Ya ha sido enviado a Tailandia

Elon Musk crea una cápsula para rescatar a los niños de la cueva de Tailandia

El CEO de SpaceX y Tesla ha puesto a trabajar a sus ingenieros para desarrollar un dispositivo submarino en el que cabe un niño. 

Fotografía de la cápsula de Elon Musk para ayudar a los niños de Tailandia.
La cápsula submarina de Elon Musk. / Twitter.

La capacidad de Elon Musk en términos de innovación no deja de sorprendernos. El multimillonario propietario (entre otras) de empresas punteras en tecnología como SpaceX y Tesla se ha puesto manos a la obra junto a su equipo de ingenieros para desarrollar un dispositivo que ponga fin al drama de los niños tailandeses atrapados en una cueva de Tailandia junto a su entrenador

El pasado 23 de junio, los 12 pequeños que pertenecen a un equipo de fútbol entraron en la cueva junto a su entrenador para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, a pesar de que en la entrada había una señal de "prohibido pasar" debido a que la cueva se suela inundar por las lluvias de los monzones, cuya temporada alta tiene lugar de junio a octubre.

Desde entonces permanecen allí, luchando por sobrevivir mientras un equipo de buceadores internacional trata de sacarlos. Este domingo de procedió al rescate de cuatro de los pequeños y hoy se ha rescatado a otros cuatro, una tarea que también se tornó en tragedia tras el fallecimiento de un buzo de los SEAL la semana pasada después de quedarse sin aire.

Ante este panorama, toda ayuda es necesaria, y ahora llega una de uno de los hombres más visionarios del mundo: Elon Musk. El sudafricano compartió fotos y vídeos en sus redes sociales de una cápsula metálica desarrollada para ayudar a rescatar a los niños atrapados. 

El dispositivo ha sido puesto a prueba en la piscina de un instituto de Los Ángeles y ya ha sido enviado a Tailandia. "Tardará 17 horas en llegar. Espero que sea útil, y sino no lo es, al menos que lo sea en futuras situaciones", publicó el empresario en su perfil de Twitter.

La cápsula está compuesta por un tubo plateado que en un principio estaba destinado a la fabricación de un cohete Falcon 9 de SpaceX. El tubo metálico será lo suficientemente “ligero para ser llevado por dos buceadores, y lo suficientemente pequeño para entrar por estrechos pasadizos”.

El dispositivo cuenta con puertos de oxígeno y un revestimiento para protegerlo de impacto con rocas, y dentro del mismo hay espacio para que entre un niño, tal y como se muestra en el vídeo. 

Con la cápsula en camino, ingenieros de confianza de Musk ya han viajado a Tailandia para evaluar qué tipo de acciones se pueden llevar a cabo para sacar a los pequeños.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios