En Francia

Un basurero se quita la vida tras ser despedido por tomar una cerveza

El trabajador había recibido unas cervezas de regalo de un vecino por su trabajo durante el confinamiento. Su cuerpo fue encontrado en el garaje de sus padres.

El caso de un recolector de basura que se quitó la vida tras ser despedido conmociona a Francia.
El caso de un recolector de basura que se quitó la vida tras ser despedido conmociona a Francia.
Canva.

La muerte de un basurero tras ser despedido de la empresa en la que llevaba 26 años está causando mucha polémica en Francia. En el departamento norteño de Calvados, el trabajador de 46 años se quitó la vida después de perder su trabajo: el motivo de su despido fue haberse bebido dos cervezas que le había regalado un vecino de la zona mientras estaba de servicio para agredecerle su trabajo durante el confinamiento.

El hombre fue encontrado muerto en el garaje de la casa de sus padres ubicada en la localidad de Fresne-Camilly. Llevaba puesto su uniforme de trabajo y la carta de despido estaba a sus pies.

Según informa 'BFM TV', durante su servicio se le habría realizado un test de alcoholemia y la víctima presentaba 0,19 gramos de alcohol por litro de sangre. La empresa de recogida de basdura, Coved Environnement, tuvo conocimiento de los hechos y despidió a los empleados que dieron positivo por alcohol.

Jacques Landemaine, alcalde de Fresne-Camilly declaró no comprender que un recolector de basura de su localidad, un trabajador en primera línea durante el confinamiento, sea tratado así. "¿Cómo se puede llegar al punto del suicido porque estamos presionados al máximo y los dueños nos hostigan?", explicó en 'Radio Monte Carlo'.

Por el momento, la empresa que lo empleaba no ha querido responder. La familia del fallecido quiere interponer una denuncia al ser el despido el detonante de la muerte.

Mostrar comentarios