Jueves, 16.08.2018 - 18:28 h
Telediaria

TVE, Atresmedia, Mediaset y el histórico reto de crear una plataforma conjunta de TV

La puerta al futuro de la TV que ha abierto 'El Ministerio del Tiempo'
'El Ministerio del Tiempo' ha sido un punto de inflexión a la hora de incorporar la TV en España a los nuevos consumos. Un ejemplo claro de serie que ha crecido en redes

Es un acuerdo histórico. TVE, Atresmedia (Antena 3-La Sexta) y Mediaset (Telecinco-Cuatro) han unido fuerzas para crear una gran plataforma conjunta de contenidos bajo demanda.

Hasta ahora, los tres grandes grupos televisivos de nuestro país han optado por crear portales propios. Así, TVE fue pionera en abrir su videoclub "a la carta", Antena 3 optó por "el modo salón" para, después, reunir su producción bajo la ventana "Atresplayer" y Mediaset apostó por colgar sus programas, series y realities en su "Mi tele".

De esta manera, los tres grandes grupos de televisión llevaban su habitual contienda por las audiencias tradicionales a Internet, donde competían por alzarse como "portal" con más usuarios únicos. Pero el futuro de la televisión no sólo va por la suma de usuarios únicos, sino por la fácil accesibilidad de los contenidos. Y ahí las cadenas españolas suspenden.

Las plataformas de las cadenas generalistas en España no son intuitivas para el consumo televisivo online. De hecho, siguen un diseño más pegado a la tradicional web de entretenimiento que a la experiencia de asistir a un contenido audiovisual.

Los canales, especialmente los operadores privados en abierto, han optado por webs convencionales en las que no siempre es sencillo ver a la primera búsqueda un contenido y -si se consigue ver- el vídeo es paralizado, una y otra vez, por un mismo anuncio que irrumpe en el discurrir del programa sin piedad. Aunque corte de cuajo una trama fundamental de la serie o concurso. Lo que propicia un obstáculo para el visionado, que es contraproducente hasta para el propio anunciante. T es que el spot cae antipático, pues fractura el clímax del contenido que pretende disfrutar el espectador. Y, lo que es peor, ese propio espectador termina desistiendo y abandonando este tipo de plataformas por otras con un interfaz que priorice que el usuario se sienta cómodo.

Ahora las grandes cadenas, TVE, Atresmedia y Mediaset, unen fuerzas porque, por fin, se han percatado de que en un periodo corto de tiempo, que se estipula en tres años, la principal ventana de acceso de contenidos televisivos será el universo bajo demanda.Y para competir con fuerza en el mercado no pueden seguir con su estrategia individual y deben integrar sus contenidos en una única plataforma que será como una nueva "antena" por la que, como siempre, se recibirá la televisión. No habrá que buscar en cada marca, la televisión en abierto española ya estaré reunida bajo una marca que facilitará la experiencia de usuario.

Esta nueva plataforma de la TV en abierto en España estará disponible, en principio, en los televisores con tecnología HbbTV y más adelante a través de un servicio Over The Top (OTT) o, lo que es lo mismo, al estilo de Netflix, HBO, Wuaki o Movistar Plus. Pero, además, como emisoras generalistas, las grandes cadenas deberán cambiar el chip a la hora de crear los programas. Por ejemplo, ya no servirá estirar la duración de una serie para subir la audiencia. Además, las viejas cadenas deberán habituarse a un escenario diferente, en el que se deberá prever desde la gestación de la propia producción de los programas y series una estrategia creativa para hacer atractivo el formato en su distribución online. Porque, en los nuevos consumos televisivos, no basta con lanzar el contenido al vacío de la multitudinaria oferta colgada en el 'bajo demanda': también hay que saber envolver la propuesta con acciones divulgativas y participativas que despierten la curiosidad por tal contenido en su público objetivo.

No sólo basta con subir el contenido a las nuevas plataformas, también hay que saber organizar el contenido en esas plataformas para que no sea invisible. Se abre un nuevo escenario apasionante, en el que la televisión tradicional tendrá dos vidas: la emisión en directo, en los canales tradicionales, y la parrilla que el espectador se construye a su manera gracias a los nuevos dispositivos.

TVE, Atresmedia, Mediaset y el histórico reto de crear una plataforma conjunta de TV

Ahora en portada

Comentarios