Domingo, 16.12.2018 - 05:10 h
No hay que olvidar que trabajas con seres humanos

Estos son los estilos de liderazgo más eficaces para el devenir de una empresa

Poner tanto interés en el bienestar de los empleados como en alcanzar los objetivos de la empresa, es la mejor opción para su buen funcionamiento

¿Qué tipo de liderazgo ejerce tu jefe? / Pixabay
¿Qué tipo de liderazgo ejerce tu jefe? / Pixabay

"Ser benevolente es importante porque puede cambiar la percepción que sus empleados tienen de ti", asegura Chou-Yu Tsai, profesor asistente de administración en la Escuela de Administración de la Universidad de Binghamton.  "Y si sientes que tu líder o jefe realmente se preocupa por ti,  puedes sentirse más responsable del trabajo que haces por él".

Es la principal conclusión de un estudio que Tsai acaba de publicar en The Leadership Quarterly, y que aborda la eficacia de los distintos tipos de liderazgo.

Tsai y sus colegas querían determinar cómo la presencia 0 la falta de benevolencia afectan el desempeño laboral de los empleados. Para ello han encuestado a casi 1.000 miembros de las fuerzas armadas taiwanesas, por un lado; y a casi 200 adultos con trabajo a tiempo completo en los Estados Unidos. Una muestra muy diversa-

La idea era observar cómo fue el resultado laboral de los empleados sometidos a los tres estilos de liderazgo diferentes que planteaban.

El primero a resaltar sería el más duro: el liderazgo autoritario. Líderes que ejercen autoridad y control absolutos. Su principal interés son los fines de la empresa obviando el bienestar de sus subordinados.

El segundo sería el liderazgo benevolente. Para estos líderes, su principal preocupación es el bienestar personal y familiar de sus subordinados.

Por último el liderazgo paternalista. Es el más clásico y combina los dos anteriores, poniendo el foco tanto en la realización de las tareas como en el bienestar de los empleados.

La primera conclusión del estudio era esperada. El liderazgo autoritarista tenía todas las de perder, teniendo, en la mayoría de los casos, resultados bastante negativos. Por otro lado, el benevolente obtuvo en casi todos los casos resultados positivos.

Quizás lo más sorprendente fue el desempeño del liderazgo paternalista, que tuvo el mismo efecto en el rendimiento que el benevolente. "La relación entre padres e hijos es la primera relación líder-seguidor que las personas experimentan. Puede convertirse en la relación prototipo de lo que esperamos de un liderazgo de cara al futuro. El estilo de liderazgo paternalista se asemeja bastante al de un padre", asegura Tsai

Conclusiones y consejos

Es importante hacer sentir que tus empleados te importan y te preocupan. Que te preocupa su situación en la empresa y te importa su situación familiar. Esto hará que el empleado se tome más en serio su trabajo en un compromiso por cuidar al que le cuida.

"Los empleados no son herramientas o máquinas que simplemente puede usar. Son seres humanos y merecen ser tratados con respeto", resaltó Tsai. "Tiene que asegurarse de centrarse en su bienestar y ayudarlos a encontrar el apoyo que necesitan, y al mismo tiempo tener claras sus expectativas y prioridades. Esta es una versión de trabajo de 'amor duro' que a menudo se ve en las relaciones de padres e hijos ", aconseja Tsai.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios