Una receta muy fácil

Cómo preparar un hummus perfecto

Es un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia, Chipre e Israel.

Hummus
Es un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia, Chipre e Israel. / Pixabay

'Hummus' proviene del árabe y significa 'garbanzo' y da nombre un plato muy popular en todo Oriente Medio. Este plato, es una crema de puré de garbanzos que crea una pasta de consistencia media que se puede comer tanto de entrante como de plato principal y está basado en cuatro ingredientes principales: garbanzos, tahini, ajo y zumo de limón. También pueden incorporarse otros ingredientes complementarios bien para aromatizarlo, o bien para modificar el sabor de la receta básica. 

Ingredientes

- 250 gr. de garbanzos.

- 10 gr. de bicarbonato de soda.

- 270 gr. de tahini (pasta de sésamo).

- 4 cucharadas de zumo de limón.

- 4 dientes de ajo.

- 100 ml. de agua muy fría.

- Sal

Preparación

Lava los garbanzos

El día anterior, lava los garbanzos viértelos en un recipiente grande. Cubre este ingrediente con una cantidad de agua fría equivalente a dos veces el volumen de los garbanzos. Deja que se empapen durante toda la noche.

Cocina los garbanzos

El día siguiente seca los garbanzos y colócalos en una cazuela a fuego alto junto al bicarbonato de soda. Cocina durante 3-4 minutos, removiendo constantemente. Añade un litro y medio de agua y lleva a ebullición. Cuece los garbanzos durante 20-60 minutos, limpiando las impurezas que vayan emergiendo a la superficie.

Cuando los garbanzos comiencen a estar tiernos retíralos del fuego y los escúrrelos bien. Reserva el caldo de la cocción y unos cuantos garbanzos que luego podrás utilizar como decoración.

Añade el tahini

En un recipiente, mezcla el tahini, dos dientes de ajo machacados y el zumo de limón. Ve añadiendo un poco de caldo de cocción y removiendo simultáneamente hasta que logres una pasta ligera y suave.

Añade los garbanzos, una pizca de sal y la pasta de tahini con el ajo y el limón a un robot de cocina -también puedes utilizar la batidora de mano-. Tritúralo todo bien hasta que te quede un puré.

A la nevera durante una hora

Vierte el hummus a un recipiente, cúbrelo con film de cocina transparente e introduce en el frigorífico hasta que se enfríe, al menos durante 60 minutos.

Media hora de reposo y listo para comer

Sácalo del frigo al menos 30 minutos antes de ser consumido, sírvelo en un cuenco, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un puñadito de piñones y un poco de perejil fresco picado.

Se suele servir acompañado de porciones de pan de pita que se emplea como elemento para mojar, o de verduras y hortalizas frescas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios