Sube un 8,42% en el Mercado Continuo

Oryzon se dispara en bolsa: InResearch prevé que multiplique por dos su precio

Las numerosas autorizaciones para ensayos clínicos y la comercialización de fármacos han sacado a relucir el potencial de la biofarmacéutica. 

Oryzon Genomics
Oryzon Genomics tiene un gran potencial a doce meses 

Luis Navia Fraile, analista de la firma InResearch, ha pasado revista a Oryzon Genomics. El resultado es muy positivo para la biofarmacéutica puesto que reiteran su valoración, con un precio objetivo de 8,6 euros por acción y un valor de 293,2 millones de euros para la empresa. 

Esta valoración es muy superior a su precio de mercado y ha animado su cotización. Oryzon Genomics ha sido la más alcista del Mercado Continuo al avanzar este miércoles un 8,42% y alcanzar los 4,635 euros por acción, por lo que la firma InResearch le otorga un potencial a doce meses del 85,5%. Es decir, casi multiplicaría por dos su precio en los próximos doce meses. 

El experto destaca los avances en los estudios clínicos de la compañía. Tras la terminación del acuerdo de licencia de ORY-1001 firmado en 2014 con Roche, Oryzon ha recuperado en enero 2018 el control total de este activo sin coste alguno. Además, en este segundo trimestre ha solicitado a las Agencias Regulatorias la autorización para realizar dos nuevos estudios clínicos con ORY-1001 en leucemia y en cáncer de pulmón de célula pequeña. Se une, por tanto, a la aprobación de la Agencia Española del Medicamento para un ensayo en enfermos de Alzheimer en estadio leve y moderado, siendo autorizado también en Francia y Reino Unido, reclutando sus primeros pacientes en nuestro país y en Inglaterra. 

Recientemente, la Agencia Española del Medicamento daba una nueva alegría a la biofarmacéutica. La semana pasada recibía la aprobación de un ensayo clínico para llevar a cabo un ensayo de Fase IIa con Iadademstat en pacientes con leucemia mieloide aguda.

El experto destaca varias noticias que podrían servir de catalizador del valor en el corto y medio plazo. Por un lado estarían los compuestos avanzando en los ensayos clínicos y, por otro lado, las noticias corporativas como puedan ser una potencial licencia de ORY-1001 (tras recuperar la molécula de Roche) y/o de ORY-2001 para ayudar a financiar los costes futuros de investigación dado el elevado coste de las indicaciones a las que se dirige.

La empresa se enfrenta a numerosos riesgos

El escenario es positivo pero también hay sus riesgos. Además, Luis Navia destaca que estos no han variado durante este periodo. Entre ellos, señala la posibilidad de que la compañía pueda volver a recurrir a los mercados de capitales para continuar con el desarrollo clínico de sus moléculas y/o para identificar otras nuevas utilizando su plataforma de tecnología y conocimientos, lo que implica un riesgo de dilución relevante. 

Como es lógico, también está el riesgo clínico ya que el desarrollo de fármacos es un negocio con un riesgo inherente alto. Los activos pueden no mostrar niveles clínicamente significativos de eficacia en los ensayos en curso o futuros. Esto se traduce en un potencial riesgo de fracaso, más alto cuando la molécula se encuentra en una Fase menos avanzada de su desarrollo.

El regulador también juega un importante papel. La capacidad de Oryzon o sus socios para comercializar sus medicamentos depende de la obtención de la aprobación por parte de las distintas autoridades sanitarias. "El fracaso en lograr la aprobación, o retrasos en la obtención de la misma, podría dar lugar a una disminución sustancial en la valoración de la compañía", señala el experto. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios