Miércoles, 24.04.2019 - 08:38 h
Dueño de las firmas de lujo Gucci o Yves Saint Laurent

El rico marido de Salma Hayek que va a donar 100 millones a Notre Dame

El suceso ha conmocionado a toda Francia y uno de los hombres más ricos del país quiere ayudar a salvar la catedral.

François-Henry Pinault
François-Henry Pinault donará 100 millones para la reconstrucción de Notre Dame / EFE

El mundo se paralizó este lunes pasadas las 19.00 horas. En ese momento, la catedral parisina de Notre Dame comenzó a arder por la parte del techo, donde se están haciendo trabajos de rehabilitación del templo, lo que desató un incendio de enormes proporciones que a punto ha estado de destruir por completo el monumento. La aguja central cayó calcinada y dos tercios han sido devorados por las llamas, una tragedia para Francia y para el mundo entero, pues se trata de una de las obras de arte más emblemáticas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha prometido restaurar un templo tan importante para este país y que tantos turistas atrae cada año. Y para ello contará con la ayuda de uno de los hombres más ricos de Francia, François-Henri Pinault, el dueño de uno de los mayores conglomerados de lujo del mundo, el grupo Kering, cuyo valor en bolsa es de más de 67.000 millones de euros actualmente.

Se trata de una compañía que es dueña de algunas de las mejores firmas del mundo, como Gucci, Yves Saint Laurent, la cual este francés de 56 años preside en sucesión de su padre, el fundador François Pinault, que ahora ocupa la presidencia de honor del grupo. Pero no solo por eso es conocido este empresario. Porque quizá su nombre haya salido más veces a la palestra por su esposa, la actriz Salma Hayek, con la que se casó en 2009 y tiene una hija llamada Valentina Paloma. De hecho, la mexicana ha adoptado el apellido de su marido.

Salma se siente una parisina más, por eso este lunes dejó una foto en su Instagram de la destrucción de Notre Dame con la que expresaba su tristeza, con un mensaje escrito en inglés y en francés. Un dolor que comparte con su esposo que no ha dudado en ofrecer al gobierno de Macron con 100 millones de euros para restaurar el templo. Pinault tomó la decisión poco después de que el presidente francés anunciara una recaudación nacional para reconstruir la catedral, un llamamiento al que no solo ha acudido este empresario, pues su mayor rival, Bernard Arnault, propietario del grupo LVMH, ha doblado su oferta y ha puesto en disposición del gobierno 200 millones.

Y es que se trata de dos de las mayores fortunas de Francia. Porque si François-Henri atesora más de 30.000 millones de euros, Arnault le supera con el cuarto puesto en el ranking mundial de fortunas de la revista 'Forbes' con un patrimonio en 2018 de 72.200 millones de euros. Si bien el más mediático de los dos es el primero. Y no solo por Salma.

Un empresario 'celebrity'

Pinault no era un desconocido en el mundo de las celebridades cuando conoció a Salma. Porque muy poco tiempo antes era pareja de una de las mejores modelos de la historia, Linda Evangelista, con quien tuvo un hijo en 2006, llamado August. Si bien en un principio el millonario no reconoció la paternidad del niño, por lo que la modelo lo llevó a los tribunales. 

Este pequeño se lleva tan solo 11 meses con la niña de Salma y François, y es que según el dueño del grupo Kering nació ocho meses después de que la relación entre él y Linda se rompiera, e inmediatamente habría conocido a la actriz. La paternidad de August se mantuvo en secreto hasta 2011, aunque Pinault lo reconoció en 2007 y actualmente está plenamente integrado en su familia y se lleva a las mil maravillas con Valentina, como señaló hace unos años a la revista 'Elle'.

En cualquier caso, su relación con la mexicana tampoco ha estado exenta de polémica, pues a pesar de que la niña nació en 2007, no se casaron hasta dos años después. La pareja anunció su compromiso al poco después, pero en 2008 mandaron un comunicado en el que informaban de la disolución de éste. Pero el hecho de que tuvieran una hija en común no les distanció del todo, lo que ayudó a su reconciliación y a que finalmente se casaran el 14 de febrero, día de los Enamorados, en París.

Esa fue la ceremonia civil, porque la religiosa tuvo lugar el 26 de abril de 2009 en Venecia, en el Palazzo Grassi, perteneciente a la familia de Pinault, pues ese había sido lugar donde la pareja se conoció tres años atrás. Lo más llamativo de ese segundo enlace fue la fiesta del día anterior, un homenaje al carnaval veneciano al que no faltaron estrellas internacionales como Penélope Cruz, íntima amiga de Salma, U2, Gael García Bernal, Luis Miguel, Charlize Theron, Ashley Judd o Prince. Incluso estuvo el que fuera presidente de Francia, Jacques Chirac.

Si bien los rumores acerca de su relación no han cesado en todos estos años. De hecho, a principios de este 2019 volvieron a repetirse los comentarios y noticias acerca de un supuesto divorcio que Salma no dudó en desmentir por enésima vez. Ahora el matrimonio permanece unido ante una de las mayores tragedias del mundo del arte y se ha comprometido a poner parte de su enorme fortuna para revertir la situación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios