánchez
Sánchez sufre los problemas de la España vaciada: a Teruel en jet privado y coche / EFE

Pedro Sánchez sufrió ayer en primera persona los problemas de comunicaciones que tienen los habitantes de la llamada 'España vaciada'. El candidato del PSOE tuvo que hacer 'encaje de bolillos' para llegar al mitin en el que participó ayer en Teruel por la falta de medios de transporte que sufre la provincia aragonesa. Subió a un avión en Madrid, aterrizó en Valencia y desde ahí se desplazó por carretera hasta el polideportivo turolense.

El presidente del Gobierno en funciones se ha bajado del Falcon para esta precampaña, pero no le está siendo fácil llegar a algunos mítines. El de Teruel es un claro ejemplo. Ferraz alquiló un jet privado para Sánchez y un grupo de estrechos colaboradores. El avión despegó de Barajas en torno a las 17 horas y aterrizó en la capital del Turia unos minutos más tarde. Allí le estaba esperando su vehículo oficial, que le llevó hasta Terual por autovía. El jet no pudo aterrizar en ningún lugar más cercano y el PSOE tampoco encontró una vía más rápida para el desplazamiento.

La caravana sanchista sufrió aún mayores avatares. Sánchez suele mover a estos mítines del PSOE a un equipo de varias decenas de personas que se trasladan por carretera por el territorio peninsular. Para llegar a Teruel tuvieron que recorrer una carretera nacional, la N-211. Tardaron más de tres horas y media en un desplazamiento de 300 kilómetros. Cuando terminó el mitin este equipo del partido regresó a la capital, ya de noche.

"Si un presidente del Gobierno tiene que hacer esta travesía para llegar a Teruel imagínate un ciudadano de a pie". Es el comentario que se escuchaba ayer entre miembros del PSOE aragonés, que piden a Sánchez mayor inversión en infraestructuras. El presidente autonómico, Javier Lambán, aseguró en el mismo mitin que "Teruel existe y funciona bien":

Sánchez y los jets privados

Moncloa no quiere más polémicas por el uso abusivo del Falcon que el presidente del Gobierno tiene a su disposición. Para evitar las críticas durante esta precampaña y campaña del 10 de noviembre, Pedro Sánchez a decidido tirar de aviones privados. Los está alquilando el PSOE, algo que ya hizo durante los días previos a la cita con las urnas del 28 de abril. La factura, por un aeroplano igual que el Falcon 900 oficial, es de unos 4.000 euros la hora, aunque se puede negociar. La estrategia de los socialistas y del gabinete monclovita pasa por una presencia masiva de su cabeza de cartel en diversos puntos de la geografía. La "excursión", como la llaman algunos, ya lleva dos semanas en marcha.

Para la campaña electoral del 28-A, el PSOE habilitó un presupuesto de 375.000 euros en viajes y de 2 millones en actos. La mayoría de ellos fueron destinados a pagar estos aviones que se alquilaron para el presidente. Para esta campaña se espera un presupuesto algo menor, ya que fuentes de Ferraz reconocen estar pasando por dificultades económicas tras el anuncio de la repetición electoral. Hablan de una campaña 'low cost'.

Durante la última campaña Ferraz alquiló para Sánchez diferentes aeronaves propiedad de grandes fortunas. Por ejemplo arrendó el Cessna 560, el más pequeños de los jet, del empresario Martín Varsavsky, fundador de Jazztel. Este ejecutivo de telecomunicaciones tiene, como la mayoría de los dueños de aeronaves, la suya alquilada. Y su precio, sobre los 2.500 euros la hora, según cuadró Ferraz. Los actos los cerró a bordo del Falcon 2000 que tiene en propiedad la familia Carceller, dueños de Cervezas Damm.

Sigue las últimas noticias de las elecciones generales del 10 de noviembre en Lainformacion.com.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios