Para el próximo curso 

El inversor español no pierde la fe en el bitcoin: uno de cada cuatro le ve potencial

La burbuja de las criptomonedas ha pinchado tras acumular la mayor divisa digital una caída superior al 80%, desde los 19.758 hasta los 3.875 dólares.

Evolución del precio del bitcoin

El mercado de criptomonedas ha vivido su año negro en 2018. El activo de moda durante el curso pasado ha bajado a los infiernos y ha dejado 'pillado' a numerosos inversores que se subían a su enorme tendencia alcista ya que era frecuente oír hablar aquello de "esto del bitcoin es una inversión muy rentable". La burbuja se alimentaba hasta que la mayor divisa digital alcanzaba un precio de 19.758 dólares el 17 de diciembre de 2017. Casi un año después cotiza en los 3.875 dólares, es decir, ha caído más de un 80% y muchos inversores (los más astutos) ya no tienen estos activos en cartera. 

Esta caída de los precios de cotización es generalizada en el mercado de criptomonedas. De hecho, la capitalización de todas ellas se quedaba a las puertas de los 815.000 millones de dólares el 7 de enero de este año y casi 11 meses después se ha desplomado hasta los 125.000 millones de dólares tras acumular un hundimiento próximo al 85%. 

El activo de moda para muchos inversores ha vivido un 2018 para olvidar pero el próximo curso podría dispararse al alza o, al menos, recuperarse del fuerte castigo. El informe 'Global Investment Survey' elaborado por la gestora Legg Mason gracias a una encuesta realizada a más de 16.000 inversores de 17 país evidencia como las criptomonedas serán uno de los activos con más potencial para el próximo curso, tal y como señalan el 19% a nivel mundial. De hecho, supera a otros productos financieros como los bonos de deuda pública o de empresas privadas y se sitúa ligeramente por debajo de otros como los metales preciosos o los activos alternativos. 

La encuesta, que también segmenta en función de criterios geográficos, evidencia como el inversor español es uno de los que más confía en la marcha del bitcoin y demás criptomonedas. Uno de cada cuatro (24%) aduce este tipo de activos financieros como las mejores oportunidades para los próximos doce meses y los habrá que tomen posiciones confiando en un inminente rebote. 

El inversor nacional ve al bitcoin el mismo potencial que, por ejemplo, las acciones de nuestro país (25%), con el Ibex 35 cayendo en torno a un 10%. No obstante, los encuestados en España confían más en comprar títulos de fuera de nuestras fronteras y, sobre todo, en el sector inmobiliario. Por tanto, parecemos aprender poco de las dos grandes burbujas (divisas digitales y real estate) que se han vivido recientemente. 

Solo los inversores de dos regiones, México y Brasil, superan a nuestro país a la hora de señalar a las criptomonedas como el activo más prometedor para el próximo curso. Algo en cierta parte lógico debido a que las divisas en estos países se enfrentan frecuentemente a fuertes episodios de volatilidad y este tipo de activos actúa como 'refugio' para evitar las grandes depreciaciones padecidas por sus monedas locales. 

La edad del inversor también juega un papel importante a la hora de decantarse por este tipo de activos. Las personas más jóvenes ven con gran optimismo todo tipo de activos ligados a la digitalización de las inversores. Por ejemplo, el 41% de los millennials entiende qué son las criptomonedas mientras que en los baby boomers este porcentaje es de solo un 18%. De hecho, incluso uno de cada cuatro (28%) ve las divisas digitales como un buen activo financiero para invertir. 

El respaldo del presidente de la Bolsa de Nueva York, Jeffrey Sprecher, impulsaba fuertemente el precio de las criptomonedas a finales de noviembre tras asegurar que las divisas digitales podrían prevalecer a cualquier otro tipo de activo financiero en un futuro próximo. No obstante, no ha servido para 'animar' a la larga su cotización ya que el bitcoin y la mayoría de divisas digitales se encuentran en mínimos del año. 

Los inversores, sobre todo los españoles al ser de los más optimistas, esperan que la llegada de un mercado de futuros sea el punto de inflexión para dejar atrás las caídas. Además, el propio Sprecher se muestra optimista de que dicho mercado de contratos se pueda lanzar en los próximos meses. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios