Miércoles, 11.12.2019 - 23:59 h
Ante el gran debate a cinco

Sánchez se vende como el único capaz de afrontar una crisis y los retos sociales

El PSOE cree que su líder será el objetivo de los demás. Están en juego dos millones de votos de indecisos, pero el debate tendrá un efecto moderado.

Sánchez y Juncker
Sánchez se venderá como un líder con 'social' y prestigio internacional. / Efe

Los candidatos a la presidencia del Gobierno de los cinco principales partidos afrontan este lunes un debate televisado clave, que determinará un buen número de votos, imprescindibles ante unos comicios muy reñidos, en los que según las encuestas los dos bloques -izquierdas y derechas- lo tendrán muy difícil para sumar una mayoría suficiente para gobernar y que se enfrentan a una campaña electoral muy corta, en la que cualquier mensaje será determinantes y cualquier error, fatal. 

Los aspirantes preparan minuciosamente su discurso y sus respuestas con su equipo más cercano y en el caso del presidente en funciones y candidato de los socialistas, Pedro Sánchez, está en contacto permanente con el Comité Electoral. Nada puede fallar y desde el Ferraz reconocen que afrontan el debate con la seguridad de que Sánchez será el objetivo principal de todos los candidatos, desde la derecha, como desde la izquierda, con un líder de Podemos, Pablo Iglesias, todavía 'dolido' por no haber podido entrar en el Gobierno socialista.  

Están en juego dos millones de votos de indecisos, que determinarán quién llevará las riendas del nuevo gobierno, que tendrá que enfrentarse, con toda probabilidad, a una nueva crisis, sin que todavía sea posible calibrar su intensidad. Pese a todo, desde Ferraz son conscientes de que el debate movilizará votos, pero, como han demostrado sus precedentes, no creen que mueva de forma espectacular a los votantes.

"Estamos a un paso de lograr un Gobierno fuerte", aseguran fuentes socialistas a solo una semana de los comicios y con unas encuestas en las que el PSOE sería la fuerza más votada, pero en las que ninguno de los bloques sube y en las que los socialistas acusan un pequeño descenso mientras los 'populares' parecen haber reactivado sus apoyos. En el debate, según aseguran las mismas fuentes, Sánchez se mostrará como un presidente experimentado, firme, sereno, que sabe gestionar, con marcado carácter social y con prestigio internacional que puede liderar un Gobierno fuerte para España frente a los retos futuros.

Sánchez, el objetivo de todos

El único que tiene un proyecto para España, las ideas y los equipos para implementarlo. El resto de candidatos sólo tienen un proyecto para esta semana: frenar al PSOE, aseguran. Los socialista creen que el debate entre los cinco principales líderes que el lunes ofrecerá RTVE, el único de la campaña electoral, se puede convertir en un frente contra Sánchez, en el que participe la derecha de PP y Ciudadanos, la ultraderecha de Vox y la izquierda de Unidas Podemos.

El candidato socialista lleva días planificando el debate si bien ha interrumpido los actos de campaña, que comenzaron el jueves 31 de octubre, para sumergirse hoy domingo y mañana lunes en sus preparativos. Sánchez retomará la campaña el martes con actos en Mérida, Badajoz y Gijón. Sánchez afronta tranquilo el debate, aunque espera que el líder de Vox, Santiago Abascal, que se estrena en este formato de debate a cinco, sea especialmente duro por sentirse la formación especialmente fuerte al no haber sido aislada por la derecha.

En los últimos mítines, Sánchez ya ha venido avanzando que la campaña electoral del 10N va de "todos contra el PSOE y el PSOE contra el bloqueo de todos", por lo que no es de extrañar que la estrategia se traslade al debate electoral.También es esperable, como ha avanzado en alguno de los actos electorales, que la derecha, la ultraderecha y la "pretendida izquierda" intenten conjuntamente "frenar" al PSOE para que haya un gobierno débil. El PSOE anticipa que habrá alguna sorpresa en el debate si bien no la ha especificado.

Los preparativos del gran debate

La Academia de Televisión ultima los preparativos para esta confrontación política televisada que se inicia a las 22:00 horas y se prolongará durante 165 minutos. Cada uno de los candidatos dispone de un minuto a modo de presentación y luego se pasará al grueso del debate, estructurado en cinco bloques: Cohesión de España, política económica, políticas sociales e igualdad, calidad democrática y política internacional.

Los cinco líderes podrán intervenir cinco minutos cada uno, que estarán cronometrados por la Real Federación de Baloncesto. Como viene siendo habitual, el debate culminará con el denominado "minuto de oro" en el que los candidatos podrán resumir sus propuestas y pedir el voto.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING