Viernes, 16.11.2018 - 03:13 h
Relevo en Génova

Soraya Sáenz de Santamaría presenta un "proyecto abierto, positivo e integrador"

La exvicepresidenta del Gobierno disputará a Cospedal, su gran rival en el PP, Margallo, Casado, Bayo y García Hernández el liderazgo del partido.

La vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría, a su llegada a la sesión de control.
La exvicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría, a su llegada a una sesión de control. / EFE

Tras la confirmación de las candidaturas de Pablo Casado, José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y José Luis Bayo, se ha producido otro de los movimientos más esperados en la carrera por la sucesión en el Partido Popular tras la renuncia de Mariano Rajoy al perder la moción de censura. La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado en su perfil de Twitter que va a presentar su candidatura para presidir el partido. Se suma, de esta manera, a la candidatura de Maria Dolores de Cospedal, que una hora después presentó su candidatura antela Junta Directiva Regional del PP de Castilla-La Mancha.

Sáenz de Santamaría compareció a las puertas del Congreso de los Diputados para explicar su candidatura ante una gran expectación de los periodistas. "Me presento con energía y determinación porque creo que es un momento muy importante. Creo igual o más que cuando me hice afiliada del partido. En el PP siempre hemos acertado cuando hemos trabajado en positivo y abierto a la sociedad. Por ello, presento un proyecto abierto y en positivo. Integrando.", empezó diciendo Soraya.

"Somos compañeros en algo que nos une, que es servir a España. Por eso presento mi candidatura, porque creo que España necesita un PP unido y fuerte. Servir a España nos une a todos. Somos el partido que cohesiona a España. Somos el partido de la igualdad de oportunidades. Nos presentamos con el aval de lo que hemos hecho. Pero ese aval debe impulsarnos al futuro. Hemos construido un futuro para los españoles y eso debemos ponerlo en valor", dijo la exvicepresidenta del Gobierno.

"Creo en la libertad. Alguien libre puede lograr lo que se proponga. Me presento con humildad y generosidad. Comparto con los militantes el orgullo de pertenecer a este partido. Sé lo que es estar en el Gobierno, pero también lo que es estar en la oposición. Si hacemos una buena oposición, volveremos a gobernar España. Soy una militante más y me presento a ofrecer lo que creo que quieren muchos militantes: unidad e integridad y lo hago con humildad y generosidad.Los militantes son el presente y futuro de nuestro partido. Si les escuchamos, acertaremos", dijo Soraya.

Las previsibles candidaturas de Cospedal y Soraya contrastan con la sorpresa que dio en la tarde del lunes fue Núñez Feijóo. Sin embargo, y a diferencia de lo que hizo Susana Díaz, el gallego declinó presentar su candidatura para presidir el PP a nivel nacional.

Desde que en el año 2000 entrara como asesora de Rajoy, entonces vicepresidente del Gobierno, Sáenz de Santamaría ha estado junto a él en toda su carrera, hasta ahora en que sus caminos se van a separar. En estos 18 años, Sáenz de Santamaría ha vivido de todo junto a Rajoy, desde grandes ocasiones como las victorias electorales, sobre todo la mayoría absoluta de 2011 tras la que el líder la convirtió en vicepresidenta, hasta momentos delicados en la gestión del Ejecutivo, sobre todo ante el desafío soberanista catalán, que ella se ocupó de dirigir.

Dicen en el partido que Cataluña es posiblemente la piedra en el zapato de Santamaría, aunque los que la apoyan subrayan sus incontables esfuerzos por reconducir una situación que, no obstante, sigue encallada. Y contraponen este bache a los logros del Gobierno que Sáenz de Santamaría se ha encargado de coordinar, recalcan, con éxito, además de destacar el tiempo en el que le tocó, como portavoz del Ejecutivo, explicar las medidas -muchas de ellas muy duras- que tomaba el Ejecutivo para salir de la crisis económica.

Cuando el pasado 31 de mayo, durante el debate de la moción de censura del PSOE, Mariano Rajoy abandonó su escaño y optó por quedarse en un restaurante toda la tarde, fue ella quien permaneció en el hemiciclo dando la cara por un Gobierno que tenía ya las horas contadas. Una imagen que para sus partidarios es ejemplo de la dedicación mostrada por Sáenz de Santamaría, quien además, subrayan, ha sido en todos estos años, según todas las encuestas, la favorita del Ejecutivo.

Con ese cartel va a presentarse esta política vallisoletana de 47 años que antes de ser vicepresidenta del Gobierno tuvo numerosas funciones en el partido, entre ellas la de portavoz parlamentaria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios