Responsabilidades tras el divorcio

Cuándo y cómo hay que actualizar la pensión de alimentos para los hijos

Tras un divorcio uno de los miembros de la pareja debe abonar una cuantía mensual para la manutención básica de los hijos, incluso si todavía no se han podido emancipar. 

Familia numerosa formada por una madre con tres hijos.
Familia numerosa formada por una madre con tres hijos.
Canva.

Cuando una pareja se divorcia y tiene hijos menores o que continúan viviendo en la casa familiar, uno de los padres debe proporcionar una pensión alimenticia para cubrir los gastos de manutención.

Este suele ser un tema de debate en los acuerdos o juicios que incluso está recogido en el artículo 277 del Código Penal. En caso de que el progenitor no abone este dinero puede implicar consecuencias legales importantes e incluso una condena de prisión.

De hecho, algunos famosos como Brad Pitt o Carlos Baute se han enfrentado a estos juicios por no pagar el dinero correspondiente que se había establecido en el acuerdo del divorcio.

La pensión alimenticia incluye todo lo que resulte indispensable para el sustento, habitación, vestido, educación y gastos de asistencia médica de los hijos. En general, esto se refiere a los gastos básicos del día a día.

Límites, duración y cuantía

Como se mencionaba anteriormente, en este caso entran tanto los hijos menores de edad como aquellos mayores que no se hayan emancipado o carezcan de ingresos propios.

Por tanto su extinción se deberá realizar mediante solicitud cuando se estime que ya no existe una obligación real de pagarla. La cuantía de la pensión de alimentos es variable, ya que suele acordarse en el proceso del divorcio.  Atiende diferentes factores como el tipo de custodia, el número de hijos, el año en curso y la localidad de residencia, entre otros.

Actualización anual de la pensión

La pensión alimenticia debe actualizarse anualmente, normalmente conforme al Índice de Precios de Consumo (IPC). Si el pagador quiere conocer mejor estos cambios puede hacer uso de la calculadora digital del Instituto Nacional de Estadística (INE) donde puede comprobarse la actualización de rentas con el IPC general. 

Además, también puede solicitarse una modificación de esta prestación cuando existe un cambio esencial en las circunstancias familiares, ya que esta pensión se fija en función de los ingresos del progenitor y los gastos aproximados de los hijos.

En los acuerdos de divorcio deben establecerse las bases de actualización, puesto que aunque es una pensión fija no es inalterable. Gracias al IPC, se puede conocer la variación que existe en el coste de vida y con ello es posible reajustar esta ayuda familiar. Igualmente, se pueden establecer otras bases como el cambio del salario, de los ingresos fijos u otras variaciones recogidas en los convenios colectivos.

Cuándo se actualiza

Existen diferentes fórmulas para actualizar la pensión de alimentación, por lo que cada progenitor puede ajustarla a sus necesidades personales en el acuerdo del divorcio.

  • El 1 de enero de cada año puede revisarse la cuantía y circunstancias para cambiarlo si fueran necesario
  • Fecha a fecha, de manera que la actualización debe hacerse anualmente teniendo en cuenta la fecha de la resolución judicial. En este caso hay dos supuestos dependiendo del acuerdo, tanto si es contencioso como si es de mutuo acuerdo o convenio regulador vendrá indicado en la obligación de pago. 
  • Es posible establecer un acuerdo de actualización, también se realizaría de manera anual pero sin fijar desde qué momento concreto.

Las reclamaciones de actualización que no se hayan efectuado tendrán un plazo de prescripción de cinco años, por lo que es importante tenerlo en cuenta de cara a posibles cambios.

Mostrar comentarios