Introdujo el lujo en la pequeña pantalla

'Sexo en Nueva York' cumple 20 años: la serie que catapultó a la moda en la TV

Parece que fue ayer, pero ya han pasado dos décadas desde que la mítica ficción irrumpiese en la televisión convirtiéndose en un total éxito.

Sexo en Nueva York
La serie sigue siendo un mito 20 años después / Cordon Press

Hace 20 años una jovencísima Carrie Bradshaw comenzaba su andadura en Nueva York en un piso diminuto, sin trabajo y sin amigos pero con muchas ganas de comerse el mundo. Y se lo comió. La protagonista de 'Sexo en Nueva York' sigue siendo a día de hoy un icono de estilo y un modelo aspiracional para muchas mujeres, que todavía sueñan con vivir sus aventuras en la Gran Manzana como hizo el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker.

El 6 de junio de 1998 HBO estrenaba la exitosa serie, que tuvo seis temporadas que después se prolongaron con dos películas. Ambas tuvieron una recaudación destacada en taquilla, sobre todo la primera parte. Las aventuras de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda fueron seguidas por millones de espectadores en todo el mundo y desataron un fenómeno fan que perdura a día de hoy.

La más beneficiada de ese éxito fue su protagonista, Sarah Jessica Parker, quien se convirtió en musa de múltiples firmas de moda para después sacar su propia marca de zapatos -es una verdadera adicta a este complemento- y convertirse en productora. El resto de personajes, aunque gozan de popularidad, no han sido tan arrolladores, aunque siguen encandilando al público en otras facetas.

Por ejemplo, Cynthia Nixon, que daba vida a Miranda, está en la puja por convertirse en Gobernadora del Estado de Nueva York, un objetivo para que el su fama tras la serie le sigue siendo útil. Incluso ha diseñado unas camisetas con el lema 'I'm Miranda and I'm voting for Cynthia' que ya son virales y que le pueden alzar con la victoria.

Manolo Blahnik también salió ganando

Pero no solo las actrices siguen de la serie siguen saboreando las mieles del éxito cosechado entonces. La ficción de HBO también sirvió para impulsar numerosas firmas de lujo, que en poco tiempo pasaron a ser las más deseadas por las neoyorkinas. Una de ellas, con ADN español. Si había algo que le gustaba a Carrie -además de Mr.Big- eran los 'manolos', los zapatos de la firma Manolo Blahnik, diseñador de calzado canario.

Aunque la marca ya tenía un sitio en el imperio del lujo, gracias a la obsesión de la protagonista de 'Sexo en Nueva York' se hizo todavía más popular, ya que Carrie fue la primera influencer mundial, y sin darse cuenta. Todo lo que se ponía se convertía en tendencia y se agotaba al instante, sobre todo sus adorados 'manolos'. 

Vivienne Westwood fue otra firma que también se benefició del arrollador éxito de la serie, sobre todo con su primera secuela en el cine, ya que firmaba el vestido de novia de Carrie. Un vestido que se expuso la pasada semana en su boutique de Nueva York para homenajear la serie en su 20º aniversario.

La relación no tan ideal de las actrices

Pero no todo lo que gira alrededor de 'Sexo en Nueva York' es perfecto. Nada más lejos de la realidad. Porque la relación de las actrices no es tan idílica como nos han hecho creer durante todo este tiempo. De hecho, hace unos meses salió a la luz cómo se llevan realmente, y no fue nada agradable.

Aunque todas dicen no aguantarla, es Sarah Jessica Parker quien tiene el mayor enfrentamiento con Kim Catrall, la actriz que daba vida a Samantha. Hace unos meses todo saltó por los aires cuando falleció el hermano de Katrall. Parker le dio sus condolencias a través de Instagram, algo que irritó especialmente a Kim, quien respondió arremetiendo contra ella por querer aprovecharse de una desgracia para sacar partido y quedar de buena amiga, cuando era una "hipócrita".

Este enfrentamiento entre las dos se remontaría, según los medios estadounidenses, a la segunda temporada de la serie, cuando Parker se convirtió en productora ejecutiva, lo que elevó considerablemente su salario. Esto despertó los celos de Catrall, quien también habría pedido más dinero, como su compañera, algo que nunca le concedieron y las distanció definitivamente. De hecho, este también es uno de los motivos de que finalmente no vaya a haber una tercera parte de la película.

En cualquier caso, ni esta enemistad podrá emborronar el éxito y el furor que sigue causando a día de hoy 'Sexo en Nueva York', que sigue siendo un reclamo turístico para la ciudad de los rascacielos. Las calles, cafeterías y tiendas en las que se rodó la célebre serie son hoy lugares de peregrinaje para sus admiradores, pero el punto más visitado es la casa de Carrie. Hay visitas guiadas por todos estos lugares emblemáticos que muestran a los turistas cómo es ese Nueva York que Carrie y sus amigas pusieron de moda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios