Miércoles, 18.09.2019 - 07:29 h
Casi 200 casos confirmados

Qué debes saber sobre la listeriosis tras el brote que ha activado todas las alarmas

La infección pasa por un largo periodo de incubación que impide hacer previsiones sobre la extensión del brote dentro y fuera de España. 

Listeriosis infeccion
Lo que debes saber sobre la listeriosis: el brote que ha activado todas las alarmas

El reciente brote de listeriosis que se está extendiendo por España ha activado las alarmas, nacionales y europeas, aunque los especialistas coinciden en que aún es pronto para determinar hasta qué punto se ha podido propagar la bacteria. Desde el Ministerio de Sanidad han lanzado un mensaje tranquilizador y decretado el cierre de la fábrica donde se originó el brote, pero ¿existen motivos para mantener estos niveles de alerta?

Aunque la última oleada de la enfermedad, originada en Sevilla, ha copado las portadas, la listeriosis es una infección relativamente común en nuestro país. Según los datos ofrecidos por Sanidad, en los años precedentes una media de 25 personas fallecen en España cada año a causa de esta bacteria. La cifra ha colocado a este microorganismo en la lista de las más peligrosas y resistentes de las que se pueden contraer en territorio peninsular.

Concretamente, en el año 2017 se contabilizaron un total de 2.480 casos de listeriosis en humanos dentro de las fronteras de la Unión Europea, un brote que dejó 227 muertes distribuidas por 16 de los Estados miembros, y solo en España se confirmaron 284 casos. Entre los episodios más recientes en terreno europeo se cuentan dos fallecimientos en Francia el pasado mayo, en este caso, debido al consumo de queso contaminado con listeria, además de las cinco personas que murieron en junio en Reino Unido por ingerir sándwiches y ensaladas afectados. Estos resultados implican una tasa de mortalidad del 13,8 % para esta enfermedad

¿Cómo se contrae la enfermedad?

La listeriosis se encuentra dentro de las infecciones de transmisión alimentaria que la OMS considera más graves, aunque su frecuencia es relativamente baja. Los perfiles de mayor riesgo son los lactantes, los niños y los ancianos, ya que por sus características son los más vulnerables a aquellos alimentos en los que suele proliferar la bacteria: los productos lácteos no pasteurizados y diversos alimentos preparados

La bacteria puede crecer a temperaturas de refrigeración y transmitirse de unos productos a otros en caso de contacto, lo que se conoce como contaminación cruzada. Por ello y, como medida de precaución, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) aconseja que, aquellas personas que guarden en su domicilio algún envase con los productos retirados de la marca 'La Mechá', no solo se abstengan de consumirlo sino que "extremen los cuidados en la manipulación, en especial en el caso de que se haya tenido contacto" con los productos antes mencionados. 

¿Qué consecuencias tiene la infección?

Pese a no ser un habitual en los seres humanos, la listeriosis suele conllevar altas tasas de hospitalización y mortalidad. Las consecuencias más graves en las que puede desembocar la infección por listeria (Listeria monocytogenes) son los abortos espontáneos y la muerte neonatal.  

Normalmente, los síntomas se hacen visibles a los pocos días de ingerir los alimentos infectados, pero ante la posibilidad de un largo letargo, es recomendable someterse a análisis sanguíneos ante cualquier sospecha. En la mayoría de los casos, la Listeria provoca alguna enfermedad gastrointestinal, aunque también es posible que derive en meningitis (inflamación de las membranas que cubren el cerebro) o septicemia (infección en la sangre).

¿Por qué su alcance es imprevisible?

El mayor obstáculo con el que los especialistas se están encontrando a la hora de determinar la amplitud del brote y, con ella, su gravedad es el largo periodo de incubación de la enfermedad. Pueden pasar hasta 70 días entre que se ingiere el alimento contaminado y el momento en que se empiezan a exteriorizar los primeros síntomas. 

¿Es normal el protocolo activado?

El pasado 20 de agosto, el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europa (RASFF en sus siglas en inglés) registró el brote de listeriosis surgido en Sevilla como una alerta sanitaria a tener en cuenta en toda la UE. Esto ocurrió después de que Sanidad lanzara las comunicaciones pertinentes al Sistema de Alerta Precoz y Respuesta de la Unión Europea y a la OMS, un procedimiento necesario en caso de que se prevea un riesgo de contagio fuera de las fronteras nacionales

Ante el volumen de los traslados en el seno de la UE, tanto de ciudadanos como de mercancías, el riesgo de transmisión de las enfermedades infecciosas aumenta. Por ello es importante activar este tipo de procedimientos con la mayor celeridad posible para reducir la carga que este tipo de brotes imponen, no solo a la salud pública, sino también a la economía.

Ahora en Portada 

Comentarios