Declaraciones a la prensa en la Casa Blanca

Trump reaviva la tensión con China: "EEUU no está listo para un acuerdo"

El presidente norteamericano también ha anunciado que mantendrá el veto a la china Huawei, con la que cortará además relaciones

Donald Trump
Donald Trump / Europa Press

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a enredar (más si cabe) la tensión arancelaria y de divisas que enfrenta a su país con China, pero esta ven no lo ha hecho vía Twitter. El líder estadounidense asegura ahora que Estados Unidos "no está listo" para cerrar un acuerdo comercial con el gigante asiático, si bien se ha mostrado abierto a continuar con las negociaciones. "Estamos hablando con China, pero no estamos listos para hacer un trato; veremos qué sucede", aseguraba a los medios de comunicación en la Casa Blanca.

A esto hay que sumar que Trump también ha anunciado que mantendrá el veto a la china Huawei, con la que cortará además relaciones. Su Gobierno ya prohibió vender equipos a firmas estadounidenses escudándose en una supuesta amenaza a la seguridad nacional. Más tarde y tras la cumbre del G20 en Japón, EEUU levantó de forma parcial ese veto. Trump echa así más leña al fuego de las relaciones con Pekín, que ya se han visto afectadas en los últimos días tras anunciar nuevos aranceles del 10% sobre las importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

En represalia a esa medida, el ejecutivo de Xi Jinping detuvo la compra de productos agrícolas estadounidenses, mientras el Banco Central chino permitía que su moneda cayera frente al dólar a su nivel más bajo en once años. Ante la depreciación del yuan, el Departamento del Tesoro de EE.UU. designó el pasado lunes a China como país "manipulador de divisas" y amenazó con tomar acción para acabar con sus "injustas" ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora el organismo internacional advierte de que un aumento del 25% en los aranceles de EE.UU. a las importaciones de productos chinos que aún no han sido castigados podría reducir el crecimiento económico del gigante asiático en 0,8 puntos porcentuales en el próximo año.

El organismo con sede en Washington consideró que estos nuevos gravámenes impulsarían una "fuerte caída" de la demanda y el endurecimiento de las condiciones financieras, lo que causaría "importantes efectos negativos a nivel mundial".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios