Jueves, 21.03.2019 - 22:02 h
El hábito no hace al monje, pero ayuda

Cómo saber qué debes vestir cuando llegas a un un nuevo trabajo

Empezar en una nueva empresa es un momento de inflexión vital. Elegir las prendas adecuadas pueden ayudar en esta tarea. Pero, ¿cómo debes vestir?

El traje ya no es siempre la norma. / Pexels
El traje ya no es siempre la norma. / Pexels

Cada vez parece más complicado. El mundo cambia a gran velocidad. Lo que antes parecía perfecto para llevar en tu lugar de trabajo, ahora es lo más erróneo. Diferentes tipos de empresas y personas. Diferentes lugares del mundo. Llegar a saber que vestir en tu oficina parece todo un reto. ¿Lo más aconsejable? Tener un armario sencillo y bastante versátil.

Empezar en una nueva empresa es un momento de inflexión vital. Quieres darlo todo desde el principio para encajar a la perfección entre tus compañeros. Pero no sabes que llevar y no quieres dar una impresión equivocada sobre ti. Elegir las prendas adecuadas pueden ayudar en esta tarea. Pero, ¿cómo debes vestir?

Lizz Schumer se ha entrevistado con varias estilistas y consultoras de moda para aclarar esta diatriba y conseguir los mejores consejos. El resultado: un artículo para 'The New York Times' que puede ser la solución a tus problemas de estilismo laboral. 

Los tiempos cambian. Hay que investigar

Angie Cox es estilista, consultora de moda y fundadora de YouLookFab.com, ha seguido de cerca la evolución de este campo durante 13 largos años. "Todo el concepto de ‘business casual’ acaba de cambiar dramáticamente. Y dentro de este cambio, los códigos de vestimenta", dice.

Por eso la primera idea en la que coinciden los expertos es en la investigación. Tenemos tremendas herramientas a nuestra disposición con las que trabajamos día a día. Una buena solución, si llegas nuevo a una empresa, es buscar a a tus compañeros a través de Google o las redes sociales. Al menos es lo que recomienda Alison Gary, estilista y fundadora de la web de estilo Wardrobe Oxygen: "En 2018, es mucho más fácil encontrar imágenes de las personas que trabajan en la empresa. Así puedes tener una mejor idea de cómo es la cultura de tu oficina".

Una vez instaurado en la empresa, está bien que observes a tus compañeros y aprendas de los que ya llevan un tiempo trabajando allí. Kat Griffin, fundadora de la web de consejos de moda Corporette, dice que "las personas mayores están dotados de demasiada credibilidad: se han ganado el derecho a vestirse como les plazca. Aconsejo a los lectores que a) sopesen lo que podría no ser aceptable, y b) que no usen ninguna de esas prendas hasta que vea que una persona de nivel medio los use, alguien que lleve de tres a cinco años en la empresa".

Las mujeres lo tienen aún más difícil para elegir qué vestir. / Pexels
Las mujeres lo tienen aún más difícil para elegir qué vestir. / Pexels

Flexibilidad, mezcla y buena combinación

Si hay algo que es unánime entre los expertos que entrevistó Schumer para su artículo es que debes hacerte con ropa relativamente neutral de cara a tu primera semana de trabajo. Y desde tu ‘atalaya de relativa neutralidad’, observa la vestimenta de tus compañeros.

Gary lo tiene claro: "No hay necesidad de tener 30 pares de pantalones en tu armario si puedes encontrar un buen par", dice. Y añade que "nadie sabrá si vas a usar el mismo par de pantalones dos o tres veces en una semana si los estás combinando de diferente manera. La oficina no es una pista de baile". Para comenzar aconseja un blazer clásico, un par de pantalones ajustados, una blusa o camisa con botones, y un suéter que se pueda combinar. Una buena solución es preguntar en recursos humanos algunos consejos para vestir en la oficina.

La geolocalización importa

Importa el lugar donde se ubica la empresa y el tipo de industria en la que encaja. Ya sabemos cómo se las gastan los de Silicon Valley y su supuesta informalidad que es diametralmente opuesta al ejercicio de las finanzas. Y tampoco es igual trabajar en finanzas dentro de la Gran Manzana que ser un abogado en Nashville.

Diane Gottsman, experta en etiqueta y fundadora de The Protocol School of Texas, aconseja que "hay que mirar el entorno además de la política corporativa”. Y añade que tu vestimenta "debería decir, 'me importa'. Creo que eso es realmente a lo que se reduce. Tener respeto por las personas con las que estás y también respeto por ti mismo".

En definitiva todo está basado en la seguridad y el respeto por ti mismo y por tu entorno. "La gente hace juicios basados ​​en lo que ve, y esa percepción se convierte en su versión de la verdad", dice Gottsman. "Vestirse de manera profesional demuestra que prestas atención a los detalles y que te enorgulleces de ti mismo, lo que también se refleja en tu trabajo", sentencia la experta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios