Domingo, 19.01.2020 - 16:34 h
Oficializa todos los nombramientos

Sánchez justifica con el reto del empleo la separación de Trabajo y Seguridad Social

El presidente del Gobierno tendrá el Consejo de Ministros más numeroso de la democracia en el primer gobierno de coalición desde la II República

Pedro Sánchez, al anunciar su nuevo Gobierno
Pedro Sánchez, al anunciar su nuevo Gobierno / EFE

Arranca el segundo Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente ha oficializado este domingo los nombramientos que se fueron anunciando durante los últimos días, de los que ha destacado la "singularidad" de que sea el primero que cuente con ministros de otro partido desde la reinstauración de la democracia de 1978. Un Ejecutivo que según ha dicho atenderá desde sus cuatro vicepresidencias a "los cuatro grandes retos" de su administración, entre los que están el reto demográfico, la transición ecológica o la plena igualdad. Y del que ha querido destacar que separar en dos ministerios Trabajo y Seguridad Social responde a los grandes retos del futuro del empleo y a la renovación del Pacto de Toledo.

Esto último responde al enfriamiento económico que se confirmará durante este 2020, con varios organismos e instituciones apuntando a que podría producirse una nueva recesión. Lo que afectará de manera indefectible a la estabilidad del empleo y a la creación del mismo. Algo que preocupa al nuevo Gobierno, como ha admitido el propio Sánchez con sus menciones expresas a las dos carteras que se ocuparán de las relaciones laborales y de las pensiones respectivamente. Aunque el otro motivo que explica que Yolanda Díaz y José Luis Escrivá vayan a estar en ministerios distintos es arrebatar el control de las pagas de los jubilados a Unidas Podemos, como ya publicó este diario.

Ya estaba previsto que todo lo que tenga que ver con empleo y pensiones fuese a centrar la atención del Ejecutivo de coalición. Incluir la derogación total de la reforma laboral en el programa de gobierno pactado por PSOE y UP fue el primer aviso en ese sentido. El nombramiento de un experto en la materia como Escrivá para gestionar la caja de la Seguridad Social y liderar la reforma de las pensiones apuntaló esa tendencia. Ahora, Sánchez ha dejado aún más claro que dará prioridad a los dos asuntos con las menciones que ha hecho a los departamentos que dirigirán la diputada de Unidas Podemos y el presidente de la AiReF.

Los primeros indicios de lo que quieren hacer el presidente y su vicepresidente de Derechos Sociales ya han generado los primeros recelos en ámbitos como el empresarial. Las organizaciones de las firmas que representa la CEOE están muy pendientes de en qué se traducirán esos anuncios de Sánchez y de sus socios en todo lo que les afecta. La reforma laboral será el tema de discusión principal, ya que Yolanda Díaz nunca ha ocultado su rechazo a la norma de 2012 impulsada por Mariano Rajoy. Algo en lo que va a chocar con Antonio Garamendi y su equipo, que quieren mantenerla tal y como está. Pero la ministra no se ha dejado influir y ha elegido como su 'número 2' al profesor Joaquín Pérez Rey, al que en la empresa se considera un perfil "duro" y "muy radical"

El Pacto de Toledo será el otro gran reto dentro del clima de enfriamiento económico. La reforma del sistema es algo que preocupa por igual a todos los partidos. Pero eso no ha sido suficiente para que se haya alcanzado un acuerdo, rompiéndose las negociaciones a inicios de 2019 por la postura de Unidas Podemos, como denunciaron todos los grupos del Congreso. Ahora, la pelota estará en el tejado de José Luis Escrivá, que tiene una visión muy alejada del catastrofismo o de la quiebra de la caja de las pensiones. Con el ejemplo de su apuesta por impulsar la inmigración para que haya más personas cotizando, además de trasladar varios costes de la Seguridad Social a los Presupuestos Generales del Estado. Además, este 2020 ya entran en vigor algunas de las medidas que se pactaron con Europa en el año 2010, y que aumentaban tanto los años cotizados necesarios para acceder a la paga como las cuantías de la misma. 

Defensa de sus ministros

En su comparecencia sin responder a los periodistas, el presidente ha querido defender a su Consejo de Ministros de las críticas preventivas que ha recibido. "Es un gobierno plural y de coalición, con un firme propósito de unidad", ha señalado sobre el gabinete que compartirán PSOE y Unidas Podemos, que será el más numeroso al reunir hasta a 22 ministros y ministras, 11 hombres y 11 mujeres. "Buscamos una España de convivencia, fomentada en el acuerdo, no en la sobreactuación ni abonada al insulto o a la descalificación", ha añadido el jefe del Ejecutivo.

Las menciones al "diálogo" han sido constantes a pesar de lo corta que ha sido su intervención. Según ha explicado, esto es algo que lo que incidirá después de "tantos meses" esperando a que el país pudiera tener un gobierno alejado de la provisionalidad. Buscar el entendimiento no es algo que se reduzca tan solo a los independentistas catalanes y a la Generalitat de Catalunya. Su minoría parlamentaria que le fuerza a buscar acuerdos para todo lo que quiera sacar adelante no le deja otra opción que hablar y ceder. Sobre todo si se tiene en cuenta que la oposición de PP, Vox y Ciudadanos ha anunciado que bloquearán todo lo que les proponga.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING