Según su presidente, Juan Carlos Ureta

Renta 4 alerta que la volatilidad llega para no irse y la incertidumbre se infravalora

El escenario tiene más incertidumbres de las que refleja el mercado, por lo que habrá una volatilidad como en 2015 y 2016, algo que no pasó en 2017. 

Ureta (Renta 4): Sin ajustes de fondo "no veremos modelo sostenible de salida de la crisis"
Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4. 

El presidente de Renta 4 Banco, Juan Carlos Ureta, ha afirmado que el escenario financiero tiene más incertidumbres de las que refleja el mercado y que esperan una volatilidad como en 2015 y 2016, algo que "está pasando ahora, no así en 2017". A su juicio, "si el mercado sigue anestesiado, no vamos a correr detrás de los precios, lo que implica menos rentabilidad".

En la conferencia 'Crecimiento global y cambio de ciclo monetario: implicaciones para la inversión en el 2018. El reto de invertir en mercados caros', el presidente de Renta 4 ha señalado que 2018 se presenta, de nuevo, como un año "complejo" para inversores conservadores. Y es que, ha acentuado, la inyección de liquidez de los Bancos Centrales ha creado distorsión en los precios de los activos financieros.

En este sentido, ha señalado que el horizonte de inversión recomendado es a tres años, y ha admitido que "tendremos que aceptar algo más de volatilidad como medio para obtener rentabilidad". En este escenario complicado, ha indicado que "seguimos viendo activos atractivos para inversores conservadores".

Ha explicado que la inversiones se activan si hay repunte de las Tires (bono USA a 10 años al 2,8%) o precios mas atractivos en renta variable (Red Eléctrica en 17, Iberdrola en 6, Merlin Properties en 11,20 euros) o una mayor apreciación del euro (1,25 dólares). Lo que conllevaría un aumento de volatilidad de las inversiones hasta niveles del 2,5% y con repuntes temporales superiores al 5% tal y como ha ocurrido en el pasado.

La 'convulsión' de la bolsa

Ureta ha reconocido que hay un ciclo económico de "crecimiento global y sincronizado muy importante" pero, a la vez, advierte que se está produciendo "un endurecimiento monetario, subidas de tipos de interés y retiradas de liquidez" que, al final, es lo que está determinando la última "convulsión" de la bolsa.

Todo ello, "unido a que no hay que olvidar que la bolsa había subido muchísimo, sobre todo las americanas, y de manera realmente un poco excesiva en la última época", tal y como asevera Ureta. De momento, ha destacado que se está viviendo una corrección. "Ya veremos si llega a más pero, evidentemente, es un toque de atención de que había demasiada complacencia en el mercado", ha admitido.

Al ser preguntado por si tienen algo que temer los inversores o si están expuestos a una situación como la que dio origen a la última crisis económica, Ureta ha señalado que "no tiene por qué", ya que la situación es "diferente" en la medida en que el sistema financiero es más sólido. "En aquella época, muchos de los bancos se habían quedado sin capital y hoy eso no es así, ya que hay bancos con capital fuerte", ha certificado.

Además, ha recordado que en 2007 y 2008 había un sector inmobiliario "totalmente sobredimensionado", así como unas prácticas en parte del sector financiero que "no eran nada buenas" y que actualmente tampoco se dan. No obstante, ha advertido que hay una deuda excesiva, sobre todo por parte de los gobiernos. En su opinión, lamentablemente no se están tomando medidas y "no hay una sensibilidad" a la hora de reducir la deuda. De hecho, ha recordado que este mismo miércoles "hemos visto cómo el Senado de Estados Unidos ha elevado el techo de gasto, por no hablar sólo de Europa". Además, ha lamentado que la deuda en China "crece el doble que el PIB cada mes".

En definitiva, ha destacado que "hoy hay un 40% más de deuda sobre el PIB, cuando se decía que la economía estaba ya muy endeudada", y advierte que la deuda "sí que importa: es un factor de inhibición del crecimiento futuro". Además, ha lamentado que el endeudamiento "genera sobrevaloración de los activos" y ha llamado la atención sobre la tendencia de los bancos centrales encaminada a "endurecer la política monetaria", respondiendo a un cambio de ciclo monetario, "el más delicado que tiene la economía global en los próximos años, y lo es por la elevada deuda".

Asimismo, ha subrayado durante su intervención que las bolsas están muy condicionadas por elementos políticos internos como, por ejemplo, "la incógnita en Estados Unidos llamada Trump" o el fin del modelo de Merkel y Draghi en Europa. Además, ha señalado que la situación en España a nivel político "no es fácil" y ha remarcado que la economía "está creciendo bien y está creando empleo, pero todavía tiene un enorme fragilidad y es que tiene una enorme deuda", lo que es "muy peligroso cuando se genera una situación de falta de confianza como pasó en 2012".

Por ejemplo, remarca que la economía española está "exportando bien pero sigue sin tener fortaleza de balance" ya que "dependemos demasiado de la inversión internacional". Y es que hoy en día, añade, "el 45% de las acciones en la bolsa las tienen inversores no residentes, lo que denota confianza pero dependencia de la economía internacional, es decir, fragilidad".

Además, ha lamentado que las reformas estructurales en España, como la de las pensiones o la de la financiación del modelo sanitario "están quedando estancadas". Asimismo, señala que la situación política "no ayuda". Por otro lado, al ser preguntado por valores como el bitcoin, Ureta ha considerado que es un fenómeno "pasajero". De hecho, cree que ha habido y hay una "enorme burbuja" en este aspecto, ya que el precio del bitcoin "no responde en absoluto a ningún valor fundamental", y se trata de "bolsas muy opacas y nada reguladas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios