Domingo, 19.11.2017 - 17:25 h

Guardia Civil, Policía y CNI buscan las 6.000 urnas y las papeletas del 1-O

Los servicios de Información están intentando conocer en qué lugar o lugares se encuentran las más de 6.000 urnas que afirma tener Puigdemont listas para el 1-O.

La Guardia Civil ya ha encontrado las actas de escrutinio y se pedirán responsabilidades al gerente de la empresa que las ha impreso. Se buscan también las papeletas.

Guardia Civil, Policía y CNI buscan las 6.000 urnas y las papeletas del 1-O

"Haremos todo lo que sea necesario y pertinente para impedir el referéndum". La frase la ha pronunciado Mariano Rajoy este jueves cuando ha anunciado las medidas que ha tomado el Gobierno para intentar anular el proceso independentista. El Ejecutivo trabaja en dos frentes complementarios: el judicial y el policial. En este segundo se incluye una operación para intentar conocer dónde se encuentran las urnas y las papeletas que se van a intentar utilizar para el 1 de octubre. 

Uno de los objetivos del Gobierno es, ahora mismo, tratar de localizar los instrumentos necesarios para poder celebrar el referéndum. El propio Carles Puigdemont reconoció hace unos días que tenían listas más de 6.000 urnas y se sospecha, además, que en algún lugar se tendrán que imprimir (si no se ha hecho ya) las papeletas necesarias para la jornada de votación. Moncloa sabe que si consiguen dar con su localización los independentistas tendrán un problema añadido para cumplir su amenaza de votar el día 1 de octubre.

Fuentes del Gobierno reconocen a Lainformacion.com que los servicios de Información están investigando dónde se encuentran esas urnas y esas papeletas, si es que ya se han impreso o se piensan imprimir en los próximos días. En la operación trabajan agentes de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía y del Centro Nacional de Inteligencia, que tienen orden de comunicar a sus superiores cualquier actividad relacionada con la organización del referéndum.

El propio Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, anunció en público este jueves que ha impartido instrucciones para que las Fiscalías catalanas, con el auxilio de la Policía Judicial (Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d'Esquadra) investiguen cualquier actuación relacionada con el referéndum "al ser indiciariamente constitutivas de los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos al menos". El delito de malversación acarrea pena de prisión.

Tal y como publicó Lainformacion.com, el Ministerio del Interior tiene diseñado un dispositivo en el que se contempla un despliegue especial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con más de 2.000 agentes de la Policía y la Guardia Civil concretado en tres fases. La primera pasaría por incrementar la seguridad en aquellos edificios del Estado en Cataluña ante el riesgo a ser atacados u ocupados por radicales. La segunda pasaría por la retirada de urnas y el cierre, llegado el caso, de centros públicos convertidos en colegios electorales. Y la tercera y última pasaría por una presencia en las calles de unidades antidisturbios para contener posibles disturbios públicos como acampadas al estilo 15-M.

El Gobierno pretende con esta investigación interceptar las urnas antes de que sean distribuidas por los diferentes lugares de votación, evitando así escenas de tensión el mismo 1 de octubre si tienen que retirarlas y confiscarlas.Cuánto cuesta comprar urnas en China

Una de las opciones que maneja el Gobierno central es que Puigdemont pueda haber adquirido esas más de 6.000 urnas en China. Es desde el país asiático de donde el Ejecutivo liderado por Carles Puigdemont podría recibir miles de urnas electorales y hacerlo, además, aprovechándose de unos precios muy reducidos. Comprar urnas de votación en China es relativamente sencillo. Cualquiera lo podría hacer desde su casa. Basta con teclear la web Alibaba y buscar "diseño hábil de la urna de acrílico para la elección". Precio por unidad: 8,58 euros. Multiplicado por 8.000 (la cantidad que licitó la Generalitat) resultaría 68.640 euros. Una cantidad, por tanto, asumible para un empresario y que quedaría muy por debajo de los 184.000 euros que licitó en un principio el Gobierno autonómico. Otra búsqueda que realizó el diario Vilaweb dio con unas urnas que costarían 140.000 euros en total.Incluso, el citado portal chino ofrece cabinas de votación de cartóna un precio de 41,70 euros la unidad. No haría falta, en definitiva, recurrir a un concurso público ni que los poderes públicos autonómicos se comprometieran a desembolsar el dinero.

Ahora en portada

Comentarios