Miércoles, 27.03.2019 - 02:23 h
Los más atractivos del mercado

Del Suzuki Jimny al Grand Cherokee: los mejores todoterrenos a partir de 17.000€

Los modelos de cuatro a siete plazas que llevan reductora marcan la diferencia y son capaces de enfrentarse a los terrenos más duros.

Suzuki
El Suzuki Jimny se vende en España desde 17.000 euros con un único motor de gasolina de 102 caballos de potencia y siempre con tracción total.

El hecho de tener marchas reductoras o no marca una de las diferencias fundamentales a la hora de escoger un auténtico todocamino. Su función es disminuir las vueltas del motor para ganar fuerza de empuje en las ruedas que la reciben. De esta forma, está mejor preparado para atravesar rutas abruptas y salvar posibles agujeros o baches. Un recurso que, con el tiempo, se reserva a los 4x4 con más historia en el mercado.

El último en aterrizar en España es el nuevo Jimny, fiel desde 1970 al concepto tradicional de todoterreno que le ha dado su éxito. También se han actualizado este 2018 el Jeep Wrangler o el Toyota Land Cruiser, uno de los nombres de este segmento con más experiencia. Y si hacen falta siete plazas, el SsangYong Rexton, que estrenó generación a principios de año, satisfará esa necesidad.

Suzuki Jimny
Suzuki Jimny

Recién lanzada este otoño, la siguiente generación del Jimny es el todocamino más pequeño del mercado. Apenas mide 3,48 metros de largo -3,65 con la rueda de repuesto-, pero ese tamaño reducido no le resta aptitudes fuera del asfalto. Además de sus 21 centímetros de altura libre al suelo, no hay otro modelo de esta categoría más económico que cuente con reductora.

Suzuki lo vende en España desde 17.000 euros con un único motor de gasolina de 102 caballos de potencia y siempre con tracción total. Se puede optar por cambio manual de cinco marchas -6,8 l/100 Km de consumo medio- u otro automático de cuatro -7,5 l/100 Km-. El nivel de equipamiento más sencillo ya tiene alerta por cambio involuntario de carril, detector de fatiga o control de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico.

1) Suzuki Jimny

SsangYong Rexton
SsanYong Rexton

Al modelo de la marca coreana también le tocó relevo generacional a principios de 2018. Su longitud ha crecido nueve centímetros hasta los 4,85 metros y el volumen de su maletero sube de 641 a 680 litros. A diferencia de su evolución anterior, el Rexton W, ahora se comercializa en versión de cinco plazas además de con siete. Lo que no varía es que las de tracción total conservan la reductora, cada vez menos común en su segmento.

El nuevo Rexton se une exclusivamente a un motor de gasóleo de 181 CV. Para que lleguen a las cuatro ruedas, hay que desembolsar 31.100 euros si se opta por el cambio manual o 45.900 euros en el caso del automático. Todos incluyen el descuento actual. El acabado inicial, llamado Line, comprende cámara de visión trasera, Android Auto y Apple CarPlay, freno de emergencia en ciudad y otras ayudas a la conducción.

Toyota Land Cruiser
Toyota Land Cruiser

El veterano todoterreno nipón recibió su última puesta al día casi al mismo tiempo que el SsangYong. Afectó al frontal, a los pilotos traseros, al diseño de las llantas, a la instrumentación, al salpicadero -integra una pantalla táctil de mayor tamaño y con nuevas funciones- o a ciertos materiales del habitáculo, que aumentan su calidad. Además, se añadieron colores para la carrocería.

El apartado mecánico se mantiene intacto. Toyota sigue apostando por el propulsor diésel de 177 CV, las mismas transmisiones manual y automática de seis velocidades y tracción total con reductora. Tampoco pierde carrocerías: está disponible con una de tres puertas, de 4,39 metros a partir de 38.800 euros, y otra de cinco, de 4,84 desde 43.500 euros. Por 1.700 euros adicionales, en esta última existe la opción de añadirle una tercera fila de asientos.

Jeep Wrangler
Jeep Wrangler

El nuevo Wrangler, a la venta desde 50.000 euros, no se olvida tampoco de la reductora. Combinada con los noventa kilos menos que pesa según Jeep, los 1,2 centímetros que gana de altura libre y los mayores ángulos que forma respecto al suelo, sus aptitudes en superficies difíciles son mejores que nunca. Ventajas presentes tanto en la carrocería de tres puertas como en la de cinco.

Pero el modelo también se ha civilizado. Ahora cuenta con un diferencial central, que permite conducir con mayor comodidad y precisión sobre el asfalto en modo de tracción total. Puede utilizarse independientemente de si se activa o no la reductora, y continúa existiendo la configuración de tracción trasera. El Wrangler se ofrece con dos motores: un Diesel de 200 CV y otro de gasolina de 272, ambos con cambio automático.

Jeep Grand Cherokee
Jeep Grand Cherokee

Sin salir de la gama del fabricante estadounidense, el Grand Cherokee constituye una alternativa más lujosa al Wrangler sin renunciar a la reductora. Tiene cinco plazas, mide 4,83 metros de longitud y su maletero acoge hasta 457 litros de carga. La variedad de propulsores es mayor: dos de gásoleo de 190 y 250 CV, que ya cumplen con la normativa Euro 6d de emisiones, y cuatro de gasolina de entre 286 y 707 CV. Todos llevan transmisión automática de ocho relaciones.

La distancia al suelo de la suspensión alcanza los 25,5 centímetros si se escogen los niveles de equipamiento más altos, en los que es neumática. Para afrontar tramos más duros, existe el Trailhawk, que añade protecciones metálicas para los bajos de la carrocería y neumáticos con kevlar más resistentes. Jeep promociona el Grand Cherokee en noviembre por 41.700 euros con el acabado Laredo, entregando un vehículo usado y financiando con la marca.

Ahora en Portada 

Comentarios