Martes, 28.01.2020 - 15:34 h
No quiere filtraciones ni problemas internos

Sánchez ata en corto al 'Consejo bis' de Iglesias: "Varias voces y una palabra"

El presidente aplazó una semana la celebración de su primer consejo de ministros para tener "tiempo" a montar un Gobierno competente en economía. 

Sánchez ata en corto al 'Consejo bis' de Iglesias: "Varias voces y una palabra"
Sánchez ata en corto al 'Consejo bis' de Iglesias: "Varias voces y una palabra" / LI

Pedro Sánchez no termina de fiarse de sus nuevos socios de Gobierno y por eso ha montado un férreo protocolo de comunicación y relaciones. La orden es clara: es un Ejecutivo de coalición, el primero de la democracia, pero hablará a través de una única voz. El presidente pone, de esta forma, las reglas del juego meridianamente claras a Pablo Iglesias y sus cuatro ministros, que no podrán actuar por libre. Con esta decisión el PSOE se garantiza también uno de sus mayores temores, que Unidas Podemos no monte un consejo de ministros paralelo.

Sánchez controlará la política económica, el diálogo con Cataluña y la comunicación de este Gobierno de coalición que este lunes a las 10 de la mañana tomará posesión en Zarzuela. Son Sánchez y 22 ministros que han recibido la instrucción de no tener disfunciones en el día a día. Aunque sean de partidos diferentes. "Hablará con varias voces, pero siempre con una misma palabra", ha explicado el presidente en una comparecencia sin preguntas en Moncloa tras trasladar al rey los nombres de los elegidos para formar parte del consejo de ministros.

Sánchez ha afirmado que el Gobierno que el Gobierno de coalición "se definirá por sus valores netamente progresistas; su actitud, dialogante; y también por su método, activo, ejecutivo, resuelto". Es decir, a partir de este martes, cuando tendrá lugar la primera reunión del consejo de ministros, todos a trabajar como si fueran uno. El presidente y su equipo han definido a cada ministro "competencias muy precisas" y "muy tasadas" precisamente para que no se produzcan esas disfunciones.

Pedro Sánchez ha reconocido en conversación informal con los periodistas los motivos que le han llevado a retrasar una semana la celebración de su primer consejo de ministros. El presidente ha explicado que no podía ser investido el pasado martes y celebrar una primera reunión apenas tres días después. Ha añadido que necesitaba "tiempo" para encontrar a sus vicepresidentas y ministros.

Sánchez ata en corto al 'Consejo bis' de Iglesias: "Varias voces y una palabra"
Pedro Sánchez durante la comparecencia de este domingo en Moncloa / EFE

Efectivamente los nuevos nombramientos de Sánchez han sido toda una sorpresa. Empezando por el nuevo ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, una persona ajena totalmente al PSOE y que se enfrentará al reto de renovar el Pacto de Toledo para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones. El propio presidente, por cierto, ha justificado la división del antiguo ministerio de Trabajo en la necesidad de crear empleo de forma estable y de calidad.

Sánchez ha repetido las cinco grandes transformaciones que quiere abordar su Gobierno. Las anunció en la investidura. En primer lugar, el crecimiento económico, afianzar el crecimiento económico sobre bases mucho más productivas como es la ciencia, como es la innovación, como es la investigación, y la creación de empleo de calidad. En segundo lugar, el entendimiento territorial y el reto demográfico. En tercer lugar, la justicia social. En cuarto lugar, la transformación digital de la economía y la transición ecológica justa de nuestra economía. Y en quinto lugar, la plena igualdad de la mujer.

El Gobierno, ha explicado Sánchez, replica estas prioridades en su composición: cuatro vicepresidencias con Calvo, Iglesias, Calviño y Ribera atenderán a las cuatro primeras transformaciones. Y en cuanto a la quinta, "la que se refiere a la igualdad plena y efectiva de la mujer, impregna la integridad del nuevo Gobierno". El presidente ha añadido que España "no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz".

El presidente también ha querido defender a su consejo de ministros de las críticas preventivas que ha recibido. "Es un gobierno plural y de coalición, con un firme propósito de unidad", ha señalado sobre la nueva etapa que compartirán PSOE y Unidas Podemos, que será el más numeroso al reunir hasta a 11 hombres y 11 mujeres. "Buscamos una España de convivencia, fomentada en el acuerdo, no en la sobreactuación ni abonada al insulto o a la descalificación", ha añadido el jefe del Ejecutivo.

Las menciones al "diálogo" han sido constantes a pesar de lo corta que ha sido su intervención. Según ha explicado, esto es algo que lo que incidirá después de "tantos meses" esperando a que el país pudiera tener un gobierno alejado de la provisionalidad. Buscar el entendimiento no es algo que se reduzca tan solo a los independentistas catalanes y a la Generalitat de Cataluña. Su minoría parlamentaria que le fuerza a buscar acuerdos para todo lo que quiera sacar adelante no le deja otra opción que hablar y ceder. Sobre todo si se tiene en cuenta que la oposición de PP, Vox y Ciudadanos ha anunciado que bloquearán todo lo que les proponga.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING