Perspectivas cíclicas 2020

Estos son los siete riesgos que Pimco identifica en los mercados a corto plazo

La mayor gestora de renta fija del mundo se muestra moderadamente optimista en relación a la economía mundial este año.

China coronavirus turismo
El coronavirus está golpeando al turismo en el sudeste asiático. / EFE

La mayor gestora de renta fija del mundo, Pimco, se muestra moderadamente optimista en relación a la economía mundial este año. La firma californiana cree que la recesión está más lejos que hace unos meses gracias a la acción conjunta de los bancos centrales y a pesar, incluso, de la entrada en escena del coronavirus. Nicola Mai, su responsable crédito soberano europeo, indice en que el impacto económico de este tipo de brotes suele limitarse a uno o dos trimestres por lo que debilitará el crecimiento del PIB chino del primer trimestre, pero después es probable que la economía se recupera al contenerse la enfermedad. ¿Cuáles son entonces los temas que les preocupan y que seguirán de cerca este año?

¿Una recesión en el horizonte?
Señales de peligro de recesión

En opinión de la gestora, el riesgo de recesión ha ido a menos en los últimos meses gracias a las nuevas medidas de expansión monetaria a nivel mundial, a la tregua comercial entre Estados Unidos y China, a la mayor probabilidad de que se produzca un Brexit ordenado y las incipientes señales de un repunte de los índices de gestores de compras (PMI). Su escenario es el de una "moderada recuperación cíclica" del crecimiento a lo largo de este ejercicio.

Con esta visión de mercado en Pimco apuestan por las posiciones de mayor calidad, centrándose en la liquidez de la cartera y con un enfoque diversificado en busca de dividendos. "Preferimos no depender excesivamente del crédito corporativo genérico, dadas las preocupaciones sobre las valoraciones, la liquidez de mercado y el riesgo de obtener una baja rentabilidad en el supuesto de que el entorno macroeconómico se revele peor de lo previsto o de que se produzca un aumento generalizado de la volatilidad en los mercados", apuntan. Así, apuestan por priorizar la deuda de valores tecnológicos frente a los industriales y por sobreponderar de forma "modesta" la renta variable en las carteras. Pese a ello reconocen que no es de esperar que las ganancias del año pasado en bolsa vayan a extrapolarse a este ejercicio.

Las pérdidas si hay una recesión serán mayores
Los mercados descuentan ya la recesión

La acción conjunta de los bancos centrales ha ayudado a prolongar la expansión mundial, pero esa política expansiva tiene un precio. Cuando se produzca la próxima desaceleración económica o una fuerte caída de los activos de riesgo, estos contarán con menos herramientas para combatirlas al haber situado los tipos de interés en niveles muy bajos. "Si bien la política monetaria dispone de menor margen de maniobra, la política fiscal puede (y debe) dar un paso hacia delante y salvar la situación cuando se vislumbre una nueva recesión en el horizonte", inciden desde la firma.

La relajación monetaria puede tener otro efecto negativo si la expansión se prolonga más en el tiempo como sería incentivar a las familias y empresas a elevar su endeudamiento, lo que podría perjudicarles a ellos y a sus acreedores cuando la economía eche el freno. 

Ojo al ciclo del crédito corporativo
Burbuja de deuda

Si, en contra de su escenario principal, la economía sigue frenando este año, los segmentos de mayor riesgo del mercado de crédito se volverían vulnerables. "El crédito privado, los préstamos apalancados y la deuda high yield se han concentrado en negocios sumamente cíclicos y que presentan perfiles de crédito de mayor riesgo", advierten. Los préstamos de grado especulativo representan alrededor del 35% del PIB, por lo que de empeorar la coyuntura podrían aumentar los impagos y esto sería más que suficiente para provocar una recesión.

El 'ladrillo' en EEUU... un sector en alza
Invertir en ladrillo con cabeza

En la gestora creen que el mercado de la vivienda va a seguir aportando a la economía estadounidense éste y los próximos años, gracias a la rebaja de los tipos hipotecarios y a la relajación de los requisitos para la concesión de nuevos préstamos para adquirir vivienda. El excedente de casas construidas antes de la crisis ya se ha absorbido, y los inventarios y el número de las que están vacantes se sitúan en mínimos desde 2000, mientras que la formación de hogares aumenta. Esto hará necesario un aumento de la inversión necesaria para incrementar el parque de inmuebles disponibles. Desde Pimco prevén un alza de precios del 6% acumulado en los dos próximos años en EEUU.

Las primarias demócratas y las elecciones en EEUU
Bernie Sanders, el candidato más a la izquierda de los demócratas.

"Anticipamos que el crecimiento mundial tocará fondo y repuntará antes que el crecimiento estadounidense este año", por lo que desde Pimco prevén que el avance del PIB estadounidense se ralentice aún más y ronde el 1% anualizado en la primera mitad del año para luego volver a repuntar. Este escenario podría ser aún peor en función de los recortes temporales de la producción en el sector aéreo del país. 

Otro factor que podría afectar al crecimiento de la primera economía del mundo este año sería un posible aumento de la incertidumbre política antes de las presidenciales del próximo 3 de noviembre, sobre todo si los candidatos demócratas progresistas que defienden una elevada tributación y una estricta regulación obtienen más apoyo en las primarias. "Esto probablemente haría mella en la confianza y la inversión empresarial y podría desembocar en un endurecimiento de las condiciones financieras a través de unas menores rentabilidades previstas de la renta variable", explican.

La escasa inflación que trae de cabeza a todos
El euro pierde un 7% de su valor en un año por el frenazo económico

Aunque su previsión central es que la inflación se mantenga en un nivel benigno a medio plazo, consideran que los riesgos al alza ya son mayores que a la baja. Los mercados de trabajo han seguido tensionándose (hay dificultades para cubrir las vacantes) y las presiones salariales han repuntado recientemente. Si el desempleo baja aún más conforme se recupera el crecimiento económico este año, las presiones salariales probablemente se intensificarán.

Tras años sin alcanzar sus objetivos de inflación, la mayoría de bancos centrales van a preferir niveles más elevados, porque "lidiar con una inflación demasiado baja va a ser un problema peor". En Pimco prevén que la Fed acabe fijando un objetivo medio en Estados Unidos y que el BCE se mueva hacia un objetivo de inflación del 2% más simétrico o un rango objetivo centrado en torno al 2%. En general, las dos autoridades monetarias se mantendrán a la espera y es más probable que pongan en marcha una nueva expansión a que endurezcan su política. 

Un año de disrupciones
Guerra comercial entre Trump y China

El escenario central que plantea la gestora no aleja el riesgo de que se produzcan significativos episodios de volatilidad por el lado geopolítico. El limitado acuerdo comercial de 'Fase 1' entre China y Estados Unidos no esconde que las relaciones entre la potencia establecida y la potencia en ascenso penden de un hilo y, de hecho, las tensiones podrían surgir de nuevo este año. A esto suman la cita electoral del 3 de noviembre y la reciente oleada de protestas contra el poder político establecido en muchos países emergentes que podría propagarse aún más. Desde Pimco sostienen que los inversores van a tener que acostumbrarse a "tratar con disrupciones" a la hora de reasignar sus carteras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING