Encontraron cocaína en la vivienda

Una madre mata a su bebé al provocarle quemaduras con agua caliente

La británica Katie Crowder expuso a su hija a agua muy caliente y no la socorrió en una hora. El 65% de su cuerpo sufrió quemaduras.

La pequeña Gracie Crowder "gritó de dolor" durante una hora.
La pequeña Gracie Crowder "gritó de dolor" durante una hora.
Canva.

La británica Katie Crowder ha sido acusada de asesinato tras matar a su bebé de solo 19 meses de una forma cruel: expuso a la pequeña a agua muy caliente y provocó quemaduras mortales en el 65% de su cuerpo.

El suceso tuvo lugar el 6 de marzo en la casa familiar, donde según los abogados de la acusación, Crowder dejó a la pequeña "gritar de dolor", tal y como recoge el diario 'Daily Mirror' tras la celebración de la primera vista del juicio.

Tras lo sucedido, la madre pasó un tiempo limpiando el agua que había dejado la niña por la casa y decidió llevarla a casa de sus padres, ubicada en la misma calle.

El abogado defensor de Crowder indicó que llevó a la niña a la vivienda de sus abuelos al ver que no reaccionaba. "Entró en pánico", explicó. De hecho, cuando llamó a la puerta de sus progenitores gritó "¡Está muerta, está muerta!". La madre de Crowder le preguntó "qué diablos había hecho", a lo que ella respondió lo siguiente: "No lo sé. Me encontré a la niña así".

Una hora sufriendo

La investigación de las autoridades concluyó que la niña había gritado "vigorosamente" de dolor durante una hora. "No fue una muerte repentina. Falleció al cabo de una hora", indicaron. Ese tiempo es el que precisamente se habría pasado Katie "tapando" lo que habría hecho.

Un análisis halló cocaína en la sangre de Crowder horas después del incidente, un dato consistente con que hubiese tomado la droga en la hora anterior a la muerte de la bebé.

Mostrar comentarios