Cede cerca de un 20%

La gestora suiza GAM se hunde en bolsa al reconocer pérdidas por 1.000 millones

El grupo que que mantiene una parte de su negocio en España también ha anunciado que recortará su plantilla en un 10%.

Gestora Suiza GAM
La gestora suiza GAM se hunde en bolsa al reconocer pérdidas por 1.000 millones. / GAM

La gestora de activos suiza GAM se hunde en bolsa tras anunciar que elimina su dividendo y que presentará pérdidas millonarias que le obligan a recortar hasta un 10% de los empleos. Las malas cifras esconden un mal mayor, y es que la empresa se esfuerza para contener un escándalo provocado por la suspensión de un gestor estrella de sus fondos.

El grupo ha anunciado que en este 2018 perderá cerca de 925 millones de francos suizos (unos 880 millones de euros), después de que haya tenido que reordenar todo su negocio por la salida de numerosos gestores de sus fondos. Con ello, la firma de inversión borra un historial impoluto con más de ocho años consecutivos con ganancias para sus accionistas.

Además, se ha decretado la suspensión del dividendo que paga la firma cada año, junto con un recorte del 10% de la plantilla que todavía no se ha concretado sobre la zona geográfica. La compañía mantiene una delegación en España que está especializada en tres perfiles distintos: inversores privados, asesores e inversiones institucionales.

El escándalo saltó cuando el grupo suspendió a uno de los gestores estrella de bonos de la firma, Tim Haywood, después de que "no demostrase suficiente diligencia sobre algunas de las inversiones que ha realizado, o en hacer accesibles documentos internos relacionados con ello", explicó la compañía en un comunicado. La suspensión de Haywood desencadenó una ola de salidas, lo que obligó a la empresa a congelar los canjes y liquidar toda su estrategia, y ha acelerado una caída en la acción.

Drástica perdida de valor para GAM

Los inversores rápidamente se han batido en retirada al conocer las implicaciones que tendrá los últimos acontecimientos en GAM. Los títulos de la gestora ceden un 20% durante los primeros compases de la jornada, lo que le lleva a acumular una pérdida del 77% en lo que va de año.

Además, los activos bajo gestión que mantiene se han reducido en 7.000 millones de francos suizos (cerca de 6.200 millones de euros) desde finales de septiembre. Una cifra que se eleva hasta los 18.000 millones de francos (15.938 millones de euros) en todo el tercer trimestre. Con ello, el futuro de la firma todavía no es nada seguro y mientras que en septiembre inició una fuerte reestructuración, también se han filtrado posibles negociaciones para vender la marca.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios