Miércoles, 16.10.2019 - 10:01 h
Tras la crisis veraniega

Pleno al quince en bolsa: Telefónica suma una racha histórica 3 semanas en positivo

La operadora se revaloriza un 14% en bolsa desde que el holding Criteria Caixa comenzó a comprar acciones el pasado 21 de agosto.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante una conferencia en la Fundación Telefónica.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. / EP / Archivo

Tres semanas consecutivas al alza. Quince sesiones de bolsa. Telefónica, la cuarta mayor empresa del Ibex 35, sigue sumergida en números rojos en lo que va de 2019 (-5%) aunque se está recuperando a gran velocidad de la crisis de confianza entre los inversores que sufrió entre finales julio y agosto. La operadora llegó a caer hasta un 20% en apenas cuatro semanas, pasando de los 7,2 euros por acción a menos de 6 euros, su nivel más bajo en catorce años contando los ajustes por dividendo.

Sin embargo, en las últimas 15 sesiones no ha hecho otra cosa que subir en bolsa. Telefónica ha recuperado un 14,5% de su valor en bolsa o cerca de 5.000 millones de euros de capitalización. Gran parte del cambio de tendencia tiene que ver con el movimiento generalizado al alza de las bolsas, en general, y del Ibex 35, en particular, ante los prometidos estímulos monetarios del BCE que se han confirmado esta semana.

El verano de Telefónica en bolsa

Pero detrás del movimiento en forma de ‘uve’ de Telefónica en bolsa en las últimas ocho semanas ha habido tensión, nervios y momentos de incertidumbre para la cúpula directiva y el núcleo de accionistas estables (BBVA y Fundación La Caixa), que ejercen el control sobre algo más del 11% del capital. De hecho, la compañía convocó un consejo de administración para aplicar medidas drásticas, como avanzó ‘La Información’, que confirmó el pasado martes con la puesta en marcha de un plan masivo de prejubilaciones.

Criteria Caixa, el holding inversor de Fundación La Caixa, se ha convertido en el inversor ancla para Telefónica ante la deriva bursátil a la que se enfrentaba la acción después de que un grupo de fondos (Amundi, Legal & General o T-Rowe) redujeran su participación en un 1,1%.

Por su parte, a mediados de julio, Caixabank, participado por Criteria en un 40%, protegió su 5% de Telefónica con una cobertura financiera que blinda su participación por debajo de los 7,33 euros. La serie de malas noticias se completó con la salida de Telefónica del índice Stoxx 50.

Sin embargo, en las últimas tres semanas también ha habido reacción a la contra que han permitido a Telefónica recuperarse. Criteria comenzó a comprar acciones el pasado 21 de agosto y desde entonces no ha dejado de hacerlo ni una sola sesión de bolsa. La orden de compra a mercado se ha mantenido estable, e incluso acelerado, durante las tres últimas semanas por encima de los 300.000 euros diarios.

En total, Criteria Caixa ha comprado algo 1,01 millones de títulos valorados en 6,6 millones de euros en un amplio abanico de precios que oscilan entre los 5,99 euros del 21 de agosto a los 6,71 en que compró un nuevo paquete de acciones de Telefónica el pasado jueves (50.000 títulos), según ha podido comprobar este diario.

El holding de La Caixa ha superado el 1,2% del capital, aunque todavía acumula unas minusvalías latentes de 56 millones de euros por su inversión o un -11% sobre los 473 millones que ha invertido en la operadora desde finales de 2017. Su precio medio de adquisición está en 7,6 euros frente a los 6,71 euros de su cierre bursátil este viernes.

Las compras de Criteria se unen a las realizadas el pasado 22 de agosto por la cúpula directiva: José María Álvarez-Pallete (presidente), Ángel Vilá (CEO) y Pablo de Carvajal (secretario) fueron los primeros en reaccionar a la adversidad bursátil con una inversión próxima a los 800.000 euros, pero no los únicos. Los directores generales Eduardo Navarro (30.000 acciones) o Guillermo Ansaldo (1.045 opciones) también comunicaron compras de acciones o derivados financieros a la CNMV.

Por su parte, la directora financiera de Telefónica, Laura Abasolo, registró una pequeña adquisición de apenas 23 títulos a 6,25 euros como parte de su pertenencia al plan global de compra incentivada de acciones para empleados (GESP) del grupo, aprobado en junio de 2018 y al que están adheridos un número indeterminado de empleados. No hubo respuesta de la compañía a la petición del detalle sobre esta cuestión.

No obstante, según lo acordado el pasado año, los trabajadores de Telefónica no podrán superar el 0,1% del capital por este concepto. “Los empleados que voluntariamiente participan en el plan harán una aportación mensual consecutiva de entre 25 y 150 euros, durante doce meses para la compra mensual de acciones de Telefonica”, según consta en una de las comunicaciones de empleados al supervisor.

El precio de adquisición de las acciones del GESP -que luego anota la propia empresa- se fija alrededor del doce de cada mes aunque las compras se ejecutan a partir de la tercer semana de agosto, según fuentes próximas a la empresa. Este verano ha coincido con el punto más bajo de la cotización de Telefónica y también con la reacción en tromba del consejo y de Criteria para levantar la cotización.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios