Ante la llegada del buen tiempo

Esta es la única marca que podía vender 700.000 vestidos en solo una semana

Las temperaturas van cogiendo fuerza y el cambio de armario se convierte en obligatorio, lo que dispara la venta de prendas estivales

Vestidos
Asos ha vendido 700.000 vestidos en una semana / Pixabay

Con la llegada del buen tiempo también llega un momento clásico de todas las primaveras: el cambio de armario. El paso de la ropa de invierno a la de primavera y verano es uno de los momentos claves de la temporada y que siempre suele saldarse igual: no hay nada del año pasado que nos sirva. Si no nos queda grande o pequeño, está demasiado usado o totalmente pasado de moda. Esto último es lo más habitual y lo que hace que nos volvamos locos comprando ropa nueva para rellenar el hueco de la del año pasado.

Así, el 'fast fashion' o moda rápida pone todo su engranaje en marcha para dar respuesta a la avalancha de compras que se suele dar en cada cambio de temporada. Y cada vez más a través de Internet, ya que el menor tiempo disponible y las mayores posibilidades que se pueden encontrar por la web están impulsando el comercio electrónico. En este caso, en el ámbito de la moda hay un player que es prácticamente imbatible, y es Asos.

El portal de moda británico vendió la pasada semana la friolera de 700.000 vestidos, una cantidad que muestra la magnitud de su negocio, pues no todos los comercios son capaces de dar respuesta a una demanda tan elevada de prendas. La llegada del calor ha propiciado que a las consumidoras les entre la urgencia por tener vestidos nuevos para lucir en las cada vez tardes más largas o fines de semana, y ha sido Asos quien les ha dado la respuesta con 700.000 prendas despachadas en cinco días.

Este dato pone encima de la mesa que, hoy por hoy, este portal no tiene rival en lo que se refiere a la moda online. Fundado en 2000, en estos años ha ido perfeccionando su sistema hasta convertirse en una máquina perfectamente engrasada que despacha ropa a todo el mundo en tiempo récord. Así, el pasado año volvió a aumentar sus ventas, hasta un 30,5%, llegando así a los 1.130 millones de dólares (963 millones de euros) gracias a los 20,2 millones de pedidos atendidos, un 30% más que en 2016.

Porque Asos se ha convertido en una de las webs de cabecera de casi todos los amantes de la moda, gracias a su inabarcable oferta, pues combina su propia marca con otras 850 de ropa y accesorios. Un catálogo interminable que permite a los consumidores hacerse con marcas que no venden en su país y vestirse para múltiples ocasiones, pues tiene tanto ropa casual como deportiva, de fiesta o para eventos. Es más, tiene hasta vestidos de novia. Y en todo tipo de tallas, pues su oferta va desde las más pequeñas a las más grandes.

Así, se ha convertido en un referente de diversidad en la industria, pues ha sido de las primeras en fabricar ropa para todas las mujeres, sin distinción, y por apostar por todo tipo de modelos en su web, de todos los orígenes y formas. Asos ha demostrado que ir un paso por delante al final acaba reflejándose en las cuentas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios