Controlan el 3,5% de la operadora

Las 'máquinas' de Vanguard y Blackrock replican el efecto de Fainé en Telefónica

Varios de los ETFs de las dos mayores gestoras del mundo compraron acciones de la operadora a rebufo del holding Criteria Caixa.

Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica.
El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá. / J.G.

No entienden de colores, negocios, resultados o estrategias. Los ETFs (fondos cotizados) solo saben comprar, mantener o vender de forma pasiva acciones o bonos de índice, o la función de inversión para la que han sido programados, por ejemplo, para seguir a otros inversores (insiders) o para reaccionar ante determinados cambios en la bolsa. Telefónica, una de las empresas del Ibex 35 que más vaivénes ha registrado este pasado verano, también noto su actividad sobremanera tanto en la bajada… como en la subida.

Los llamados fondos ‘máquina’ o ‘dumb funds’ (fondos idiotas) se emplearon de lo lindo en la caída de Telefónica en julio con ventas que superaron el 1% del capital de la operadora (más de 300 millones euros), principalmente, procedentes de la gestora francesa Amundi, una de las grandes de la gestión pasiva. Fue en julio y la acción llegó a caer un 20% hasta mediados de agosto antes de que saltase al mercado una mala noticia para la multinacional: su salida del prestigioso índice Stoxx 50.

Sin embargo, también la recuperación posterior de agosto cobró importancia el dinero ‘tonto’ de los gigantes estadounidenses Blackrock y Vanguard, según ha podido comprobar ‘La Información’. Cuatro ETFs globales de Vanguard y, en menor medida, otros tres de Blackrock (de la gama iShares) activaron las compras sobre Telefónica hasta acumular más de 1,9 millones de acciones en septiembre, valoradas en unos 13 millones de euros, según datos de Morningstar. 

Solo los fondos de Vanguard, la gestora pionera en la inversión pasiva, controla un 2,3% del capital de Telefónica lo que le sitúa en el accionariado por detrás de La Caixa (Criteria y Caixabank), BBVA y Blackrock. La suma de los ETFs de Vanguard y Blackrock controlan alrededor del 3,5% de la operadora, valorado en unos 1.200 millones.

Estas operaciones de los fondos pasivos reforzaron el efecto de las adquisiciones de Criteria Caixa, parte fundamental de la recuperación en bolsa de Telefónica desde que bajó de los 6 euros por acción el 21 de agosto. Su orden de compra continua de 300.000 euros diarios le ha llevado a acumular más de 1,5 millones de acciones de la operadora. Criteria ya supera el 1,21% del capital de forma directa y su participada Caixabank, otro 5% adicional de Telefónica. En total, más del 6,2%.

Criteria, en Telefónica todos los días

La actividad del holding que dirige Isidro Fainé continúa de forma ininterrumpida desde el pasado 21 de agosto. Todos los días, Criteria ha seguido comprando acciones de Telefónica, aunque el precio de adquisición ha ido creciendo conforme han ido pasando las semanas.

El rango de compra ha ido desde los 5,95 euros por título de agosto hasta los 6,95 en que está comprando sus últimas acciones. No obstante, ambos precios se mantienen por debajo del coste de adquisición de Criteria: todavía pierde más de 50 céntimos por cada uno de los cerca de 63 millones de títulos que tiene en cartera (unos 420 millones de euros).

La multinacional española vivió este verano una fuerte caída en bolsa del 20% en el transcurso de apenas cuatro semanas que levantó las alarmas en la multinacional. En pleno mes de agosto se produjo una reunión de urgencia para tomar medidas que comenzó por el lanzamiento de un mensaje al mercado: el consejo está comprando.

De hecho, la propia Criteria Caixa debe comunicar cada una de sus operaciones por la presencia en la cúpula de Fainé, que es vicepresidente. Junto a él también compraron acciones en agosto el presidente, José María Álvarez-Pallete, el consejero delegado, Ángel Vilá, o el secretario del consejo, Pablo de Carvajal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING