Miércoles, 26.06.2019 - 23:01 h
Pide 5 miembros en el consejo

Fridman pacta con Santander salvar a Dia para inyectarle los 500 millones de euros

El fondo Letterone, que controla el 70% de la empresa, da por cumplidas las condiciones que evitarán que Dia caiga en el concurso de acreedores.

Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia.
Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia. / L. I. / Letterone

Mijaíl Fridman ha recogido el guante lanzado por Ana Botín a través de Twitter y ha confirmado a la CNMV que da por cumplidas las condiciones que exigía para sacar adelante la ampliación de capital y evitar así la quiebra de Dia. La condición 'sine qua non' era alcanzar un acuerdo con todos los bancos acreedores de la compañía para refinanciar toda su deuda hasta marzo de 2023, entre ellos, Santander, que hasta hace unas horas no se había sumado. Las condiciones eran 1) que se aprobase su plan en la Junta de Accionistas del pasado 20 de marzo, 2) que se firmase un acuerdo con los bancos y 3) que la opa sobre la compañía tuviese éxito.

"LetterOne constata que cumplidas las tres citadas condiciones, el aumento de capital de 500 millones de euros es suficiente para remover la causa de disolución por pérdidas, al restaurar el equilibrio patrimonial de DIA de conformidad con lo previsto en el artículo 363.1 e) de la Ley de Sociedades de Capital; y (ii) el aumento de capital, junto con las nuevas líneas de financiación por importe conjunto de 380 millones previstas en el Lock-Up Agreement (acuerdo que prohíbe vender acciones) y en el term-sheet (documento de condiciones y términos), constituyen una solución a los problemas de liquidez que venía atravesando Dia, y proporcionan una estructura de capital viable a largo plazo", explica el fondo en un hecho relevante enviado a la CNMV.

Insta a no solicitar el concurso

En vista de lo anterior, LetterOne insta al Consejo de Administración que se abstenga de emprender cualquier iniciativa prevista en la Ley Concursal, "que impediría la ejecución de todas las anteriores medidas de rescate, resultaría lesiva para los accionistas, empleados, acreedores financieros y proveedores de DIA, sería gravemente perjudicial para el interés social, y en consecuencia constituiría una actuación contraria a Derecho", añade en su comunicación a la CNMV. 

En el marco de dicho acuerdo, LetterOne se comprometió a ejercitar su derecho de suscripción preferente "en proporción a su porcentaje de capital social", aunque también firmó su compromiso de asegurar el 100% del aumento de capital, "suscribiendo la parte que en su caso no sea suscrita por el resto de accionistas, u obtener el aseguramiento de una o más entidades financieras". La operación de inyección de fondos se producirá más adelante, una vez se cumplan otras condiciones, pero se evita ya el riesgo de quiebra que sobrevolaba a la empresa.

Reestructuración y control del consejo

La ejecución del aumento de capital y el compromiso de aseguramiento de LetterOne quedaron sujetos al cumplimiento de otras tres condiciones: la liquidación de la oferta pública de adquisición formulada por LetterOne, que se producirá con seguridad esta misma semana. En segundo lugar, el fondo de Fridman pide la consecución de un acuerdo con los acreedores titulares de la deuda bancaria sindicada de Dia "que permita una reestructuración o refinanciación de la deuda que garantice la estabilidad financiera de la sociedad".

Por último, Letterone solicita el nombramiento de una mayoría de miembros del Consejo de Administración de Dia propuestos por LetterOne, es decir, al menos cinco de los ocho miembros actuales del órgano de gobierno. El fondo de Fridman ya tuvo tres consejeros hasta diciembre: Stpehan Ducharme, Karl Heinz Holland y Sergio Dias, que volverán con toda probabilidad al órgano de gobierno de la empresa junto a otros dos representantes del fondo. La reorganización del consejo supondrá la salida de la actual cúpula que encabeza Borja de la Cierva.

Como parte del acuerdo con los bancos, Letterone ha conseguido la liberación de 'covenants financieros' (cláusulas impuestas por el banco a la empresa que obligan a cumplir cláusulas financieras prudentes) hasta el 31 de diciembre de 2020 (excepto por un covenant de liquidez mínima fijado en 30 millones de efectivo). "A partir de entonces, Letterone y los bancos han acordado mantener a partir de entonces un 'covenant' de apalancamiento fijado en niveles que incluyen un margen de desviación de hasta un 35% sobre el ratio Deuda Neta Reexpresada / Ebitda Reexpresado  previsto en el plan de negocio / presupuesto, cuyo cumplimiento se verificará semestralmente", explica el fondo.

Otro de los aspecto clave del acuerdo de refinanciación de Dia es la solicitud que hará Letterone al consejo de administración una vez que tome el control para solicitar autorizar para emitir deuda (u otra ampliación) por 400 millones de euros con "el objetivo, entre otros, de refinanciar los bonos con vencimiento en 2021", aunque no asume la obligación de refinanciar estos bonos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios