Salud

Cómo funciona la vacuna de Moderna, con un 94,1 % de eficacia

Tiene un funcionamiento similar a la de Pfizer, basado en el ARNm.

08 March 2021, Israel, Meitar: An Israeli medic holds a vial containing the Moderna COVID-19 vaccine during a campaign to vaccinate Palestinian cross-border workers against coronavirus at a vaccination centre opened at the checkpoint of Meitar, a town of Israel's Southern District. Photo: Ilia Yefimovich/dpa 8/3/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN
Una dosis de la vacuna de Moderna.
DPA vía Europa Press

El calendario de vacunación en España corre a toda velocidad y son diferentes viales los que se están inyectando en la población desde que se diera el pistoletazo de salida el pasado mes de diciembre. Una de las vacunas cuyo nombre más ha sonado es la de Moderna, un fabricante con sede en Massachusetts. 

Esta vacuna acaba de entrar, además, en la lista de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud y es la quinta en recibir esta validación después de haber sido revisada por el Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés). Está recomendada por este organismo para personas mayores de 18 años y tras estudiar una mediana de seguimiento de dos meses se ha comprobado que tiene una eficacia del 94,1%. 

Cómo funciona

La vacuna de Moderna, cuyo nombre científico es mRNA-1273, utiliza un sistema similar de otras dosis como la de Pfizer. Está basada en la proteína de espiga que forma el virus del SARS-Cov-2, sobre la cual la vacuna inocula información genética para que las células humanas puedan generar inmunidad. 

Las dosis de Moderna copian el material genético de estas proteínas espiga e inyectan, a través del ARN mensajero, las instrucciones para que las células puedan comenzar a producir las mismas proteínas que las del virus. El sistema inmune responde, entonces, a la presencia de estas proteínas generando anticuerpos y defendiéndose de la infección. En el caso de contagiarse de coronavirus, el organismo será capaz de reconocer el ataque y generará la respuesta inmune correspondiente. 

Una vez inyectada la vacuna, sus partículas chocan contra las células y liberan el ARNm con las instrucciones. Una vez formadas las proteínas, las células son capaces de destruir el ARNm de la dosis inyectada sin que quede rastro alguno en el cuerpo.      

Las dosis de Moderna se proporcionan como una suspensión congelada a -25ºC a -15ºC en un vial multidosis, característica que en un principio complicaba el transporte y reparto de los inyectables. Sin embargo y según el SAGE, los viales se pueden almacenar refrigerados a 2ºC u 8°C hasta 30 días antes de retirar la primera dosis.

Mostrar comentarios