Antes de la ampliación

Fridman se hace con el 70% de Dia a 2,15 euros tras promediar a la baja con la opa

El fondo Letterone ha logrado comprar la mayoría del capital del grupo con un descuento del 88% respecto a la compra de sus primeras acciones.

Stephan Ducharme, consejero delegado de L1.
Stephan Ducharme, consejero delegado de L1. / José González

Es hora de pasar por caja... y pagar. Salvo catástrofe, Letterone, el fondo de capital ruso con sede en Londres y que opera desde Luxemburgo, se hará a partir de este miércoles con el 40% de las acciones de Dia que han acudido a su opa a 0,67 euros por acción. En total, unos 248 millones de títulos pasarán hoy de la cuenta de miles de accionistas a la de uno solo: L1R Invest1 Holdings, un fondo luxemburgués creado en 2018 ‘ad hoc’ por la matriz británica para lanzar la opa sobre Dia.

El nuevo dueño de Dia elevará su inversión teórica en la empresa a 922 millones de euros, que suponen un promedio de 2,15 euros por título, con lo que rebaja de una tacada en un 64% el precio de coste de cada una de las acciones que tiene de Dia. Sin embargo, Letterone todavía tendrá que desembolsar entre 350 y 500 millones más con la ampliación, con lo que su inversión total en Dia se elevaría a entre 1.272 y 1.422 millones.

Casey entra en Dia

El fondo L1R Invest1 Holdings, propiedad de Letterone Holdings, mantiene unas pérdidas contables de 694 millones de euros desde el cierre de 2018 debido a que compró las acciones a LTS Investments, otro fondo de Fridman y su socios, a 4,2 euros pero las tasó a cierre de ejercicio a 0,46 euros por título, la última posición en bolsa de 2018 y prácticamente mínimo histórico de cotización de la cadena de supermercados.

Michael Casey, nuevo consejero de Dia desde hace unas horas, ha sido junto al consejero delegado de Letterone, Stephane Ducharme, el diseñador y ejecutor de una operación de compra de acciones que comenzó en mayo de 2017 y que concluye ahora. Brillante a la par que extraña, la entrada de Fridman en el tercer grupo de supermercados en España se ha producido siempre a la baja: desde los 5,9 euros de su primera compra a los 0,67 euros de la última se ha producido un descuento del 88% para los socios rusos. No obstante, como coincidían en señalar distintas fuentes a este diario, la opa tan solo es la primera fase del aterrizaje de Letterone en Dia y ahora llega la secuela.

Segunda temporada: su ampliación

En el siguiente episodio, que comienza esta misma noche, los hombres de Fridman, asesorados por Goldman Sachs, deben articular la ampliación de capital por 500 millones de euros que se han comprometido a suscribir al 100% en el caso de que no vaya el resto de socios que quedan en Dia. Con ese dinero, insuficiente a todas luces para la hoja de ruta inicial de Fridman, se debe restablecer el equilibrio patrimonial de Dia (-308 millones en fondos propios negativos hasta marzo) y afrontar el vencimiento del bono de 300 millones de euros que vence a mediados del mes de julio y cuya cotización se está recuperando.

A última hora, Letterone ha conseguido arrancar a los bancos financiadores un extra de 380 millones en líneas de crédito (divididas en tres tramos progresivos de 200, 100 y 80) que permitirán a la compañía afrontar sin estrecheces los compromisos de corto y medio plazo. La ampliación de capital en curso -que se realizará en las próximas semanas- sí servirá, en cambio, para volver a promediar a la baja la adquisición de acciones de Dia.

¿Cómo será la ampliación?

El precio de emisión de estos títulos podría situarse en 0,1 euros si se cumple el escenario descrito por la firma Duff & Phelps contratada por Letterone. Se emitirán hasta 5.000 millones de acciones para poder recaudar 500 millones y el accionariado actual pasará del 100% a representar poco más del 9% de la nueva Dia.

Será una ampliación con derecho de suscripción preferente, en la que Letterone suscribirá su parte pero con el compromiso de hacerse con el 100% si nadie más acude, algo factible debido a la desconfianza que ha generado en el resto de accionistas desde el principio. “De no ser por la amenaza real de quiebra y el deterioro de la situación, muchos no hubieran vendido”, puntualizan fuentes financieras a este diario.

Letterone ya tiene el dinero, sin financiación ajena, para afrontar los dos desembolsos, según el folleto de su opa. Al primer pago tendrá que destinar unos 166 millones de euros para comprar un 40% del capital a 0,67 euros, según los datos de aceptaciones publicados por la CNMV. La cifra contrasta con los 756 millones invertidos en el 29% inicial.

En el segundo pago (ampliación) tendrá que sufragar, al menos, otros 350 millones de euros en su parte en la operación, una ampliación con derecho de suscripción preferente, aunque se ha comprometido a quedarse con el 100% si el resto de accionistas no acuden. En este escenario, el fondo también prevé la exclusión de negociación de Dia si supera el 90% del capital de la empresa.

Ahora en Portada 

Comentarios