Lunes, 19.11.2018 - 05:00 h
Telediaria

OT gana a la Copa del Rey y rompe con un viejo hábito de la tele en España

TVE ha sellado un acuerdo para compartir la emisión de diez partidos de la Copa del Rey con Gol TV. El primer encuentro que dará la cadena pública será el que disputarán la Cultural Leonesa y el Barça este próximo miércoles 31 de octubre.

Y las alarmas no han tardado en saltar entre los fans de Operación Triunfo, pues este partido comparte parte de franja con el horario habitual de la gala semanal del talent show con Academia. Lo que podía retrasar aún más el comienzo del concurso hasta altas horas de la noche e incluso obligar a mover el programa a otro día.

Pero, finalmente, la cadena pública ha anunciado que OT seguirá en su ubicación habitual y programará el partido en Teledeporte, el canal temático de deporte de la cadena pública. Una decisión lógica, pero que aún no entronca con la mentalidad asentada del consumo televisivo en nuestro país.

En España, aún existe un complejo con las cadenas temáticas. Todo parece que tiene que pasar por el primer canal de los grupos de comunicación, en este caso La 1. Sin embargo, TVE lleva más de una década estructurándose a través de una familia de canales temáticos que enfocan sus contenidos a públicos determinados. Así, el espectador debería ya haber interiorizado que el análisis de la información en directo está en el Canal 24 Horas o el deporte en su pluralidad pasa por Teledeporte, gestado en las Olimpiadas de Barcelona.

Pero este hábitat de frecuencias de TVE con un contenido definido nunca se ha terminado de consolidar, pues siempre se ha priorizado La 1.

Como consecuencia, el propio espectador y hasta los  propios partidos políticos demandan que la primera cadena, por ejemplo, corte su programación para conectar con un acontecimiento informativo aunque ya lo esté dando el Canal 24 Horas o que el deporte rey siempre ocupe su ventana en el prime time de La 1, cuando también existe un canal contenedor para este género.

Se sigue pensando como cuando TVE sólo tenía dos canales. Y ya han pasado treinta años de aquel escenario televisivo. De hecho, ahora estamos en la era de la televisión bajo demanda y nunca se ha diseñado un plan para visibilizar con fuerza el enfoque de todos los canales del grupo. Sólo el infantil Clan se ha entendido porque su público objetivo viene sin hábitos televisivos previos.

Emitir este partido de la Copa del Rey por Teledeporte y no por La 1, recuerda que TVE debe promocionar todos los canales con la misma importancia. Sin infravalorar ninguna de las marcas y definiendo la identidad de la programación de cada una.

La 1 debe ser el gran escaparate generalista, un hervidero de ideas para todos los públicos en donde se complementa la información con la factoría de entretenimiento con aporte, pero el resto de canales no tienen que parecer relleno de contenidos menores. Que el resto de cadenas no de la sensación de ser un cajón desastre de compromisos que La 1 no quiere porque no tienen audiencia. 

En tiempos de sobreinformación y televisión bajo demanda, hay una renovada oportunidad para las cadenas temáticas que aparecieron en los noventa y que, en los nuevos consumos, tienen sentido con una programación pegada a la actualidad. Es el caso de El Canal 24 Horas y Teledeporte. El público debería acudir a ellas para consumir la oferta del género que define el canal. Pero nunca han peleado por ser líderes en su ámbito, porque siempre se han interiorizado como una plataforma menor y no como una atractiva opción que no se siente secundona de nadie. Emitir ahora la Copa del Rey en Teledeporte puede ser un pequeño nuevo empujón para visibilizar más y mejor un canal con historia que estuvo a punto del cierre. Si nadie se arrepiente de esta decisión, claro... que todavía podría pasar.

Ahora en Portada 

Comentarios