Pérdida de confianza en las encuestas

Santander avisa: el efecto Vox en el mapa político golpeará al Ibex tras el 28-A

La reacción de la bolsa tras las elecciones suele ser negativa y, en esta ocasión, se une la fuerte fragmentación política tras la irrupción de Vox. 

Evolución del Ibex tras los acontecimientos políticos

La incertidumbre política ha regresado a la bolsa española y, de momento, ha venido para quedarse. El resultado del 28 de abril es toda una incógnita y, pese a que se conozca el resultado de las urnas, es probable que no se despejen todas las incógnitas en pocos días. Lo que está claro es que asistiremos a un periodo de negociaciones entre los partidos políticos con el objetivo de formar Gobierno y el signo no parece nada claro. Recientemente, el sondeo de Metroscopia para Henneo/La Información evidenciaba como Pedro Sánchez necesitaría a los independistas para gobernar y como PP, Ciudadanos y Vox no sumaban los escaños suficientes. 

Esta fragmentación política ha pasado (y pasará) factura al Ibex 35. El principal índice español es uno de los que menos sube en los últimos meses ya que, por ejemplo, en el último mes solo avanza ligeramente por encima del 3% mientras que el CAC sube prácticamente el doble (6,15%) y el Dax casi triplica su evolución, con cerca de un 9%. Claro síntoma de que el escenario político provoca recelo por parte de los inversores. 

Algo que han evidenciado los expertos de Banco Santander en uno de sus últimos informes. Los expertos de la entidad presidida por Ana Botín han destacado que "en el caso de España, la inestabilidad de los diversos gobiernos y el deterioro de la situación en Cataluña han tenido, igualmente, consecuencias sin precedentes y han incrementado el nerviosismo de los mercados financieros. Las próximas elecciones generales del 28 de abril, seguidas por la celebración simultánea de las europeas, autonómicas y municipales el 26 de mayo, pueden tener un impacto en los mercados que los inversores no deberían perder de vista".

El banco ha valorado el impacto real que han tenido los últimos acontecimientos políticos en el mercado español. Sucesos como las elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre de 2015, las generales en diciembre de 2015 o, la más reciente, la moción de censura han impactado en los mercados. De hecho, de manera negativa ya que han dado lugar a una caída, en media, del 2,2% del Ibex y "un peor comportamiento que el resto de los mercados europeos en seis de las siete ocasiones". 

El dato más contundente es que el Ibex 35, en los últimos cuatro años, se ha comportado un 22% peor que el EuroStoxx 50 y un 70% de esa diferencia tuvo lugar en el mes anterior a los acontecimientos políticos. Además, por sectores los más afectados fueron las compañías con más dependencia de nuestro país como medios de comunicación, bancos domésticos, ocio y viajes. 

La llegada de VOX, a juicio de los analistas del banco, ha servido para aumentar la fragmentación política. De hecho, van un paso más allá al señalar que "la combinación de fragmentación política y pérdida de confianza en los resultados anticipados por las encuestas podría resultar en una volatilidad relativamente alta del Ibex 35 en las próximas semanas". 

La complejidad para adelantar los resultados de las elecciones generales y la posibilidad de un Parlamento con ausencia de una mayoría absoluta durante más tiempo de lo habitual podrían resultar en una evolución más débil del mercado español a corto plazo. Por tanto, "una rotación sectorial hacia sectores más defensivos, con menor exposición a la demanda doméstica y menos sensibles a la volatilidad por riesgo país parece, por tanto, la opción más acertada en estos momento", según recomiendan los analistas del Santander. 

Eduardo Bolinches, analista de ActivTrades, destaca que, según el programa electoral de los partidos, "a la bolsa le interesa más una formación de gobierno liderada por el PP puesto que apuestan por los planes de pensiones, no implementar el impuesto de transacciones financieras y fomentar nuevos productos de ahorro. Por el contrario, el PSOE aplicaría el impuesto a la banca además de establecer un tipo mínimo real en el impuesto de sociedades superior al de otros sectores. Así que será sin duda el sector a vigilar y además por su peso en el Ibex determinará claramente el movimiento del mercado en el primer día y primera semana de mercado".

La financiación también está en juego debido al rating de España. Alvise Lennkh, analista de la agencia de calificación Scope, ha destacado que "España necesita escapar del actual impasse político para abordar las vulnerabilidades relevantes para su rating. Una cooperación política entre el Gobierno central y las autoridades regionales catalanas que cree las condiciones para las reformas económicas y fiscales sería positivo para la deuda, mientras que una extensión de la parálisis política limitaría su calificación". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios